fbpx

Maduro suspende el diálogo con la oposición por su apoyo al embargo de EE.UU

Venezuelan President Nicolas Maduro (C), and his wife, Cilia Flores (L), during an act of government in Caracas, Venezuela

EFE

Escucha este artículo


Read in english: Maduro suspends dialogue with opposition over its support for US embargo

Presidente de Venezuela, Nicolás Maduro (Centro), y su esposa, Cilia Flores (Izq.), durante un acto gubernamental en Caracas, Venezuela, 7 de agosto, 2019. EPA-EFE/MIRAFLORES PRESS

El presidente de Venezuela anunció el miércoles que su gobierno suspendería las conversaciones programadas con la oposición porque su líder había mostrado apoyo al embargo económico total impuesto por Estados Unidos al país sudamericano.

Según una declaración del gobierno, Nicolás Maduro ordenó a su delegación que no viajara a Barbados, donde las conversaciones se llevaban a cabo bajo los auspicios de Noruega, a la luz del respaldo del líder de la oposición, Juan Guaidó, a la nueva ronda de sanciones estadounidenses.

"El presidente Maduro decidió no enviar a la delegación venezolana en esta ocasión debido a la agresión grave y brutal perpetrada de manera continua y astuta por la administración Trump contra Venezuela", se lee en el comunicado, publicado en Twitter por el ministro de Comunicaciones, Jorge Rodríguez. 

"Nosotros, los venezolanos, hemos notado con profunda indignación que el jefe de la delegación de la oposición, Juan Guaidó, elogia, promueve y apoya estas acciones dañinas", agregó el comunicado.

Dijo que la delegación de la oposición venezolana nombrada por Guaidó, quien ha sido reconocido como presidente interino del país por más de 50 naciones, ya se encuentra en Barbados.

Las reuniones entre el régimen bolivariano y la oposición estaban programadas para el jueves y el viernes. Ésta debía ser la tercera ronda de conversaciones en la isla.

El lunes, el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, dijo en una carta al Congreso que estaba emitiendo una orden ejecutiva que congela todos los activos del gobierno venezolano y las entidades vinculadas y prohíbe la mayoría de las transacciones económicas con ellos, permitiendo solo excepciones en la prestación de ayuda humanitaria y para funcionarios de negocios realizados por el gobierno federal.

Lea también: Maduro dice que ex líderes prófugos de las FARC son 'bienvenidos' en Venezuela

El último movimiento de los Estados Unidos puede verse como una escalada de medidas que buscan debilitar aún más al gobierno liderado por Maduro, ya que la nación caribeña rica en petróleo continúa enfrentando una caótica crisis política y económica, mientras intenta reforzar el poder de Guaido, siguiendo los pasos de las sanciones que Washington ya había impuesto a Caracas a principios de año.

Guaidó había dicho previamente que desea continuar el proceso de diálogo con el partido gobernante a pesar de las dudas expresadas por algunos de sus aliados internacionales.

El líder de la oposición, después de escuchar la posición del Asesor de Seguridad Nacional de Estados Unidos, John Bolton, con respecto a las conversaciones patrocinadas por Noruega, reconoció que entendió "el escepticismo mostrado no solo por el Embajador Bolton", sino también por otros aliados.

Admitió que el canciller peruano, Néstor Popolizio, y los miembros del llamado Grupo de Contacto Internacional también habían expresado sus reservas sobre este proceso.

Guaidó insistió en que la estrategia para lograr "el cese de la usurpación", en otras palabras, la salida de Maduro del poder, había sido propuesta por "nosotros los venezolanos" y dijo que contaba con "el apoyo del mundo".
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…