fbpx

El coronavirus pudo originarse en una granja de animales exóticos según la OMS

Una comisón de científicos de la OMS viajó a China para averiguar el posible origen del virus.

Mercado en Wuhan, China

La OMS investiga dónde se originó el coronavirus en Wuhan, China. Foto: Wikimedia-Skoleopgave1

LatinAmerican Post | Moisés Campos

Escucha este artículo


Read in english: The coronavirus could have originated in an exotic animal farm

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha estado investigando cuál fue el origen del coronavirus. Esto es importante para poder prevenir otras posibles transmisiones a los humanos. De esta forma se pueden tomar las medidas necesarias para evitar que se produzca de nuevo una pandemia.

Origen del coronavirus

Una granja de animales exóticos ubicada en el sur de la China, pudo haber sido el origen del  coronavirus. La información fue suministrada por el presidente de EcoHealth Alliance, Peter Daszak, quien formó parte de la delegación de investigadores de la OMS que a comienzos de año realizó la investigación sobre el origen del virus.

Peter Daszak declaró en una entrevista que se transmitió en NPR, una radio de Estados Unidos, que el grupo de investigadores de la OMS que estuvieron en China, hallaron evidencias de que en las granjas de animales exóticos ubicadas en el sur del país, eran las que abastecían el mercado de Huanan en Wuhan, donde se reportaron los primeros casos.

Estas granjas donde Daszak y los investigadores de la OMS realizaron sus investigaciones a principios de año, según se publicó en un artículo de Perfil.com, están ubicadas en la provincia meridional china de Yunnan, e incluso hay unas que se encuentran en Myanmar. Allí pudo haberse propiciado que el coronavirus pasara de un murciélago a otro tipo de animal, para luego hacer su salto hacia los seres humanos.

Granjas de animales exóticos en China

Peter Daszak también cree que el coronavirus inició su ciclo de contagios en el sur de China, tomando en cuenta que el gobierno del país tomó la decisión de cerrar estos mercados en Yunnan, que tienen un peso importante en la economía de la región. El investigador señaló que en estas granjas tienen animales como mapaches, ratas del bambú o puercoespines, con la finalidad de que se reproduzcan en cautiverio, y así abastecer diferentes mercados en el país.

Según las informaciones recogidas por diversos diarios, las autoridades chinas cerraron estas granjas a principios del 2020, ya que consideraron que eran la posible fuente de contagio en Wuhan, donde se detectaron los primeros casos del virus. La OMS y el grupo de investigadores coinciden con las autoridades chinas en que esa fue la forma más probable de contagio.

En el artículo de Perfil.com, Daszak señala cómo antes de que se iniciara la pandemia del coronavirus, el sector de las granjas de animales exóticos era una de las fuentes de prosperidad en la región, recibiendo incentivos del Gobierno, con el objetivo de favorecer el crecimiento económico de la población rural. En el año 2016 estas granjas generaron alrededor de 70 mil millones de dólares y eran una fuente de trabajo para 14 millones de personas. Pero en febrero de 2020, el Gobierno ordenó su cierre, así como también que se eliminaran los animales, como una medida de prevención.

El Gobierno se comprometió a ponerle fin a la cría de animales silvestres para ser usados como alimento, dando instrucciones a los encargados de estas granjas sobre cómo deshacerse de los animales de una forma que fuera segura tanto para el personal como para la población, evitando así la propagación de nuevas enfermedades, según el artículo de Perfil.com.

Cómo se contagiaron los humanos

Toda la comunidad científica está de acuerdo con que el origen del virus es animal, pero aún se desconoce cuáles fueron los factores que hicieron que se transmitiera al hombre, según Etienne Simon-Lorière, quien es responsable de la Unidad de Genómica Evolutiva de los virus de ARN en el Instituto Pasteur de París, y reseñado en el diario El Universo, en su sitio web.

Todas las evidencias señalan que el origen del coronavirus está en el murciélago, que es considerado como un reservorio del virus. Sin embargo, la comunidad científica considera que la posibilidad de que pasara de forma directa a los humanos es muy baja, por lo que también debe determinarse cuál fue el animal que sirvió de intermediario.

El pangolín, un mamífero en vías de extinción, es el animal que se cree sirvió de intermediario, pero la OMS está realizando los estudios necesarios para comprobar esta sospecha, mientras que sigue investigando otras especies de animales que también eran vendidas en el mercado de Huanan, según el artículo de El Universo.

El investigador Simon-Lorière cree que el intermediario debe ser un animal con un receptor del virus muy parecido al de los humanos. Este receptor es una proteína llamada ACE2, a la que el virus se adhiere con la finalidad de entrar en las células. Pero según la OMS puede pasar mucho tiempo para que esto se pueda determinar, y como señala Simon-Lorière en el artículo de El Universo, en el caso del Ébola no se ha podido establecer aún.

Lea también: COVID-19: Pruebas caseras podrían prevenir infecciones y reducir las muertes a un costo justificable

Virus de laboratorio

Durante la primera ola de la pandemia circularon versiones en las que se afirmaba que el virus podría haberse escapado de forma accidental de un laboratorio especializado en Wuhan, según lo reseña El Universo. Si bien el Gobierno chino lo ha negado, aún mucha gente apoya esta teoría.

El virólogo Etienne Decroly, señaló en el sitio del centro francés de investigación CNRS, que mientras no se encuentre cuál fue el animal intermediario, no se puede descartar ninguna otra hipótesis científicamente. El virólogo considera sin embargo, que es una idea poco probable, por todo lo que implica en sí.

La teoría que sí han desechado los expertos, es la de que el coronavirus haya sido fabricado en un laboratorio, debido a que todos los componentes del genoma del virus se han encontrado antes en la naturaleza, en especial en los coronavirus de los murciélagos. Además de que no hay ninguna prueba de que haya sido fabricado, según lo señalado por Simon-Lorière en el artículo de El Universo.

Informe de la OMS

Durante las próximas semanas se espera que la OMS presente un informe con las conclusiones a las que lleguen los expertos que están investigando el origen de la pandemia del coronavirus. Según Daszak, en este momento es esencial poder identificar cuál fue la especie y en qué granja específica del sur de China fue donde se realizó el salto hacia los humanos.

El grupo de expertos dirigido por la OMS, incluye prestigiosos especialistas de Australia, Estados Unidos, Japón, Rusia, Alemania, Qatar, Reino Unido, Países Bajos y Vietnam, quienes en enero viajaron a la ciudad de Wuhan, en donde fue registrado el primer brote del virus, según el artículo de Perfil.com. Los expertos sostuvieron reuniones con colegas chinos y se entrevistaron con personal sanitario y residentes de la zona, y visitaron el mercado de carnes y mariscos de Wuhan.

Determinar cuál fue el origen del coronavirus e incluso poder establecer cuál fue el animal intermediario, es esencial para crear mecanismos que permitan prevenir y enfrentar nuevos virus que puedan dar pie a otra pandemia.