fbpx

¿Por qué los deportistas se están retirando cada vez más tarde?

Los deportistas ya no se están retirando luego de los 30 años de edad, sino que ahora incluso mejoran su rendimiento.

Roger Federer

Ya la palabra veterano no está asociada a cansancio físico sino a sobresaliente y determinante. Foto: Flickr - Yann Caradec

LatinAmerican Post | Juan Manuel Bacallado Gómez

Escucha este artículo


Read in english: Why are athletes retiring older than before?

Hasta hace algunos años muchos consideraban que la carrera de un deportista llegaba a su fin tras alcanzar los 30 años de edad, y en caso de no retirarse oficialmente, se notaba una disminución considerable en su rendimiento y terminaban abandonando los equipos de élite o perdiendo relevancia en los puestos de la competencia. Esto parecía ser principalmente debido al desgaste físico que los hace más propensos a lesiones recurrentes y duraderas al igual que menos resistencia física. De esta forma, se perdía un factor valioso con el que contaban estos deportistas: experiencia. 

Un ejemplo es el tenista Pete Sampras, quien llegó a ser el máximo ganador de Grand Slam en la historia. Sin embargo, a sus 29 años, el estadounidense empezaría con sus problemas físicos y a los 31 ganaría su último trofeo para luego retirarse dos años después -2003-. Pero ahora existen tenistas como Rafael Nadal, quien a sus 34 años continúa compitiendo en los principales torneos y está en segunda posición del ranking ATP de mejores tenistas de la actualidad, solo superado por Novak Djokovic, de 33 años. Mientras que Roger Federer mantiene su presencia en el top 10 y es, junto a Nadal, el máximo ganador de Grand Slam en la historia, a pesar de sus 39 años de edad. Deportistas como estos existen en todas las principales disciplinas, como Serena Williams (39), Tom Brady (43), Cristiano Ronaldo (36), LeBron James (36) y demás que todavía son figuras en sus respectivos deportes.

¿Por qué está sucediendo esto?

Parece que los deportes de hoy están dominados por figuras que hace una década se habría pensado que estaban “acabadas” por su edad. Ya la palabra veterano no está asociada a cansancio físico sino a sobresaliente y determinante, ¿por qué ocurre esto? Todo se debe a la ciencia y tecnología, que han sido capaces de vencer el decaimiento físico por envejecimiento

¿Cómo influye la tecnología y ciencia?

Las mejoras no solo han llegado en el aspecto físico, sino también en las herramientas que utilizan estos atletas, las marcas deportivas trabajan e invierten constantemente en mejorar sus productos enfocados en la comodidad y rendimiento del atleta. Como reseña El País, las raquetas han optimizado su diseño para tener un mejor control y menor impacto en los tenistas, lo mismo sucedió con las superficies de juego, que han evolucionado para ser menos veloces y así bajar la exigencia física de los atletas. 

Igualmente ocurre con los calzados, fundamental en cualquier deporte. En el caso del tenis, Forbes explica cómo las marcas diseñan zapatos para cada superficie, ya sea para mejorar el agarre en pistas como la hierba, optimizar la estabilidad en superficies de tierra batida o perfeccionar la amortiguación es pistas duras, todo esto usando materiales ligeros, ventilados y que estimulen la circulación sanguínea. A todo esto se le suma las nuevas herramientas post entrenamiento ya sea para prevenir lesiones o recuperarse de ellas en un tiempo menor. Por ejemplo, se ha vuelto común el uso de cámaras criogénicas que llevan el cuerpo a temperaturas de -150 ºC durante algunos minutos, sustituyendo los baños de hielo tradicionales.

Te puede interesar: Los 4 récords deportivos más difíciles de lograr

Mayor control

Cada cuerpo es un mundo diferente, y esto lo sabe muy bien los preparadores físicos. Por esta, razón los atletas reciben un evaluación personalizada al punto de examinar permanentemente determinados factores como sus pulsaciones, la masa muscular, el peso, niveles de grasa, análisis del desempeño muscular a través de descargas eléctricas que permiten medir la respuesta de los músculos y así evaluar el estado de las fibras musculares y conocer posibles lesiones. Además, en los atletas de más edad se deja de entrenar más “duro” para hacerlo de forma más inteligente y apropiada a su capacidad física.