fbpx

¿Estamos bebiendo más alcohol durante la cuarentena?

El hecho de estar encerrados en nuestras casas hacía pensar que se consumirían menos bebidas alcohólicas. Sin embargo… ¿acabó siendo cierto?.

Persona con una botella y copas de vino a su lado

Los hábitos de consumo se vieron afectados por el tiempo de cuarentena. / Foto: Pexels

LatinAmerican Post | Ariel Cipolla

Escucha este artículo


Read in english: Are we drinking more alcohol during quarantine?

La cuarentena cambió los hábitos de consumo de las personas. Una de las más notorias ocurrió con el alcohol, en el sentido en que, anteriormente, muchas personas se reunían en bares o discotecas para disfrutar de unos tragos. Sin embargo, la imposibilidad de acumular personas debido a la posibilidad de aumentar los contagios fue letal para muchos comercios.

En este sentido, la web de Bae Negocios destacó que, en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, cerraron unos “famosos bares y restaurantes” debido a la crisis económica de no tener clientes en sus tiendas. Ante esta situación, muchas personas pensarían que el consumo de alcohol, por ejemplo, bajaría debido a la disminución de clientes.

Sin embargo, la situación parece sorprendente. La web de Infobae destacó que la cuarentena “cambió el consumo de alcohol en los argentinos”, en el sentido en que la compra de bebidas alcohólicas en personas de 35 a 44 años aumentó casi un 10%. Por lo tanto, decidimos averiguar qué es lo que sucede con esta situación y si pudiese modificarse el hábito de tomar alcohol.

El consumo de alcohol durante la pandemia

El mundo antes del aislamiento parece una cosa del pasado. Como no podemos tener actividades recreativas nocturnas fuera del hogar, parece ser que, todo lo que remitía a boliches o bares, ahora se hace de una forma “casera”. Así, vemos que el consumo del alcohol, por ejemplo, se modificó en este último tiempo.

Desde la perspectiva del CONICET, un grupo de investigadores del Instituto Gino Germani mencionó que el 45 por ciento de las personas “toma más alcohol que antes del aislamiento”, algo que se puede apreciar en las filas de los supermercados, donde uno de los elementos que nunca fallan son las botellas de cerveza, vino o alguna bebida un poco más fuerte.

Sin embargo, esta situación también parece ocurrir en otras regiones de América Latina. La web de la Clínica Alemana de Chile destaca la importancia de “medir el consumo de alcohol en cuarentena”, dado que se trata de una herramienta que está siendo utilizada para “alivianar la angustia” de la imposibilidad de salir.

La web de Noticieros Televisa también destaca que en México ocurre una situación similar. Desde esta perspectiva, el consumo de alcohol en el país “aumentó durante la cuarentena”, argumentando que esta cifra pudo haber aumentado debido a la ansiedad que puede provocar el aislamiento, generando situaciones de estrés en el que la gente “se escapa” a través de una botella.

Por lo tanto, no solamente estamos hablando de un consumo completamente individual, sino también a través de reuniones virtuales. Por ejemplo, vemos que la web de El Salvador destaca que se pueden hacer “planes para la noche” mediante aplicaciones para reunirte con amigos sin salir de casa. Especialmente para los fines de semana, donde, copa mediante, pueden socializar con precauciones.

Lea también: El asma no sería un factor de riesgo significativo para COVID-19

Esto puede verse en algunos productos particulares, como es el caso de las bebidas blancas. Por ejemplo, la web de American Retail destaca que “aumentó el consumo de licor en la cuarentena colombiana”. Esto podría deberse, además, a que las personas ya no gastan dinero en asistir a eventos sociales, por lo que prefieren comprar una botella para consumir desde el hogar.

Por lo tanto, vemos que en Colombia también hay un aumento en las ventas de alcohol, algo que retrata el medio de La FM. Sin embargo, también parece haber una disminución en las ventas de tabaco, lo cual podría estar demostrando una modificación en los hábitos de consumo, ya que las bebidas parecen ser más fáciles de compartir “virtualmente” que un cigarrillo.

Ante esta situación, se puede observar que el alcohol, de forma moderada, puede ser un nexo virtual entre las personas. Es decir, la excusa de juntarse a “tomar algo” también puede aplicarse mediante las videollamadas, de forma tal que, en comunidad, se pueda transitar mejor esta situación. Obviamente, siempre con límites, para evitar todo tipo de problemas.

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…