fbpx

¿Cómo afectan los desechos hospitalarios al medio ambiente?

A pesar de que el sistema de salud es prioridad absoluta en todo el mundo, también hay que ver qué ocurre con los residuos.

LatinAmerican Post | Ariel Cipolla

La pandemia del coronavirus exige más que nunca del sistema de salud. Por ejemplo, el medio Ámbito destaca que en Argentina se tiene el “40% de las camas disponibles” debido a los refuerzos en esa área. Sin embargo, todo trabajo implica también sus desechos, por lo que hay que pensar cómo pueden afectar los residuos hospitalarios al medio ambiente.

En este sentido, la capacitación es importante. Por ejemplo, la web de Forbes México destacó que los trabajadores de limpieza recibirán instrucciones precisas por parte de la Secretaría de Salud, de forma tal que puedan aprender las técnicas básicas de limpieza y manejo de residuos hospitalarios.

Es decir, la correcta organización del sistema sanitario también tiene que venir de la mano con una optimización de la basura que se genera a través de los hospitales. Veamos cuál es la importancia de que se pueda realizar de una buena manera, para que la pandemia afecte lo menos posible al medio ambiente.

Los residuos hospitalarios y su importancia en el medio ambiente durante la pandemia

La web de La Tribuna destaca que el COVID-19 también representa una amenaza para el medio ambiente por la “contaminación de las aguas” con desechos hospitalarios. Esto se pudo apreciar en distintos países de América Latina, como Honduras, Guatemala, El Salvador y Nicaragua, ya que se incrementó el flujo de estas sustancias.

Lea también: La importancia del reciclaje en América Latina durante la pandemia

Una de las ideas sería la de los impuestos verdes, es decir, que se genera una idea de que “aquella organización que contamina deberá pagar”. También se habla de la quita de subsidios a los combustibles fósiles, como una medida política que busque beneficiar a las poblaciones más vulnerables para que no haya implicaciones ambientales negativas en esta crisis sanitaria.

La situación no es la mejor en términos de sanidad. Por ejemplo, el medio Infobae destaca que se hallaron toneladas de desechos hospitalarios en depósitos clandestinos de México, donde 2,5 toneladas de sustancias (entre las que se encontraban pintas de sangre y residuos patológicos) incumplieron con las condiciones de almacenamiento previstas por la ley.

Sin embargo, no es el único caso que trascendió durante los últimos tiempos. Recientemente, en Perú también ocurrió una situación similar, donde la web de El Comercio destaca que Lambayeque se “asfixia” por el mal manejo de los residuos hospitalarios de COVID-19, algo que se pudo descubrir gracias a la intervención policial de un camión con una tonelada de basura.

Además de protocolos estrictos para el personal de limpieza sanitaria, también se hace importante un correcto manejo de los residuos por parte de las empresas. El medio de El Universal de Colombia destaca que la compañía Ática tiene un equipo humano especializado, con tecnología y maquinaria precisa, ya que son los encargados de mantener el orden de los residuos en los hospitales.

La generación de políticas de transformación de residuos peligrosos debería ser una política de estado universal, en el sentido en que todos los países tienen que cuidar a sus ciudadanos en medio de esta pandemia, pero también del entorno en el que viven. Si no se garantizan las seguridades de los desechos, solamente se estará atacando la cara visible del problema, pero no aquella que genera el deterioro medioambiental.

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…