fbpx

Cien años de Charles Bukowski: repasamos su influencia hasta hoy

El escritor cumplió un centenario, en el cual aportó grandes escritos. Veamos qué es lo que nos llevamos con su obra.

Pintura de Charles Bukowski por Graziano Origa

En Agosto, se cumplieron 100 años del natalicio del escritor Charles Bukowski. / Foto: Obra Graziano Origa

LatinAmerican Post | Ariel Cipolla

Escucha este artículo


Read in english: Reviewing one hundred years of Charles Bukowski

El arte no pasa de moda. Esto lo demuestra el escritor nacido en Alemania, aunque radicado en Estados Unidos, conocido como Charles Bukowski. Según el medio El Heraldo, este poeta habría cumplido el mes pasado 100 años desde su nacimiento, siendo especialmente influyente para todos aquellos aspirantes a escritores dentro de la sociedad.

Se trata de un arquetipo de todos los aspirantes a poetas, que buscan vivir de lo que les apasiona: generar sentimientos a través de la lectura. Es decir, se constituyó un culto en torno a su figura, donde tienes aspiraciones para volverte un escritor, por lo que comienzas a leer su obra y te das cuenta de que todo es posible.

Esto lo demuestra el medio de Río Negro, que hace énfasis en los 100 años de esta figura, caracterizándolo como un “viejo punk” que se convirtió en una marca literaria muy fuerte, donde se evoca al “realismo sucio” y al linaje de los perdedores. Veamos, entonces, cuál es su historia y su influencia en las sociedades.

La historia de Charles Bukowski

El medio Milenio lo describe como “uno de los escritores más corrosivos del siglo XX”, el cual nació en Alemania, pero se afincó rápidamente en Estados Unidos desde los 3 años. Su historia también se relaciona con los orígenes de la clase trabajadora y de la migración indeseable, por lo que hablamos de una persona que no supo encontrar su sitio hasta que creció.

Algo de todo esto se pudo ver en el libro La senda del perdedor, que se lanzó por primera vez en 1982. Se trata de una novela autobiográfica que nos demostró las diferencias que existían entre el famoso “Sueño Americano” y la vida que tienen aquellos que se radican en el país. Incluso, como destaca la web especializada de El Cultural, ese dolor por ocultarse de los demás permitió que descubriera que las palabras “hacían vibrar tu mente”, por lo que uno podía vivir sin dolor, con esperanza.

Incluso actualmente, su figura es vista como controversial. Esto lo podemos apreciar con lo que menciona el medio La Razón, destacándolo como un “provocador” de lo políticamente incorrecto, algo que se sustenta con algunas de sus acciones y filosofías de vida. Es decir, gracias a su complicada infancia, consiguió volverse escéptico frente al arte, estando con muchas mujeres o cansándose de casi todo.

Es por esto por lo que su figura es concebida como un símbolo de enfrentarse a lo preestablecido. Se trata de un poeta que, si bien lograba ser tierno, también era honesto. No necesitaba seguir lo que la sociedad demandaba, sino que escribía lo que él quería, sin miedo al qué dirán.

En esta misma línea, la página web de Página 12 menciona que su obra “aún genera adhesiones fervorosas como objeciones no menos intensas”, dado que nunca fue un escritor que dejó indiferente a la gente. A través de sus narraciones, demuestra que el pasado puede ejercer una influencia sobre el presente. Por ejemplo, a los 13 años comienza a escribir, luego de estar fuertemente deprimido por el maltrato de sus padres y por un fuerte acné que le impedía socializar como quería.

Lea también: Harry Potter y la piedra filosofal, un hito de la literatura

La web de El Mundo cita una de sus frases más icónicas, que también explica su forma de ser. Básicamente, mencionaba que “necesitaba al dolor como la máquina de escribir”, lo cual lo llevó a volverse un alcohólico, que lograba tener una gran cantidad de aventuras sentimentales que, al mismo tiempo, lo marcaron en sus escritos.

Es decir, no comprenderíamos quién es este artista sin su propia definición de amor. Básicamente, lo concebía como cuando “te levantas una mañana y ves que hay niebla después de que haya salido el sol”. Es decir, se quema con el primer rayo de luz de la realidad, dando a entender que no estamos en otra cosa que en una ilusión de nuestra mente.

El escritor de Mujeres, obra publicada en 1978, también fue descrito como un mundo con “realismo sucio”. Incluso, desde la perspectiva de El País, su historia tiene que explicarse por las “mujeres de su vida”, ya que oscilaba entre el sexo ocasional y las furiosas peleas con sus amantes. Lo que queda claro es que este escritor no dejó indiferente a nadie, dado que, incluso en la actualidad, su obra continúa siendo objeto de debate.

 

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…