fbpx

Jugadores de fútbol que destacaron cambiando de posición

¿Quién dijo que los futbolistas tienen que jugar en la misma posición siempre? Conozcamos los profesionales que supieron reconvertirse y mejoraron su rendimiento.

Dani Alves, Philipp Lahm y Dani Alves

Estos son los jugadores decidieron abandonar sus posiciones de toda la vida para tener un nuevo papel dentro de la cancha. Fotos: IG-garethbale11, IG-philipplahm, IG-danialves

LatinAmerican Post | Ariel Cipolla

Escucha este artículo


Read in english: Soccer players who stood out by changing positions

Estamos acostumbrados a pensar que determinados futbolistas tienen una sola función en su campo. Esto se basa, obviamente, en la posición que ocupan, algo que se determina según sus habilidades. Sin embargo, también existen algunos casos donde un técnico decide, por un motivo u otro, reconvertir a un jugador para que adquieran un nuevo rol.

Tal vez el caso más emblemático de la actualidad sea Marcos Llorente. El jugador del Atlético Madrid comenzó su carrera en el Real Madrid como mediocampista de contención, pero Diego Simeone se dio cuenta de que tenía un enorme potencial para la definición, motivo por el cual inició su metamorfosis como delantero, con grandes resultados.

Incluso, su polivalencia ha sido tal que es considerado el “comodín” de Simeone, pues también ha tenido actuaciones en el lateral derecho, cumpliendo con creces con sus funciones. Por ende, decidimos realizar un listado de otros casos donde los jugadores decidieron abandonar sus posiciones de toda la vida para tener un nuevo papel dentro de la cancha.

Gareth Bale

Pocas personas lo recuerdan, pero el galés, actual jugador del Tottenham, había comenzado su carrera en el lateral izquierdo. Cuando debutó en el Southampton, se destacaba por su enorme potencial haciendo la banda, aunque con una táctica más ligada a lo defensivo. Es decir, lograba sorprender por su potencia y su llegada al área.

Sin embargo, era un jugador con un potencial desaprovechado, pues tenía una pegada realmente potente. Cuando llegó al Tottenham, empezó a desplegar su talento por la banda izquierda, aunque adelantado. Es decir, si bien tuvo sus partidos ocupando un rol de marcaje, llegó al estrellato al jugar de volante por izquierda.

Más tarde, comenzó a ocupar un puesto de mediapunta, donde el zurdo supo tener más libertad y generar más llegadas de gol. Al fichar por el Real Madrid, comenzó jugando por la izquierda, aunque chocaba con la figura del equipo: Cristiano Ronaldo. Más tarde, volvió a su posición de mediapunta, aunque con el correr del tiempo acabó siendo extremo por derecha, posición que suele ocupar en la actualidad.

Lea también: La depresión puede afectar a todos, incluso a los futbolistas

Javier Mascherano

Durante toda su carrera, Javier Mascherano fue un mediocampista defensivo destacado. Luego de una estancia realmente fructífera en el Liverpool inglés, donde compartió el centro de la cancha con el ídolo Steven Gerrard, decidió mudarse al FC Barcelona de Pep Guardiola, sitio en el que tuvo un nuevo “resurgir” en su carrera.

En un primer momento, fichó por este club con el objetivo de ser suplente de Sergio Busquets. Sin embargo, Guardiola confiaba en las capacidades del argentino, motivo por el cual, por las falencias defensivas que atravesaba el equipo, decidió invocarlo como el compañero de zaga de Gerard Piqué.

El resultado fue bueno, hasta el punto en el que transitó toda su carrera en el conjunto culé siendo importante en esa posición. Lo realmente curioso es que después, tanto en su regreso al fútbol argentino en Estudiantes como en su propia selección, no disputó demasiados encuentros en la posición que logró reconvertirse, sino que los técnicos optaron por ubicarlo en su “puesto natural”.

Sergio Ramos

Uno de los casos más increíbles de todos. Sergio Ramos comenzó su carrera ocupando el lateral derecho, hasta el punto en el que logró ser titular en esa posición en el Mundial de Sudáfrica 2010, donde la Selección de España ganó la Copa del Mundo. Sin embargo, como ocurrió con los otros futbolistas, había talento desaprovechado.

Según cuenta El País, en el 2011, el entonces director técnico del Real Madrid, José Mourinho, opinó que “Sergio Ramos puede ser mucho mejor central que lateral”. Si bien había actuado con solvencia en esa posición, en la zaga podía aportarle mucha mayor salida, mejores anticipos y una óptima seguridad defensiva a su equipo.

Los resultados están a la vista: en la actualidad, Sergio Ramos es visto como uno de los mejores defensores de la historia. Su técnica y liderazgo lo hacen ser realmente completo para salir con el balón en los pies, pero también aporta seguridad defensiva y, por sobre todas las cosas, una enorme cuota de gol a balón parado.

Philipp Lahm

En este caso, aparece un jugador que ya había tenido algún cambio posicional a lo largo de su carrera. Hablamos de Philipp Lahm, el histórico jugador del Bayern Múnich al que conocimos por ser uno de los laterales derechos más regulares de todos los tiempos. Sin embargo, por su capacidad para desenvolverse en ambas bandas, también había jugado por la izquierda.

Sin embargo, nadie se imaginaría que el capitán de la Selección de Alemania que salió campeona en el Mundial de Fútbol del 2014 pudiera tener un rol en el centro del campo. Con la llegada de Guardiola al conjunto bávaro, supo desplegar un potencial de centrocampista interior que muchas personas no creían que tenía.

Dani Alves

Por último, hablamos del futbolista brasileño que supo ser un auténtico socio de Lionel Messi en el FC Barcelona. Lo cierto es que Dani Alves se convirtió en una eminencia del lateral derecho, pues logró tener demostrar una enorme potencia, llegada al gol y, por sobre todas las cosas, velocidad.

No obstante, el tiempo pasa para todos, por lo que tuvo que “reinventarse” para ocupar una posición que no le demande tanto desde lo físico, pese a que tiene una resistencia envidiable. Según informa el medio Diez, cuando llegó al Sao Paulo brasileño, decidió jugar como mediocampista, renunciando al desgaste que le demanda el lateral derecho, para tener mucha más influencia en las jugadas.

¡Todos estos futbolistas tuvieron que reinventar sus posiciones para continuar rindiendo al mejor nivel!