fbpx

¿Cómo logró Menem vencer la hiperinflación?

La muerte del expresidente argentino nos permite recordar sus aciertos y fallas durante su Gobierno.

Carlos Menem en 1991

Con el reciente fallecimiento de Carlos Nemen, decidimos repasar los aciertos y desaciertos de su gobierno. / Foto: Flickr-Banco de imágenes del OIEA

LatinAmerican Post | Santiago Gómez Hernández

Escucha este artículo


Read in english: How did Menem manage to defeat hyperinflation?

No importa cuándo sea vea a la Argentina, este país del sur parece estar congelado en el tiempo. Siempre tienen al jugador más grande del mundo (Di Stefano, Maradona, Messi), siempre juega los mundiales contra Nigeria, siempre tiene políticos carismáticos (en especial mujeres), un presidente peronista y siempre está al borde de la hiperinflación. Argentina es como nuestra canción favorita, no importa qué año es, siempre la escuchamos en bucle.

Precisamente, uno de los protagonistas de la historia de este país murió este domingo 14 de febrero, Carlos Saúl Menem, quién fue el presidente argentino en ocupar el cargo por más tiempo. Respetando lo que es Argentina, llegó al poder desde el partido peronista y fue el segundo líder democrático luego de la dictadura. Entre los logros alcanzados por el expresidente Menem, se destaca estabilizar el país económicamente luego de una hiperinflación que llegó a cerca del 5000% y que padeció el país austral a finales de los 80's.

También le puede interesar: Imprimir billetes como solución a la crisis de la COVID19 es posible, pero arriesgado

Cuando Menem llegó a la Casa Rosada, recibió un país con una moneda con hiperinflación, heredada por su predecesor, Raúl Alfonsín. EL Banco Central de la República se había quedado sin reservas de moneda extranjera y se debió retirar del mercado cambiario. Las cifras eran las más altas vividas en la región (hasta las de la Venezuela chavista): pasó de 460% en  abril 1989 a 764% un mes después.

Ley de Convertibilidad

En marzo de 1991, el Gobierno de Menem anunció la ley de Convertibilidad de Austral. Con esta política, llegaría el peso argentino en 1992. Se decidió que el Banco Central debería respaldar con sus reservas una conversión de 1 peso por 1 dólar estadounidense, lo que representaría una restricción a la impresión de billetes por parte del Gobierno argentino. Esto también llevó a grandes consecuencias en la economía nacional ya que se cortó una importante fuente de financiamiento del Estado.

Esta solución que encontró Menem resultó exitosa para parar los niveles de inflación a los que había llegado Argentina, trayendo estabilidad financiera y se vivió un crecimiento del PIB de un 10.5%.

También necesitó privatizar numerosas empresas y tomar una política neoliberal de libre mercado. Durante su Gobierno se privatizaron empresas como Entel (telefonía), gran parte de la red ferroviaria, Yacimientos Petrolíferos Fiscales (YPF) y las Aerolínea Argentinas, entre otras.

Pero, como buen político latinoamericano, Menem tuvo varios desaciertos y sombras en su Gobierno. Además de varios escándalos por corrupción y la pérdida de su hijo en un accidente en helicóptero, que a día de hoy sigue siendo investigado por la justicia. 

También se le recuerda por haber indultado a una serie de generales durante la dictadura y también a varios líderes de grupos armados de oposición. Incluso, un escándalo de venta de armas argentinas a Ecuador, Croacia y Bosnia-Herzegovina (durante la guerra de los Balcanes).

A nivel internacional, Menem fue irónicamente aliado de Washington. A pesar de su entorno peronista (igual que los líderes socialistas de hoy en día en Argentina), el expresidente ordenó el envío de tropas al Golfo pérsico. También intentó ingresar a la OTAN, pero desistió ante posibles disputas diplomáticas con Brasil; e inició el proceso de inclusión del país en la OCDE. También fue un gran impulsor de la integración regional y fue uno de los impulsores y fundadores del Mercado Común del Sur (Mercosur).