fbpx

Cómo prevenir dolores musculares provocados por el teletrabajo

Causas y posibles soluciones a los problemas causados por mala postura o tensión muscular.

Mujer recostada sobre su escritorio

El cambio al teletrabajo ha significado también una alteración en la salud y el estado físico. / Foto: Pexels

LatinAmerican Post | Thomas Handley

Escucha este artículo


Read in english: How to prevent muscle aches caused by teleworking

La conversión de gran parte de la actividad laboral a la modalidad de trabajo remoto, también conocida como home office o teletrabajo, ha traído consigo un nuevo estilo de vida. Con él, la comodidad de no tener que viajar a la oficina, o hasta incluso de no necesitar seguir un código de vestimenta y optar por ropa más cómoda (¿quién no ha tenido alguna reunión en pantuflas, por ejemplo?) son algunas de las ventajas que podemos mencionar. Pero este cambio ha significado también una alteración en nuestra salud y estado físico. Una incorrecta postura constante frente a la computadora a causa de la digitalización de tareas, las largas reuniones, y la tensión prolongada son algunas de las causas por las cuales podemos padecer dolores musculares.

Dolores musculares comunes causados por el trabajo remoto

Ciática

Una de las afecciones que podemos sufrir por el teletrabajo es el dolor en la zona del ciático. Este, que en distintos grados se extiende desde la parte baja de la columna vertebral hacia los glúteos, puede verse agravado por permanecer sentado durante largos períodos de tiempo, tal y como sucede al trabajar desde casa. Es importante saber que también puede manifestarse como un hormigueo, o entumecimiento de una o ambas piernas. De todas maneras, al estar relacionado con los nervios, lo más común es que afecte a un solo lado del cuerpo.

Cervicalgia

La cervicalgia, o dolor en la zona del cuello, es otro de los problemas musculares que podemos padecer a causa del trabajo remoto. La mala postura prolongada, como por ejemplo por mirar hacia arriba o hacia abajo durante un tiempo sostenido, es una de las mayores causas relacionadas con esta actividad. Si bien es recomendable que el monitor esté a la altura de los ojos para evitar esto, también es de conocimiento popular que no siempre es posible debido a los recursos con los que contamos dentro del hogar. La molestia muscular puede extenderse desde el cuello hacia los hombros, y hasta puede manifestarse como una pequeña descarga eléctrica o espasmo en dicha zona.

Lea también: La salud mental empeora ante los desastres naturales

Lumbalgia

La lumbalgia es un dolor que afecta la zona baja de la espalda. Con causas como la mala postura o la falta de ejercicio, esta afección muscular es de las más comunes, y la más rápida en aparecer. La ausencia de actividad física está muy relacionada con permanecer mucho tiempo sentado o en una misma posición, ya que limitamos nuestro movimiento durante largas horas. Al ser un dolor muscular, los analgésicos pueden ser de ayuda para disipar el síntoma, pero puede tomar unas semanas hasta que este desaparezca por completo sin la necesidad de ellos.

Cómo podemos evitar los dolores musculares

Hay distintas maneras de ayudar a que el cuerpo no sufra la mala postura, las largas horas frente a la pantalla, o los momentos de tensión por fechas límite, elementos comunes en la modalidad del trabajo remoto. Afortunadamente, de donde proviene la causa, también encontramos la solución. Disponer de unos minutos para caminar, así sea dentro de la casa una vez por hora trabajada es una buena manera de relajar los músculos y favorecer la buena circulación. Encontrarnos en nuestro hogar nos permite mejorar la alimentación, también. Mantenerse hidratado, y evitar comidas con mucha sal es otra medida preventiva. Además, antes o después de almorzar, no es una mala idea adoptar la costumbre de estirar un poco previo a retomar el trabajo.