fbpx

República Dominicana: nuevo presidente en medio de la pandemia

República Dominicana se convirtió en el primer país de América Latina en celebrar elecciones mientras la región se enfrenta a la pandemia del Coronavirus.

Luis Abinader

Con elecciones durante la pandemia, República Dominicana eligió como presidente a Luis Abinader. / Foto: twitter.com/luisabinader

LatinAmerican Post | Juliana Suárez

Escucha este artículo


Read in english: Dominican Republic: new president in the midst of the pandemic

Luis Abinader, quien hasta el momento era el principal líder opositor del gobierno de Danilo Medina, se convirtió en el próximo presidente de la república con el 53,11% de los votos. Este triunfo significa un cambio de partido de gobierno tras 16 años en los que estuvo el Partido de la Liberación Dominicana (PLD), de centroizquierda.

Hoy, Abinader llega a representar al socialdemócrata Partido Revolucionario Moderno (PRM) mientras el país se enfrenta a más de 37 mil contagios por coronavirus y 800 muertes. Este fue un factor decisivo para lo que será la próxima presidencia, pues en el nuevo período será necesario enfocarse en la recuperación de la economía y el impulso a programas sociales que beneficien a un país que es en su mayoría de clase media. 

Según la politóloga Rosario Espinal, en diálogo con CNN, es posible que la percepción de corrupción por parte de la clase media dominicana fuera un factor determinante para elegir el cambio de gobierno y no continuar con el PLD. Esto, en un momento crítico para la economía, sería fundamental para levantar al país después de que había sido uno de los de mayor crecimiento en la región en los últimos 10 años. Espinal habló también con BBC y afirmó que “todo sería más fácil si quedaran simplemente los problemas que deja este gobierno de institucionalidad, de corrupción, de justicia debilitada… Pero desafortunadamente me temo que serán opacados por los que traerá la pandemia”, evidanciando así la influencia de la pandemia en los resultados.

Lea también: El nuevo aeropuerto de México, construido por el ejército mexicano

A pesar del posible descontento de una gran parte de la población frente al partido que llevaba 16 años en el poder por la percepción de corrupción que se ha venido incrementando, fue éste el que logró impulsar al país económicamente hasta llevarlo a ser hoy en día uno de los que más crecimiento ha tenido. Por esto, la labor de Luis Abinader tendrá que combinar los esfuerzos para salir de la crisis por el coronavirus y seguir por la misma línea que lo hicieron los pasados gobiernos.

Entre las propuestas, Abinader se enfocó en temas económicos y sociales, buscando impulsar el empleo con la promesa de creación de 600 mil empleos, revertir la informalidad laboral, empoderar a la mujer y crear una agencia que permita mejor manejo de fondos en transporte público para optimizarlo. Estas son algunas de las propuestas que van de la mano con el compromiso económico que tiene con el país y que se deberán reforzar tas el impacto de la pandemia.

Asimismo, pese a las dificultades que trajo consigo la pandemia, continuó los últimos meses de carrera hacia la presidencia con los viajes por el país presentando su campaña mientras seguía protocolos de bioseguridad. En este proceso, el mismo Abinader y su esposa se contagiaron de coronavirus, noticia que dio a conocer él mismo a través de sus redes sociales con un mensaje en el que prometía transparencia frente a todo lo que le sucediera, incluyendo su estado de salud.

En estas elecciones también se votaban otras 264 autoridades, lo que incluía las elecciones parlamentarias que debían realizarse en febrero y fueron pospuestas.

Elecciones en pandemia

Las elecciones llegaron tan solo un día después de que República Dominicana presentara su mayor número de contagios en un día, 1036, por lo que dirigirse a las urnas fue una decisión que implicaba estrictos protocolos de bioseguridad. Las elecciones llegaron en el momento de mayor riesgo y crisis según el ministerio de Salud y mientras el país se encuentra en alerta naranja.

7 millones y medio de dominicanos estaban habilitados para votar, por lo que los lugares de votación debían prepararse para poder cumplir con distanciamiento social y demás medidas de prevención. Las personas debían acudir sin acompañantes a los lugares de votación, mantener distanciamiento social entre ellos y también con los jurados, el uso de tapabocas era obligatorio y recomendaban uso de gel antibacterial. Igualmente, en los centros de votación había posibilidad de lavar las manos antes y después de salir de la sala y el ingreso a los recintos era ordenado y contabilizado para evitar que se excediera la capacidad máxima teniendo en cuenta mínimo 2 metros de distancia.

Lea también: Acciones buenas en medio de la pandemia

También se tuvo en cuenta el voto presencial de ciudadanos en otras partes del mundo, tomando en consideración las medidas de restricción que tuviera cada país.

Este, al igual que Rusia que también realizó votaciones en días pasados, puede funcionar como un ejemplo base para países que debieron postergar sus elecciones debido a la pandemia. Entre ellos, Bolivia, que lleva más de 6 meses con el gobierno interino de Jeanine Áñez mientras se pueden realizar nuevas votaciones. De igual forma sucederá con Estados Unidos, quienes en noviembre deben dirigirse a las urnas para elegir al próximo presidente.

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…