fbpx

4 Puntos para entender el Sheik Jarrah y la violencia en Isarel

Desde hace varios días, la violencia en Israel entre palestinos y judíos ha vuelto a aumentar.

Manifestaciones en solidaridad con el jeque Jarrah en Ammán, Jordania

Te contamos lo que debes saber para entender el conflicto palestino-israelí. Foto: Wikimedia-Raya Sharbain

LatinAmerican Post | Santiago Gómez Hernández

Escucha este artículo


Read in english: 4 Points to understand Sheik Jarrah and Israel violence

El conflicto palestino-israelí no es nuevo y siempre llama la atención mundial por la relevancia política, económica, diplomática y religiosa que tiene ese pequeño pedazo de tierra ubicado en el extremo oriental del Mar Mediterráneo.

El recrudecimiento de las protestas y de los enfrentamientos entre la minoría palestina y las Fuerzas de Seguridad israelíes, e incluso los bombardeos a la Franja de Gaza y los cohetes con direccióna Israel, tienen tanto ingredientes históricos, como recientes.

1. Desalojos en Sheik Jarrah

Sheikh Jarrah es un vecindario de mayoría árabe, palestino y musulmán ubicado en Jerusalén Este. A pesar de que estos territorios hacen parte (según la comunidad internacional) de Palestina, Israel los controla de facto. Recientemente, El Tribunal Central de Jerusalén Este aprobó una decisión de desalojar a siete familias palestinas de sus hogares en favor de los colonos israelíes.

Debido a esto, la comunidad palestina decidió protestar en contra de estas decisiones y esto ha llevado a choques con los israelíes y policía, de lo que han dejado varios hechos de violencia policial y protestas, tanto pacíficas, como violentas. Hechos que no se registraban desde la segunda Intifada (200-2005), según narra El País de España.

Lea también: Afganistán hoy: 10 años después de la muerte de Bin Laden

Por su parte, la Corte Suprema recibió apelaciones por parte de las familias palestinas que se niegan a salir de sus casas y se está esperando a que salga estos fallos (al parecer, aplazados por la alta tensión que se vive actualmente).

2. El día de Jerusalén

Este aumento de la violencia reciente también coincidió con el Día de Jerusalén. En ese día la comunidad israelí, mayoritariamente judía, celebra el triunfo de su ejército y la conquista de Jerusalén del este en la guerra de 1967. Para este día, varios grupos extremistas y de derecha atraviesan varios barrios musulmanes como forma de celebración, pero que también es vista como de incitación y de burla.

Debido a esto, las autoridades israelíes debieron reprogramar las marchas u ordenarles rutas alternas en las que no pasaran por barrios mayoritariamente judíos, lo que podría incrementar la violencia.

3. Asentamientos Judíos ilegales

El Gobierno de Israel tiene y defiende una política de asentamientos. Varias regiones en Cisjordania y Jerusalén Este, hacen parte de Palestina, según lo acordado en los pactos internacionales. Sin embargo, a pesar de esto, el Gobierno israelí patrocina e incentiva a sus ciudadanos a vivir en asentamientos ubicados más allá del este de lo acordado en los acuerdos de paz.

Estos asentamientos son considerados ilegales ante el Derecho Internacional y son uno de los puntos más conflictivos y que dificultará un acuerdo de paz entre las partes, ya que estas zonas que son consideradas por el mundo como palestinas, tienen población judía y el gobierno israelí no planteará que permanezcan bajo su dominio.

Para las Naciones Unidas, "Jerusalén Este es parte de los territorios palestinos ocupados, en los que se aplica el Derecho Humanitario”, y agregó que “la potencia ocupante debe respetar y no confiscar propiedades privadas” allí, así lo recordó Rupert Colville, el portavoz de la Oficina del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos. Además recordó que Israel no puede imponer sus leyes en territorios ocupados, ya que sería una violación de los Derechos Humanos.

4. La importancia simbólica de Jerusalén

Además del conflicto territorial desde varias décadas entre israelíes y palestinos, Jerusalén siempre ha sido uno de los puntos más críticos en un eventual acuerdo. Esta ciudad es de importancia simbólica para las 3 religiones monoteístas más grandes y poderosas del mundo: judaísmo, Islam y cristianismo.

Para los cristianos, Jerusalén es el lugar en que falleció Cristo. Mientras que para los judíos, acá están las ruinas del templo de Salomón. Acá se congregan los fieles para orar en el muro de los lamentos y donde se espera se deba construir el tercer tempo en tiempos de la llegada del Mesías.

Pero también es considerada la tercera ciudad más importante para los musulmanes. Además de que para los musulmanes, Cristo también fue un profeta y al cuál se le respeta, acá está la Mesquita de Al-Aqsa y el Domo de la Roca. Precisamente, esa roca es donde se cree que Abraham se dispuso a sacrificar a su hijo, evento fundacional tanto de la tradición judeo-cristiana como del linaje islámico.