fbpx

¿Podría el canto propagar el COVID-19?

Si el silencio es oro, el habla es plata y cantar lo peor.

Mujer cantando en estudio de música

Es necesario mantener la distancia social si estamos en un ambiente con cantante. / Foto: Pexels

EurekAlert | Lund University

Escucha este artículo


Read in english: Could singing spread COVID-19?

Sin embargo, no es necesario silenciar el canto, pero en este momento lo más sabio es cantar con el distanciamiento social en su lugar. El consejo proviene de investigadores de aerosoles de la Universidad de Lund en Suecia. Han estudiado la cantidad de partículas que realmente emitimos cuando cantamos y, por extensión, si contribuimos al aumento de la propagación del Covid-19 cantando.

"Hay muchos informes sobre la propagación del Covid-19 en relación con el canto de coros. Por lo tanto, se han introducido diferentes restricciones en todo el mundo para hacer que el canto sea más seguro. Hasta ahora, sin embargo, no ha habido una investigación científica sobre la cantidad de partículas de aerosol y gotitas más grandes que exhalamos cuando cantamos", dice Jakob Löndahl, profesor asociado de Tecnología de Aerosoles en la Universidad de Lund.

Los aerosoles son pequeñas partículas suspendidas en el aire. Para comprender mejor la cantidad de aerosoles y partículas de virus que emitimos realmente cuando cantamos, 12 cantantes sanos y dos personas con Covid-19 confirmado participaron en un proyecto de investigación. Siete de los participantes eran cantantes de ópera profesionales.

El estudio muestra que cantar, particularmente el canto alto y rico en consonantes, esparce una gran cantidad de partículas de aerosol y gotas en el aire circundante.

"Algunas gotas son tan grandes que solo se mueven unos pocos decímetros de la boca antes de caer, mientras que otras son más pequeñas y pueden continuar flotando durante minutos. En particular, la enunciación de consonantes libera gotas muy grandes y las letras B y P destacan como los mayores esparcidores de aerosoles", dice Malin Alsved, estudiante de doctorado en Tecnología de Aerosoles en la Universidad de Lund.

Lea también: El síndrome post-COVID daña gravemente el corazón de los niños

Durante los experimentos de investigación en el Laboratorio de Aerosol de la Universidad de Lund, los cantantes tuvieron que usar trajes de aire limpio y entrar a una cámara especialmente construida con aire filtrado y libre de partículas. En la cámara se analizó el número y la masa de partículas emitidas por los cantantes durante la respiración, el habla, los diferentes tipos de canto y el canto con tapabocas.

Lo que cantaron fue una canción sueca corta y explosiva, "Bibbis pippi Petter", que se repitió 12 veces en dos minutos a tono constante. La misma canción también se repitió con las consonantes eliminadas, dejando solo las vocales. Durante las pruebas de canciones, se midieron aerosoles y gotas más grandes utilizando lámparas potentes, una cámara de alta velocidad y un instrumento que puede medir partículas muy pequeñas. Cuanto más fuerte y potente sea la canción, mayor será la concentración de aerosoles y gotitas.

"También realizamos mediciones de virus en el aire cerca de dos personas que cantaron cuando tenían Covid-19. Sus muestras de aire no contenían una cantidad detectable de virus, pero la carga viral puede variar en diferentes partes de las vías respiratorias y entre diferentes personas. En consecuencia, los aerosoles de una persona con Covid-19 aún pueden conllevar un riesgo de infección al cantar”, dice Malin Alsved.

¿Podemos seguir cantando en coro, cantando canciones durante los conciertos, cantando en eventos deportivos y hablando en voz alta en los bares? Los investigadores consideran que si comprendemos bien los riesgos que entraña cuando un grupo de personas canta juntas, también podemos cantar de forma más segura. La canción se puede cantar con distanciamiento social, buena higiene y buena ventilación, lo que reduce la concentración de partículas de aerosol en el aire. Los tapabocas también pueden marcar la diferencia.

"Cuando los cantantes usaban una mascarilla simple, esta capturaba la mayoría de los aerosoles y las gotas y los niveles eran comparables con el habla común", dice Jakob Löndahl.

"No es necesario silenciar el canto, pero actualmente debe hacerse con las medidas adecuadas para reducir el riesgo de propagación de infecciones", dice Jakob Löndahl.