fbpx

"Crear o morir", el futuro laboral de América Latina

En una era de incertidumbre, "Crear o morir" plantea algunos desafíos que los latinoamericanos deben tomar para asegurar estabilidad laboral.

Portada del libro 'Crear o Morir' de Andrés Oppenheimer.

El libro 'Crear o Morir' destaca algunos puntos claves que ayudan a Latinoamérica en su proceso para emprender. / Foto: andresoppenheimer.com

LatinAmerican Post | Ariel Cipolla

Escucha este artículo


Read in english: "Create or die", the future of Latin America

El futuro está llegando. Gracias a la revolución de la robótica, muchos puestos de trabajo podrían perderse en el futuro cercano. El medio Semana anticipa que 2,8 millones de trabajadores colombianos podían perder sus empleos luego de la pandemia, debido a la crisis sanitaria que aceleró la producción de tecnología artificial.

La robótica permite generar nuevas posibilidades para empleos que, en la actualidad, no son considerados como esenciales. Por ejemplo, la web de Castellón Información comenta que los robots camareros son una de las posibles soluciones para los negocios. Es decir, como se buscará minimizar el contagio, la idea de usar la tecnología a nuestro favor puede ser buena para cuidar la salud.

Sin embargo, ¿toda la tecnología implicará beneficios para los trabajadores? En el libro Crear o morir, el periodista argentino, Andrés Oppenheimer, destaca algunas de las claves que ayudarán a América Latina a emprender. Si actualmente jamás se pudo “despegar” hacia la tecnología, puede que la era de la robótica sea un momento clave para aprovechar… o morir en el intento.

Crear o morir, una visión al futuro de América Latina

La aplicación y el perfeccionamiento de la tecnología implican nuevas posibilidades, pero también incertidumbre. Así lo retrata el medio Última Hora, que comenta que los robots pueden salvar empresas en el corto plazo, aunque, luego de la crisis, podría provocar un desempleo masivo.

Ante esta situación, el autor considera que la innovación es la única salida para abrirnos camino al mundo del futuro y poder afrontar los desafíos que esto conlleva. En un primer momento, Oppenheimer comienza a preguntarse por qué no existió un Steve Jobs en América Latina, además de cuestionarse los motivos por los que figuras como Bill Gates o Mark Zuckerberg pudieron lograr el éxito mundial.

Esto no solamente se pudo observar en una única ocasión, sino que constantemente estas personalidades están ideando nuevas estrategias para adaptarse al mercado. Por ejemplo, el medio Milenio menciona que Facebook ya estrenó la opción de Facebook Pay, la cual permitirá realizar transferencias de dinero a través de WhatsApp, lo cual podría cambiar la forma en la que operamos comercialmente.

Lea también: Los coyotes, una amenaza para Suramérica

Otro aspecto muy importante para Oppenheimer es la educación. Para comprender por qué Estados Unidos genera estas personalidades debemos ver cómo es el sistema educativo, al cual describe como “sólido y moderno”. En cambio, en América Latina seguimos insistiendo con tradicionalismos que no apuntan hacia la creatividad, sino hacia la repetición de lo ya existente.

Para lograrlo, todos aquellos que quieran destacarse en un futuro dependerán de la motivación. El medio de Noticias Caracol comenta que Andrés Oppenheimer cree que “los poderosos del futuro serán los más creativos y motivados”, razón por la cual es cada vez más importante que las nuevas generaciones aprovechen la tecnología actual para “exprimir” sus creatividades y no ser desplazados por las máquinas en trabajos rutinarios.

Por último, el libro nos destaca que el campo de la innovación no solo se remite al terreno de los negocios, sino también al de otros campos, como el fútbol. Por ejemplo, Josep Guardiola creó una nueva forma de dirigir, asociando a sus jugadores y creando una filosofía única que luego otros buscaron imitar. Esto permitió que, por ejemplo, Infobae considere que su Barcelona fue “el mejor equipo de la historia”, no solo por sus títulos, sino por su trascendencia.

Por ende, la idea de que se pueda “trascender” y lograr algo único, que no exista en la actualidad, deberá ser lo que salve a América Latina del futuro cercano de la automatización laboral. Si se puede crear con creatividad, estaremos en ventaja con respecto a las máquinas y la tecnología porque serán nuestras aliadas, como ocurre en Silicon Valley. Caso contrario, el futuro oscuro de la pérdida del trabajo será una auténtica realidad.

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…