fbpx

Todo lo que necesitas saber sobre los Warren

El matrimonio Warren es quizás el equipo paranormal más conocido en el mundo gracias al apoyo del cine a través de todas estas películas.

Ed y Lorraine Warren

La famosa pareja de investigadores paranormales aún sigue siendo popular a través de las películas que inspiraron. / Foto: openroadmedia.com

LatinamericanPost| Juan Manuel Bacallado

Escucha este artículo


Read in english: Everything you need to know about the Warrens

Para cualquier interesado en películas de terror y suspenso, Ed y Lorraine Warren son una pareja más que conocida debido a la influencia que generó su trabajo como material para el cine hollywoodense. Esta pareja estadounidense se especializó en la investigación paranormal desde los años 50 cuando fundaron la “Sociedad de Investigación Psíquica de Nueva Inglaterra” (NESPR). Durante toda su vida se dedicaron a este trabajo y fueron ganando fama alrededor de Estados Unidos, al punto de aparecer en televisión y escribir algunos libros sobre su historia, de hecho, tienen su propio museo con los objetos alguna vez malditos que sacaron de hogares endemoniados, incluyendo a la popular muñeca Annabelle.

Toda historia tiene un inicio y los Warren también. Ed trabajaba en un Teatro de Bridgesport que proyectaba películas, solía gustarle esa oscuridad del cine y en su escuela era conocido como alguien extraño y solitario. Por su parte, Lorraine era hija de una cliente frecuente que estudiaba en un colegio católico de monjas, en donde fue castigada a sus 7 años por comentar que veía luces alrededor de las personas. Cuando Ed y Lorraine se conocieron a los 16 años de edad, ambos compartían gustos por películas de terror y temas paranormales, Ed aseguraba que su casa estaba endemoniada y por eso las puertas solían moverse solas de forma drástica y veía el espíritu de una anciana. Por su parte, Lorraine veía luces en los cuerpos de las personas que variaban según su ánimo, esto suponía para ella el aura de las personas, de acuerdo con El Clarín.

Leer también: Películas de suspenso: Estos son algunos trucos usados para asustarte

Empezó la Segunda Guerra Mundial y Ed debió ir a combatir, pero tras un permiso pudo volver a ver a Lorraine. Ambos ya tenían una relación pero esta vez decidieron casarse, los dos tenían 17 años y Ed debió volver a la guerra, cuando regresó ya tenían una hija llamada Judy. Al principio Ed se dedicó a la pintura, aunque estudió en una escuela especializada, dos años después la abandonó y siguió de una forma inusual: la pareja salía a ver las casas de Connecticut y donde Lorraine veía espíritus, se paraban para que Ed pintara el hogar con estos seres paranormales. En muchas ocasiones le vendieron la pintura a los confundidos dueños de estas casas que de inmediato le permitían pasar para analizar bien la casa, así fue como la idea de investigación paranormal se llevó a cabo.

Ed se preguntaba qué podía hacerse cuando alguien percibía vivir en una casa embrujada, por lo que contactó a la iglesia cercana y estos le comentaron que mandaban a las personas a un psiquiatra pues ni siquiera creían en el diablo. Por esta razón nace NESPR, esta sociedad no cobraba sino los gastos necesarios y tenía la ayudaba voluntaria de policías, médicos y otros miembros de la sociedad.  Además,se apoyaba en los conocimientos religiosos junto a la ciencia, que este caso se basaba en los instrumentos para captar la presencia, esta solía ser espíritus de antiguos residentes o demonios con los que era más complicado combatir.

 

Casos más populares

Entre los casos más destacados en la investigación paranormal de los Warren está en primer lugar el de Annabelle, una muñeca Raggedy Ann que recibió una estudiante como regalo parecía estar poseída por un demonio, esta fue extraída en 1968 por los Warren y la encerraron en una caja de vidrio.  Otro hecho fue en 1971, una familia con 5 hijas parecía vivir en una casa embrujada por una antigua bruja por lo que solicitaron la ayuda de los Warren. 

 

Museo de los Warren

De todos los casos que trabajaron, los Warren fueron llevándose aquellos objetos malditos que parecían ser responsables de los males, el sótano fue el lugar elegido para almacenarlos y mantenerlos alejados de todos, este lugar en la actualidad es conocido como el “Museo del Ocultismo” que las personas en Monroe 41, Connecticut, Estados Unidos pueden visitar. La única regla es no tocar nada, ya que según explicaba Lorraine, muchos objetos contienen el aura de los demonios, por lo que al tocarlos se lleva una parte de esa energía negativa que causa daños a cualquier persona, según reseñó Guioteca. En la actualidad el museo está cerrado ya que están trabajando en mudarse, sin embargo, puede accederse de forma virtual por medio del sitio web oficial de los Warren, a un precio a partir de 5.99 dólares, de acuerdo con El Souvenir.

Leer también: ¿Te atreves a meterte a estos sets de películas terroríficas?

 

Aún sigue

Ed Warren murió en 2006 con 79 años tras pasar 5 años sin poder hablar luego de un accidente cerebrovascular, por otro lado, Lorraine fallecería a sus 92 años por causas naturales. Sin embargo, la sociedad de los Warren continúa a cargo de su hija Judy, que tiene 69 años de edad y su esposo Tony Spera, un investigador paranormal que trabajó con los Warren desde los años 80 y también lleva a cargo el museo de los Warren, los dos están acompañados de un grupo de 11 personas que hace seguir en pie la NESPR.

 

 

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…