fbpx

Lo que debe saber sobre el síndrome de ovario poliquístico

El síndrome de ovario poliquístico se ha tratado, durante mucho tiempo, con píldoras anticonceptivas, pero otros tratamientos promueven un cambio en el estilo de vida.

Mujer de pie cerca de un bosque.

Mujer de pie cerca de un bosque. / Foto: Pixabay - Imagen de referencia

LatinAmerican Post | Ana María Betancourt

Escucha este artículo


Read in english: What you need to know about polycystic ovary syndrome

El síndrome de ovario poliquístico (PCOS) es una patología presente en 1 de cada 10 mujeres , que afecta su vida cotidiana porque cambia cosas como la piel (acné), el cabello (pérdida de cabello), la ovulación (amenorrea o períodos menstruales irregulares), el vello corporal ( hirsutismo),el metabolismo (obesidad, aumento de peso, grasa corporal), funciones digestivas (estreñimiento o hinchazón) y estado de ánimo (ansiedad o depresión).

Como dice Jaime Villamil, ginecólogo y endocrinólogo, "el síndrome de ovario poliquístico no está bien nombrado porque muchas mujeres con esta patología pueden no tener quistes ováricos y aún así ser diagnosticadas con la enfermedad". El PCOS es un trastorno endocrino metabólico desarrollado cuando la mujer es un feto en el útero de su madre y la acompañará toda su vida.

El síndrome se puede diagnosticar si una mujer tiene, al menos, dos de estos síntomas: hiperandrogenismo (una cantidad excesiva de hormonas masculinas), períodos irregulares o amenorrea (ausencia del período menstrual), quistes ováricos, obesidad o resistencia a la insulina. La sintomatología determina el tipo de PCOS que tiene la mujer, ya que no es la misma para todas.

María Cajo, una dietista, dice que hay tres tipos más comunes de PCOS:

"1. Períodos menstruales irregulares, grasa abdominal, sobrepeso, hirsutismo ligero y acné.

2. Períodos menstruales irregulares, baja grasa corporal, estrés, alta tasa de ejercicio, baja libido, mala calidad del sueño, baja ingesta de calorías, hirsutismo y acné.

3. Períodos menstruales irregulares, sobrepeso o bajo peso, estrés, fatiga, enfermedades digestivas, hirsutismo y acné ".

Lea también: Menstruación: sangre sucia y aterradora

Los ginecólogos generalmente recomiendan un tratamiento anticonceptivo , a menos que la mujer quiera quedar embarazada y tener un bebé, en este caso recomiendan medicamentos que estimulan la ovulación (por ejemplo, el inositol ).

La función de las píldoras es evitar la ovulación y regular el hiperandrogenismo con las hormonas sintéticas que proporcionan. Sin embargo, si la mujer deja de tomar su píldora, el problema seguirá ahí, continuará teniendo períodos irregulares e hiperandrogenismo, porque no está ovulando.

Tallene Kalaygian, una dietista especializada en PCOS, propone un tratamiento basado en una nutrición rica en proteínas y fibra, ingesta moderada de carbohidratos y sin gluten ni lácteos . Esto también se acompaña de una rutina de ejercicios de resistencia y fuerza, en lugar de ejercicios cardiovasculares largos. Dependiendo de la mujer, ella recomienda a veces la ingesta de Ovasitol , porque este medicamento controla el hiperandrogenismo y estimula la ovulación.

Cada PCOS es diferente, por lo que no puede ser el mismo tratamiento para todas las mujeres , lo importante es buscar lo que el cuerpo necesita y el bienestar para que las mujeres puedan entender cómo vivir con esta afección que a veces les acompaña toda la vida.