fbpx

Evo Morales arremete contra la oposición

El mandatario boliviano afirmó que “para desconocer el voto del pueblo, especialmente del campo, se han juntado vendepatrias y golpistas”.

Evo Morales en conferencia de prensa.

Evo Morales en conferencia de prensa. / Foto: Presidencia Bolivia

LatinAmerican Post | Marcela Peñaloza

Escucha este artículo


Read in english: Evo Morales attacks the opposition

Las elecciones presidenciales en Bolivia han generado escepticismo sobre la veracidad del conteo de votos. Después de que el domingo 20 de octubre se suspendieran los boletines sobre las mesas escrutadas, el Tribunal Supremo Electoral de Bolivia informó el lunes 21 de octubre que Evo Morales ganó las presidenciales con el 46,03%. Según los resultados emitidos por el TSE, el opositor Carlos Mesa obtuvo 37,35% de los votos.

La diferencia de más de 10 puntos entre ambos candidatos le da la victoria a Morales, lo que ha encendido las alarmas sobre la posible corrupción en las votaciones. Esto porque al momento de la suspensión la ventaja era solo de 7 puntos, lo que habría implicado una segunda vuelta. La oposición, encabezada por Mesa, y la Coordinadora de defensa de la democracia, conformada por los representantes de los partidos políticos democráticos, comités cívicos y el comité nacional de la defensa de la democracia (CONADE), han denunciado que las elecciones fueron un fraude.

Mesa, de hecho, se reunió con embajadores de la Unión Europea y observadores de las elecciones y les explicó sus argumentos sobre los cuestionables resultados. 

Lea también: Golpe de estado en Bolivia es anunciado por Evo Morales

Por el momento, Mesa ha anunciado que se mantendrán las manifestaciones pacíficas para exigir la ejecución de la segunda vuelta. El opositor pide que esta se lleve a cabo de manera imparcial e independiente. 

 

 

Ante las denuncias de la oposición, Morales ha acusado a la Coordinadora de defensa de la democracia y a los opositores de ser aliados de dictadores y de juntarse con vendepatrias y golpistas. 

 

 

Además, también por medio de su cuenta de Twitter, Evo Morales ha dicho esta es “la cuarta elección consecutiva que ganamos democráticamente”. Sin embargo, no todo el pueblo está de acuerdo con Morales, por lo que se han tomado las calles de Bolivia para expresar su descontento. 

 

 

Las denuncias y la interrupción de los resultados han producido que la OEA vaya a auditar las elecciones con el fin de comprobar si en efecto hubo o no fraude.  

 

 

Por el momento no hay certeza sobre si se celebrará la segunda vuelta. 

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…