fbpx

Inédito y valioso triunfo de Colombia en los Premios Goya

El olvido que seremos de Fernando Trueba obtuvo el único galardón latinoamericano en los más recientes Premios Goya.

Fotograma de la película 'El olvido que seremos'

Latinoamérica estuvo presente, no sólo a través del Premio a Mejor Película Iberoamericana, sino también a través de nominados en otras categorías. Foto: YT-El País

LatinAmerican Post | Luis Angel Hernández Liborio

Escucha este artículo


Read in english: Unprecedented and valuable triumph for Colombia at the Goya Awards

El pasado 6 de marzo se llevó a cabo la ceremonia de entrega de los Premios Goya, el máximo galardón del cine español. En esta ocasión la ceremonia se llevó a cabo de forma mixta: virtual y presencial. Antonio Banderas fue el conductor de la gala en la que Latinoamérica estuvo presente, no sólo a través del Premio a Mejor Película Iberoamericana, sino también a través de nominados en otras categorías. 

El olvido que seremos, el primer Goya para Colombia

De acuerdo con El Heraldo de Colombia, el país sudamericano había optado en 12 ocasiones al Goya, la nominación más reciente se dio el año pasado por la cinta Monos de Alejandro Landes. Pero ahora, tras 35 años de premiaciones, Colombia se ha alzado con el máximo galardón otorgado a El olvido que seremos del director Fernando Trueba. El filme es una adaptación del libro homónimo del escritor medellinense Héctor Abad Faciolince quien, en entrevista al diario Nius, aseguró que Trueba se había negado a dirigir la cinta por considerarla "imposible", hasta que logró hacerse realidad.

El olvido que seremos se ubica en una de las etapas más oscuras de la historia de Colombia, en Medellín, uno de los epicentros de la violencia de finales de los años 80. En una encrucijada entre la descomposición social, el narcotráfico, los paramilitares y la inestabilidad política ocurre esta historia, la de Héctor Abad Gómez, médico y activista por los derechos humanos asesinado durante esta época. El autor del libro ha asegurado al mismo diario que prefiere la cinta por encima de su libro, lo que demuestra lo conciso que ha resultado el filme

Para Colombia, el premio ha representado una gran victoria que da prestigio a su cine, que ha venido empujando fuerte en los últimos años, basta recordar a Monos de Alejandro Landes y a Pajaros de verano de Ciro Guerra y Cristina Gallego. La victoria es aún más notoria cuando consideramos que este premio fue el único obtenido por Latinoamérica en esta edición de los Goya, donde también estuvo nominada la actriz colombiana Juana Acosta en la categoría de Mejor actriz de reparto por El inconveniente de Bernabé Rico.

También puedes leer: Se consolida el reinado de 'The Crown' y Netflix en los Golden Globes

Las cintas "rivales" de El olvido que seremos 

El olvido que seremos compitió con otros tres filmes latinoamericanos por el premio a la Mejor película iberoamericana, las tres con un palmarés importante que hacía difícil la decisión. Nos referimos a La Llorona de Guatemala, Ya no estoy aquí de México y El agente Topo de Chile.

La Llorona es una cinta de Jayro Bustamante protagonizada por María Mercedes Coroy, quien intepreta a Alma, una indígena maya que sufre la represión del gobierno militar guatemalteco durante los años 80 que desembocó en un brutal genocidio. Es la segunda colaboración de Bustamante con Mercedes Coroy, quien también protagonizó Ixcanul. La Llorona logró también la nominación a Mejor cinta en lengua no inglesa en la reciente edición del Golden Globe y es la representante de Guatemala al Oscar.

Por su parte, ya no estoy aquí es un filme dirigido por Fernando Frías de la Parra y distribuido por Netflix. Nos lleva al mundo de Ulises y Los Terkos, un grupo de jóvenes que gustan de la música colombiana en los márgenes de la ciudad de Monterrey en el norte de México. Una desafortunada situación, sumada a la pobreza y la violencia imperante en la ciudad obligan a Ulises a huir a cruzar la frontera norte sin dejar atrás su cultura y enfrentándose a los estigmas de la migración. La cinta fue la ganadora de la entrega más reciente del Premio Ariel a Mejor película y es la contendiente de México por el Oscar.

Presente en Netflix desde febrero pasado, El Agente Topo de Maite Alberdi es la única nominada dirigida por una mujer. En esta historia vemos a Sergio, un adulto mayor contratado para infiltrarse en un hogar de reposo para investigar supuestos maltratos que ahí ocurren. Para Sergio se vuelve difícil ser un mero espectador de la realidad pasando a ser un integrante del lugar. El proceso de rodaje hizo que la ficción se mezclara con el documental, el desarrollo orgánico de la historia incorpora lo que ocurre dentro del hogar de reposo donde se hizo la filmación. Tuvo éxito en el Festival de cine de San Sebastián y es parte de la preselección rumbo al Oscar en representación de Chile.

Argentina, con gran presencia en el Goya 2021

El cine argentino es el país con más nominaciones y más premios en la categoría de Mejor película iberoamericana, cuenta con 18 estatuillas en 27 nominaciones. Aunque este año no compitió directamente en esa categoría, sí tuvo nominados en otras. El más importante es, sin duda, Pablo Agüero director de Akelarre, la máxima ganadora de la noche con 5 premios en categorías técnicas mayoritariamente: mejor dirección artística, mejor vestuario, mejor música original, mejores efectos especiales y mejor maquillaje. 

El actor Juan Diego Botto estuvo nominado en la categoría de Mejor actor de reparto por el filme Los Europeos de Víctor García León. Por su parte, Ernesto Alterio estuvo nominado por Un mundo normal de Achero Mañas en la categoría de Mejor actor protagonista. Para cerrar las nominaciones argentinas, la actriz Griselda Siciliani estuvo nominada en la categoría de Mejor actriz revelación por el filme Sentimental de Cesc Gay, de acuerdo con información de El Heraldo colombiano.