fbpx

Reseña: Dead to me de Netflix

Acá nuestras primeras impresiones de la segunda temporada de esta serie de comedia negra original de Netflix

Fotograma del tráiler de la serie 'Dead to me'

Te contamos por qué debes ver 'Dead to me'. / Foto: youtube.com/Netflix

LatinamericanPost| Juliana Rodriguez Pabón

Escucha este artículo


Read in english: Review of Netflix's Dead to me

Este mes fue estrenada en la plataforma de streaming la segunda temporada de Dead to me. Se trata de una comedia negra en la que dos mujeres se hacen amigas sin saber que una ha asesinado al esposo de la otra. Si bien parece un argumento oscuro, Dead to me es una comedia. Con el mismo formato de otros originales de Netflix, como Grace y Frankie, en la que dos mujeres se hacen amigas después de que sus esposos las han dejado, Dead to me hace reír con lo absurdo de esta extraña amistad entre dos mujeres. También es una serie de crimen, pues ocurren asesinatos tanto al principio como al final de la primera temporada.

La primera temporada tuvo buenas críticas a pesar de lo oscura que puede llegar a hacer. Netflix ha lanzado, entonces, la segunda temporada. Acá todo lo que deberías saber sobre ella.

 

 

Sobre Dead to me

Dead to me, o Muertos para mí, como la traducen para América Latina, es una historia creada por la comediante y escritora Liz Feldman y está producida por Will Ferrell y Adam Mckay. Está protagonizada, además, por Christina Applegate (Married... with children, Bad Moms) y Linda Cardellini (Freaks and Geeks, Scooby Doo), dos actrices que con su interpretación dan un aire de comedia pero también de desespero.

Se trata de dos mujeres en luto que se hacen amigas en el grupo de apoyo de terapia de duelo. Una de ella, Jen, interpretada por Applegate, es una madre de dos hijos, vendedora estrella de bienes raíces, millonaria, con problemas de ira, obsesiva y justiciera, que llora la muerte de su esposo que ha sido atropellado en la noche y abandonado por quienes lo atropellaron. Jen emprende una búsqueda obsesiva del culpable. Por otro lado, Judy, interpretada por Cardellini, es una mujer espiritual y optimista que, veremos, oculta un oscuro secreto.

En la primera temporada vimos la historia tomar giros inesperados y retorcerse, hacer piruetas. Mientras veíamos a estas dos mujeres pendiendo de un hilo pero haciéndose amigas y defendiéndose una a la otra del resto del mundo, también veíamos a Judy carcomerse de culpa por haber ocultado un secreto con el que ya no puede cargar más. 

Lea también: Todo sobre 'Ema', lo nuevo de Pablo Larraín

¿De qué va la segunda temporada?

El éxito de Dead to me, además de ser una comedia negra que nos permite reírnos de lo que no deberíamos, reside en que capítulo a capítulo vemos a las protagonistas a punto de ser descubiertas. Este tono de urgencia y de borde del abismo se mantiene también en la segunda temporada, en la que será Jen quien guarda un secreto y a quien vemos muriéndose de culpa. Entre las dos intentarán ocultar este amargo crimen que una de ellas ha cometido y veremos con cada entrega cómo están a punto de ser descubiertas y luego se salvan en el último minuto. Dead to me no da descanso, pues mientras todo esto pasa y una intriga nueva se abre a cada capítulo, también nos veremos riéndonos del absurdo y sin sentido humor de la serie, grosero y negro.

Es una serie que no aguanta todas las sensibilidades pero que se siente actualizada y moderna y que tiene al espectador al borde de la silla al tiempo que se rie de las locuras de estas dos mujeres. Recomendada para estos tiempos de cuarentena y entretenimiento en casa.

 

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…