fbpx

¿Cómo cuidar tu salud mental durante las protestas?

En medio de las protestas y paros que se están realizando en Latinoamérica es importante recordar que hay que cuidar nuestra salud mental. Acá algunos consejos.

Primer plano de las manos de una persona

En varios países como de Latinoamérica la protesta social se volvió a tomar las calles en los últimos meses y es importante recordar que hay que cuidar nuestra salud mental. Foto: Freepik

LatinAmerican Post | Vanesa López Romero

Escucha este artículo


Read in english: How to take care of your mental health during the political chaos?

Desde 2019, en Latinoamérica ha habido varias manifestaciones por parte de la comunidad civil de los diferentes países de la región. La mayoría, si no todas, tuvieron que ser pausadas debido a la llegada de la pandemia por COVID-19 y las cuarentenas estrictas que implementaron la mayoría de gobiernos en marzo de 2020. Sin embargo, en varios países como Colombia, Honduras, Brasil, Chile y El Salvador, la protesta social se volvió a tomar las calles en los últimos meses. 

Latinoamérica se ha visto marcada por una mirada indiferente por parte de sus líderes políticos y las manifestaciones, a pesar de ser inicialmente pacíficas, se tornan violentas debido a el uso desmedido de la violencia por parte de las fuerzas públicas y de algunos civiles que aprovechan la ocasión para hacer vandalismo. Así, en un panorama que ya es difícil por la presencia de la pandemia de Coronavirus, la violencia, las injusticias y las malas noticias pueden terminar afectando nuestra salud mental a nivel individual, sobre todo teniendo en cuenta que estas protestas surgen a partir del descontento que hay por parte de los ciudadanos por las políticas implementadas en los países y porque al salir a protestar pacíficamente se arremete contra ellos de manera violenta.

Lea también: Opinión: ¿Las bebidas azucaradas son dañinas para la salud?

Ahora, hay muchas personas que han tomado la decisión de no salir a marchar debido al riesgo de contagio que esto supone y en cambio han decidido protestar desde sus hogares, lo cual es igual de válido. Sin embargo, ya sea que se esté afuera protestando o compartiendo información desde casa, las injusticias se hacen visibles a través de las redes sociales, en donde las imágenes dicen más que mil palabras.

Esta es un arma de doble filo. Primero, la difusión de las redes sociales permite la denuncia tanto local como en el exterior, por lo tanto, el problema no se invisibiliza, todo lo contrario, se hace cada vez más público. Pero, en segundo lugar, estas imágenes pueden llegar a ser sumamente fuertes y a afectar a quien las está viendo, sobre todo por la impotencia que se puede llegar a sentir y por la preocupación por el futuro que se experimenta, llegando a afectarnos de maneras muy personales y profundas, a pesar de tratarse de problemas colectivos.

Por ello, es importante reconocer que, en medio de estos momentos que estamos viviendo como región, cuidar de nuestra salud mental como individuos debe estar en primer plano. A continuación, te damos algunas recomendaciones para sobrellevar esta situación más fácilmente desde la salud mental. 

  1. Reduce la consulta en redes sociales y consulta medios especializados y que no difundan fake news. Puedes desinstalar tus redes sociales por un par de días para descansar de la saturación de información que estas suponen. Asimismo, revisa medios serios tanto nacionales como internacionales, pero no lo hagas todo el día. Por ejemplo, hazlo en un momento en el que no afecte una rutina en específico de tu día. No te levantes directamente a revisar los titulares, esto puede afectar cómo inicia tu día, tampoco antes de dormir pues afecta tu sueño.
  2. Valida tus emociones, tanto las negativas como las positivas. Son momentos difíciles y al tratarse de un problema colectivo podemos llegar a creer que nuestros sentimientos individuales como el dolor o la tristeza no tienen sentido cuando no somos nosotros quienes están viviendo la peor parte. Por lo contrario, debemos aceptar esos sentimientos, llorar si tenemos ganas de llorar, aceptar que podemos sentir dolor por las muertes de otras personas que quizás no conocíamos, reconocer la incertidumbre que nos genera la situación frente a nuestro futuro. Asimismo, esos sentimientos debemos canalizarlos, no dejarlos reposar en nosotros sino hablarlos. Hay muchas líneas de apoyo que están abiertas para escuchar y brindar un apoyo a corto plazo durante estos eventos. Hablarlo con amigos y familiares que tengan posiciones similares a las nuestras también puede ser de gran ayuda. 
  3. Establece rutinas con el fin de mantenerte ocupado y no volcar tus pensamientos en lo que está sucediendo. Controlar nuestros pensamientos es algo sumamente difícil, pero las rutinas pueden ayudarnos a hacer esto un poco más fácil. Intenta establecer horas en la que estés alejando de las redes sociales, así como momentos para hacer cosas que realmente te gusten. Las rutinas siempre serán útiles para ayudar a tu mente a sentirse más organizada, lo que influye completamente en tu salud mental. 
  4. Ayuda de la manera en la que puedas ayudar, no te exijas más de lo necesario. Con la pandemia, acceder a la protesta social es más complicado, pero a veces queremos participar de ella. Es por eso que puedes hacerlo de distintas maneras, por ejemplo puedes realizar donaciones para las personas que están protestando todos los días, para los afectados por las manifestaciones, etc. También puedes difundir información verídica, crear contenido propio que muestre apoyo a las personas afectadas, crear paros virtuales y espacios de diálogo en tu trabajo o estudio.