fbpx

Opinión: Los Lakers no tienen nada que hacer sin Lebron James

La ausencia reciente  de James ha demostrado que él, por sí mismo, lleva a equipos a campeonatos y dinastías.

Lebron James

Con la reciente lesión de LeBron James, los Lakers van en picada en la conferencia del Oeste. Foto: Flickr-Joeglo

LatinAmerican Post| Juan Manuel Londoño

Escucha este artículo


Read in english: Opinion: The Lakers have nothing to do without Lebron James

Lebron James tiene un esguince de tobillo que lo podría dejar fuera de las canchas por varias semanas. Esto podría ser desastroso para los Lakers, que sin Anthony Davis, su otra superestrella, van en  una racha de 3 derrotas al cierre de esta edición. (4 si tenemos en cuenta el partido de hoy contra los 76’ers que probablemente perderán).

Los Lakers van en picada en la conferencia del Oeste, la más competitiva de la liga y esta no es una buena noticia. ¿Pero, se puede atribuir esto a la ausencia de Lebron? Indudablemente.

Durante toda su historia en la NBA no hay un equipo que Lebron James no haya elevado con su presencia y perjudicado con su ausencia. 

Más allá de la ventaja psicológica que supone tener al mejor jugador de la liga, los números son innegables. Veamos algunos casos de el “efecto James”.

Cleveland Cavaliers 

El equipo original de Lebron, del 2003 al 2010 tuvo un ascenso vertiginoso, pasando de ser una escuadra relativamente buena a una de las amenazas más grandes en toda la liga.

No es una exageración. En sus últimos dos años en Cleveland, Lebron logró terminar con el mejor récord en toda la liga en ambas ocasiones. Los Cavaliers ese año terminaron con 61 victorias y 21 derrotas, muy por encima de los Lakers del mismo Kobe Bryant. 

El año siguiente, cuando Lebron realizó su famoso traslado a Miami, las cosas cambiaron por completo. Los Cavaliers no solo terminaron la temporada 2010-2011 como el último equipo en la conferencia del este, con 19 victorias y 63 derrotas, sino que también lograron el récord deshonroso de 26 derrotas consecutivas. 

Pasaron de ser uno de los mejores equipos de la liga, a uno de los peores. 

 

Miami Heat

Lebron ganaría 2 finales de la NBA con el Miami Heat, en 2012 y 2013, pero cuando llegó la hora de volver a Cleveland, su ausencia en el Heat los marcaría por años.

En la última temporada de James en Miami, el equipo terminaría con un récord de 54 victorias y 28 derrotas, de segundo lugar en la conferencia del este. Ese año, Miami llegaría a las finales, perdiendo contra los San Antonio Spurs. 

Al año siguiente Lebron volvería y Cleveland y Miami se desplomaría al décimo lugar de la conferencia, ni siquiera llegando a los playoffs. Ese mismo año, Cleveland quedaría de segundo lugar en esa conferencia y llegaría a las finales, donde perdería contra los Golden States Warriors. 

 

Lea también: Opinión: estas son algunas ideas para hacer que el "All-Star Game" sea aun más interesante

Cleveland Cavaliers (segunda salida)

Lebron ganaría un campeonato prometido para Cleveland en el 2016. Sin embargo, como todos los grandes, eventualmente iría a jugar para los Lakers en el 2018. 

En su último año con Cleveland, Lebron llegaría a las finales de nuevo. Al año siguiente, cuando se completara su transferencia a los Lakers, los Cavaliers terminarían en el puesto número 14 de su conferencia. 


Conclusión

Lebron no es una pieza fundamental de los Lakers. Lebron es los Lakers. A lo largo de su historia ha demostrado que él es el que saca a sus equipos adelante, no al contrario. El equipo angelino podría estar en serios problemas si no logra solucionar con rapidez su lesión. Sus jugadores de rol, sin James, pasan de ser un conjunto feroz a otra alineación más.