fbpx

El incendio en Chernóbil fue controlado

Después de casi 10 días de un incendio cerca a la planta nuclear de Chernóbil, las autoridades pudieron apagarlo e impedir el avance de la radiación. 

LatinamericanPost| Juliana Suárez

Escucha este artículo


Read in english: The fire in Chernobyl was controlled

Durante días, las autoridades ucranianas se vieron en apuros por la necesidad de apagar el “fuego abierto” que amenazaba con llegar hasta la central nuclear de Chernóbil, lugar donde sucedió el peor desastre nuclear de la historia, en 1986. 

El riesgo de que el fuego llegara hasta ese punto, es que allí se encuentran protegidos los desechos más peligrosos de la central. Y según organizaciones de turismo y Greenpeace en su rama rusa, los incendios llegaron hasta 1.5km de distancia de la central. De acuerdo con la organización medioambiental en diálogo con AFP, el mayor incendio alcanzó a cubrir 34.000 hectáreas y el segundo llegó a alcanzar 12.000 hectáreas.

Además de la tragedia ambiental que hubiera significado la reactivación de esos desechos peligrosos y las consecuencias en salud para los habitantes cercanos, también hubiera podido a llegar a ser un golpe económico fuerte. Este sector se ha convertido con los años en un foco de turismo que ha ayudado a muchos ciudadanos y empresas a crecer en un país donde el turismo no es uno  de sus fuertes. De acuerdo con BBC, en el 2018 visitaron Chernóbil 70.000 turistas, número que aumentó en 2019 gracias al lanzamiento de la miniserie de HBO sobre el desastre nuclear.

Lea también: Economistas justifican las medidas de EEUU contra el coronavirus

La preocupación fue aumentando con el paso de los días pues desde aproximadamente el 4 de abril había iniciado el incendio y aún no se había controlado. En los días previos a lograr apagarlo el humo ya estaba llegando a las ciudades, por lo que las autoridades pidieron que se evitara 100 por ciento la salida de los hogares ya que temían que llegara la radiación. Esto, pues en las zonas aledañas a la central, donde aún no alcanzaba a haber habitantes, la radiación llegó a ser 16 veces más fuerte de lo normal.

Finalmente, el fuego fue controlado gracias a 500 oficiales que estuvieron a disposición y a las fuertes lluvias que ayudaron a sofocarlo. Aún quedan pequeños fuegos activos y permanece el humo en un amplio rango de dispersión.

Sin embargo, se ha criticado fuertemente el accionar de las autoridades pues presuntamente se había advertido en los primeros días sobre el aumento del fuego mientras las autoridades aseguraban que estaba contenido. El gobierno ha cambiado sus declaraciones y se ha tenido que retractar algunas veces desde que comenzaron los incendios, por lo que se les ha acusado de mentir y encubrir la magnitud del peligro.

Aunque no hay claridad sobre lo que pudo haber iniciado el incendio, parece ser que un hombre había comenzado a quemar pasto y hierba seca a los alrededores sin las medidas de seguridad pertinentes. Según parece, esta persona había violado el radio de 30 km en el que no se puede permanecer y había comenzado la quema a menos de esa distancia de la planta nuclear. Según el ministerio del Interior, ya se está investigando a un sospechoso, un hombre de 27 años.