fbpx

Purificadores de aire: ¿por qué son importantes para tu hogar?

Limpiar el aire de partículas contaminantes y alergénicas así como de malos olores es posible con el buen uso de un purificador de aire.

Purificador de aire en funcionamiento.

Todo lo que debes saber sobre los purificadores de aire. / Foto: Pexels

LatinamericanPost| Juan Manuel Bacallado

Escucha este artículo


Read in english: Air purifiers: why are they important for your home?

El mercado de purificadores de aire crece continuamente, en el 2016 las ventas eran de 4,10 mil millones de dólares, mientras que se estima para el 2025 un ingreso de 11,4 mil millones de dólares, de acuerdo con los reseñado en ACR Latinoamérica, este aumento tiene como causa principal la contaminación creciente del aire a nivel global, en la región latinoamericana, países como Perú y Chile se encuentran en los puestos 33 y 35 de países con el aire más contaminado del mundo, según el ranking de IQ Air, mientras que México, Colombia y Argentina están de 48, 64 y 65, todos con un aire moderadamente contaminado.

 

 

A pesar de que este aire contaminado se encuentra principalmente en ciudades industriales y con alta población, como por ejemplo Ciudad de México, Santiago de Chile o Medellín en Colombia, muchas partículas tóxicas se acumulan en áreas sin suficiente ventilación como hogares y oficinas, acumulando compuestos provenientes de la quema de combustibles y productos químicos provenientes de procesos industriales, polen, polvo, ácaros, pelos de mascotas y hasta virus, según Profesional Review. Por esta razón, es necesario mejorar considerablemente la calidad del aire a través de los purificadores de aire.

Te puede interesar: ¿Cuáles son las ciudades latinoamericanas con el aire más limpio y con el más contaminado?

¿En qué consiste?

Los purificadores de aire son dispositivos que son empleados en partes estratégicas de una casa. Estos absorben por medio de un ventilador el aire alrededor y lo pasan por un proceso de filtrado -que puede variar según el sistema usado por el fabricante- para luego devolver el aire limpio al exterior. La clave de la funcionalidad de un purificador consiste en el tipo de filtrado, volumen de espacio, potencia y ruido generado, este último factor está dirigido principalmente a comodidad, de acuerdo con Xataka.

 

 

Tipo de filtro

En cuanto al tipo de filtrado, se refiere a la calidad del filtro y si tiene algunos extras, un buen purificador de aire debe disponer de un filtro HEPA (High Efficiency Particulate Air​) y no de “tipo HEPA”, puesto que esta categoría significa que cumple con los estándares necesarios para filtrar con un 99,97 % de eficiencia las partículas superiores a 0,3 micras, lo que equivale a 0,003 milímetros de tamaño. Por su parte, los filtros de “tipo HEPA” pueden no cumplir los estándares y aprovechar el nombre con fines de “marketing”.

La clase de filtro HEPA también puede variar la eficiencia del filtrado, el menor estándar es el H10, que indica la filtración de más del 85%, mientras que el máximo estándar U17 filtra el 99,99%. Por otro lado, hay purificadores de aire que añaden filtros de otros tipos aparte del HEPA, como los filtros de carbón activo, de olor o luz ultravioleta, mejorando la absorción de químicos y gases así como la eliminación de bacterias. Cabe destacar, que cualquiera que sea el filtro, será necesario su reemplazo cada cierto periodo de tiempo según indique el fabricante.

 

 

Espacio de filtrado

El volumen de espacio está relacionado al tamaño del área para la que el purificador de aire está diseñado para trabajar, este dato lo suministra el fabricante y debe tomarse en cuenta antes de adquirirlo, pues debe ser capaz de filtrar el aire para el espacio que tiene pensado usarse, ya sea una habitación, una sala o una oficina. Para ello debe medirse la superficie y altura del lugar para después multiplicar el número y conocer los metros cuadrados de la estancia.

Leer también: ¿Cuánto estás contaminando el aire de tu oficina solo por existir?

Potencia y sonido

En el caso de la potencia, es la cantidad de aire que puede filtrar por minuto, por lo que mientras más grande sea el lugar, mayor potencia requerirá el purificador. Este dato debe tomarse con importancia, ya que si no dispone de la potencia necesaria, el purificador trabajará más tiempo de lo debido y acortará su vida útil, de igual forma, este dato es suministrado por el fabricante.

El sonido es ideal si va a utilizarse en habitaciones, ya que este podría funcionar durante la noche o simplemente estará ubicado en un espacio donde se necesita concentración, lo ideal según Xataka es que emita un ruido menor al de 30 dB, para tener una noción, una nevera en óptimas condiciones genera un ruido de entre 30 y 50 dB.

Cuidado con el ozono

Muchos purificadores de aire incluyen sistemas ozono, sin embargo, IQ Air explica que esto es peligroso, ya que emiten partículas ultrafinas de ozono en el aire, que al no ser un espacio suficientemente ventilado, incrementa la presencia de ozono a un nivel dañino que puede provocar enfermedades cardiacas o respiratorias como el asma, los mismo sucede con los ionizadores de aire.

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…