fbpx

Las mujeres que llevaron al hombre a la luna

El lunes 24 de febrero, Katherine Johnson murió a los 101 años. Formó parte de West Area Computers, un grupo de matemáticos clave para la NASA.

Astronauta parado en la luna al lado de la bandera de Estados Unidos.

Conoce a las mujeres detrás de la llegada de la luna. / Foto: Unsplash

The Woman Post | Luisa Fernanda Báez Toro

Escucha este artículo


Read in english: Who were the women behind man's arrival to the moon?

El lunes de la semana pasada, la NASA anunció la muerte de Johnson. Como se lee en el Verge, entre sus muchos logros, completó el análisis de trayectoria del vuelo suborbital de 1961 de Alan Shepard, que fue la primera vez que Estados Unidos envió un humano al espacio.

"La Sra. Johnson ayudó a nuestra nación a ampliar las fronteras del espacio, incluso cuando ella hizo grandes avances que también abrieron puertas para mujeres y personas de color ", dijo el administrador de la NASA Jim Bridenstine en un comunicado. "Su dedicación y habilidad como matemática ayudó a poner a los humanos en la Luna y, antes de eso, hizo posible que nuestros astronautas dieran los primeros pasos en el espacio que ahora seguimos en un viaje a Marte".

Las computadoras del área oeste

Según lo leído en el Instituto Americano de Física (AIP), las Computadoras del Área Oeste fueron las matemáticas afroamericanas que trabajaron como computadoras humanas en el Centro de Investigación Langley de NACA (predecesor de la NASA) desde 1943 hasta 1958.

Estas mujeres eran un subconjunto de los cientos de mujeres matemáticas que comenzaron carreras en investigación aeronáutica durante la Segunda Guerra Mundial, pero el éxito del grupo dependió en gran medida de los logros de sus miembros negros.

Según AIP, el Centro de Investigación Langley de la NASA comenzó a contratar mujeres como computadoras a partir de la década de 1930 y especialmente durante la Segunda Guerra Mundial, cuando los hombres estaban siendo reclutados o se ofrecían como voluntarios para la guerra, y las industrias tuvieron que abrir sus puertas temporalmente a mujeres y personas de color. Muchas de estas mujeres provenían de HBCU cercanas, como la Universidad de Hampton y la Universidad Estatal de Virginia.

Trabajaron, comieron e incluso usaron el baño en instalaciones segregadas en el área oeste de Langley, y las instalaciones estaban tan segregadas que las computadoras blancas a menudo ni siquiera se daban cuenta de la presencia de las computadoras del área oeste.

El trabajo de Katherine Johnson no fue reconocido en gran medida hasta 2015, cuando recibió la Medalla Presidencial de la Libertad, el más alto honor otorgado a los civiles, por el presidente Barack Obama. Además, en 2016 se lanzó "Hidden Figures", una representación cinematográfica de los logros de Johnson y sus compañeras de trabajo totalmente negras.

Entre estas mujeres, el trabajo de Dorothy Vaughan también fue reconocido. Nació el 20 de septiembre de 1910 y murió el 10 de noviembre de 2008. Como se leyó en Brittanica, fue la primera gerente afroamericana en el Comité Asesor Nacional de Aeronáutica (NACA), que luego se convirtió en parte de la NASA. Vaughan fue promovida para dirigir West Computers en 1949 y se convirtió en la primera supervisora negra de NACA y una de sus pocas supervisoras.

Lea también: La perfección a través de la diversidad.

Permaneció allí hasta 1958, cuando NACA se incorporó a la recién creada NASA, las instalaciones segregadas se cerraron y Vaughan, con muchos otros equipos de West, se unió a la División de Análisis y Computación de la NASA, un grupo formado por hombres y mujeres de todas las razas.

Finalmente, tenemos que hablar sobre Mary Jackson , matemática estadounidense e ingeniera aeroespacial que en 1958 se convirtió en la primera ingeniera afroamericana en trabajar en la Administración Nacional de Aeronáutica y del Espacio (NASA).

A pesar de las primeras promociones, a Jackson se le negaron puestos de nivel gerencial, y en 1979 dejó la ingeniería para convertirse en la administradora del programa de mujeres en la NASA. En ese puesto, buscó mejorar las oportunidades para todas las mujeres en la organización y luego se retiró en 1985.

 

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…