fbpx

¿Qué pasará con la economía después del COVID-19?

Empresario en una crisis financiera debido al brote de coronavirus

Es incierto el destino que tendrá la economía cuando la sociedad pueda volver a la normalidad. / Foto: Rawpixel

LatinAmerican Post | Juliana Suárez

Escucha este artículo


Read in english: What will happen to the economy after COVID-19?

El coronavirus y el resultado por la cuarentena dejarán altas tasas de desempleo y grandes afectaciones en la economía en todo el mundo

La vida en cuarentena tendrá repercusiones económicas que desde ya se están comenzando a ver y los gobiernos están tratando de frenar su impacto con distintas estrategias. Mientras tanto, las naciones se han visto obligadas a improvisar mientras intentan que la emergencia sanitaria no continúe aumentando. Sin embargo, en un mundo donde el capitalismo y el consumismo priman, enfrentarse a una economía detenida casi en un 100% es un gran riesgo.

Por su parte, América Latina se enfrenta a esta crisis teniendo unas economías inestables, lo que significa que es probable que no solo aumente el desempleo, sino que esto hará que millones de personas hagan parte de los índices de pobreza, que de por sí ya son altos en la mayoría de los países de la región. Según la CEPAL, Comisión Económica para América Latina y el Caribe de la ONU, debido al coronavirus, se acerca una recesión global que llevará al decrecimiento del PIB en la región.

Este “cierre” temporal de la economía ha obligado a los países a centrarse en lo regional y lo nacional. Según Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de la CEPAL en entrevista para BBC, lo que se viene no es comparable con la crisis económica del 2008 ni ninguna que haya vivido América Latina. 

Será “mucho mayor porque se nos avecina una recesión profunda que seguramente tendrá un costo de dos dígitos en los próximos dos trimestres de la economía”, dijo. Previo a la crisis, la Cepal había estimado un crecimiento de 1.3% en la región para este año, pero ahora están calculando un decrecimiento de 1.8%. Esto impactaría la vida cotidiana de millones de ciudadanos de los países, especialmente en aspectos como el desempleo.

Lea también: ¿Por qué la pandemia afecta la bolsa de valores?

Las industrias como la hotelera y turística, incluyendo las aerolíneas, son las más afectadas pues la principal medida a nivel mundial ha sido frenar los viajes para evitar más propagación del virus. Igualmente, según el McKinsey Global Report del London Business School, otros de los sectores más afectados por el coronavirus han sido: el de los hidrocarburos, el automotiz, los productos de consumo, los productos electrónicos y el sector de entretenimiento y restaurantes. Algunos de ellos tendrán la capacidad de resiliencia que permitirá que una vez pasada la crisis vuelvan a crecer, mientras que otros tardarán más tiempo en recuperarse.

Mientras los países y las compañías comienzan a adaptarse, el daño se comienza a ver no solo en la región sino en todo el mundo. Este daño se comenzará a ver a nivel de las compañías pero desde el comienzo ya los primeros afectados son los trabajadores y las familias del común. Asimismo, la forma de consumo va a cambiar tanto por la incertidumbre como por el aumento de desempleo, por lo que se van a dejar de hacer ciertas actividades mientras se empieza a priorizar gastos.

Uno de los casos de mayor impacto en la región ha sido el de los migrantes venezolanos, especialmente en Colombia. Este es un país que de por sí tendría problemas con una crisis económica de esta magnitud dados los altos índices de trabajo informal y desempleo, pero el éxodo masivo desde Venezuela ha dejado a cientos de miles de venezolanos viviendo de manera irregular en el país vecino.

Lea también Argentina: 4 millones de personas viven en condiciones precarias

Ahora, con el detenimiento de la economía por la cuarentena obligatoria, estas personas han sido algunos de los más afectados pues los que trabajaban lo hacían en entornos informales que actualmente no están funcionando. Siendo así, muchos de ellos están en alto riesgo de estar al lado de la línea de pobreza extrema al no tener hogar, empleo ni las necesidad básicas suplidas.

Pero esto no solo está sucediendo en países en América Latina, la superpotencial económica mundial, Estados Unidos, también está viendo las consecuencias económicas en una crisis sanitaria que apenas está llegando a su auge. En el país que tiene más de 550 mil casos y 22 mil víctimas mortales, los empleos ya se empiezan a ver afectados. No solo el desplome de la bolsa principal del mundo, Wall Street, sino los cierres de algunos estados han llevado a que más de 10 millones de estadounidenses pierdan sus empleos. Este alto número ha ascendido en tan solo dos semanas, excediendo las estimaciones de que afectaría entre 4.5 y 5.5 millones.

Según Bárcena, “hay una expectativa de que esta crisis sea temporal, de que dure alrededor de seis meses. Ojalá y así sea. Pero la verdad es que hay aspectos de la economía que, efectivamente, van a ser muy difíciles de recuperar”. Por ello, una vez pasada la crisis será importante repensar la economía global así como la regional, pues en este momento dependía en una gran porción de las exportaciones e importaciones con Estados Unidos, China y la Unión Europea, los tres más afectados por el Coronavirus.

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…