fbpx

Las mejores finales de UEFA Champions League entre clubes del mismo país

La actual temporada, con la final entre el Manchester City y el Chelsea FC de Inglaterra, nos llevó a repasar otros casos donde se enfrentaron dos equipos del mismo país.

Jugadores del Liverpool FC celebrando el triunfo en la Champions League 2019

Recopilamos para ti una lista de las finales míticas que también fueron disputadas por equipos del mismo país con grandes rivalidades. Foto: TW-LiverpoolFC

LatinAmerican Post | Ariel Cipolla

Escucha este artículo


Read in english: The best UEFA Champions League finals between clubs from the same country

Está claro que la UEFA Champions League es el torneo de clubes que más entusiasma en el planeta. Después de una ardua temporada, los dos mejores llegan a la instancia final de la competición.

Sin embargo, no es tan habitual que lo hagan dos equipos del mismo país. En la edición más reciente, el Manchester City y el Chelsea, ambos de Inglaterra, llegaron a este encuentro decisivo. Sin embargo, en la historia reciente hemos tenido varias finales míticas que también fueron disputadas por equipos del mismo país con grandes rivalidades.

AC Milan – Juventus FC (2003)

Dos de los clubes más poderosos de Italia que, en aquella temporada, se enfrentaban en una final tan apasionante como reñida. En un encuentro peleado y sin goles, tanto en los 90 minutos como en la prórroga, todo se decidiría por una tanda de penales de infarto.

Para la Juventus de Marcelo Lippi marcaron Del Piero y Birindelli, por el Milán lo hicieron Serginho, Nesta y Shevchenko, lo cual los convirtió en campeones. El equipo de Carlo Ancelotti tenía una gran variedad de figuras: Dida, Maldini, Costacurta, Gattuso, Rui Costa, Pirlo, Inzaghi o Seedorf, por citar unos ejemplos.

Manchester United – Chelsea FC (2008)

Años después, volvería a darse una final entre clubes del mismo país. Sin embargo, en este caso, los protagonistas serían de Inglaterra. Tanto el Manchester United como el Chelsea son una de las instituciones más exitosas de la Premier League, motivo por el cual se esperaba una final a las alturas de las expectativas.

Ambos con equipos británicos, la final terminó en una igualdad de un tanto cada uno, convertidos por el talentoso Cristiano Ronaldo para los red devils y por el histórico Frank Lampard en los blues. Después de una prórroga muy intensa, el equipo con sede en Manchester consiguió coronarse en la tanda de penales por 6 a 5.

Para el Chelsea anotaron Ballack, Belletti, Lampard, Ashley Cole y Kalou. En el Manchester United lo hicieron Tévez, Carrick, Hargreaves, Nani, Anderson y Giggs. En este caso, los de Old Trafford también se imponen en el historial ante los del Stamford Bridge, por lo que puede decirse que le ganó en todos los sentidos.

Bayern Múnich – Borussia Dortmund (2013)

Una de las finales más inesperadas, pero también una de las más apasionantes y recordadas de los últimos años. Lo cierto es que estos dos clubes tienen una gran rivalidad en el ámbito local, pues está claro que el Bayern de Múnich es la escuadra más poderosa de Alemania, pero en Borussia Dortmund siempre ofrecieron una gran competitividad.

Los bávaros querían remendarse de haber perdido la final pasada frente al Chelsea FC, donde jugaron como locales en el Allianz Arena. Por otra parte, los negriamarillos habían “revolucionado” el fútbol germano por la irrupción de distintos talentos con un bajo presupuesto, todo bajo el mandato de Jürgen Klopp. Es decir, dos situaciones muy diferentes.

En la final se vio la diferencia de jerarquía, pues el Bayern se coronó al ganar 2 tantos contra 1 al Borussia, con goles de Mandzukic y Robben para los rojos y Gündogan para los perdedores.

Real Madrid – Atlético Madrid (2014)

Este caso es realmente icónico, pues se dio dos veces (la segunda ocurrió dos temporadas en el 2016), con el mismo resultado: victoria para el Real Madrid. Pues bien, este clásico de la capital de España siempre tuvo el mismo “condimento”, pues los colchoneros son considerados los más débiles, a diferencia de los poderosos blancos.

El Real Madrid buscaba conseguir una nueva UEFA Champions League, que se le venía negando durante varios años. En el Atlético “soñaban” con este título que les falta, pues la llegada de Simeone provocó una revolución absoluta para un club que no acostumbraba a ganar demasiado. Nuevamente, dos situaciones diametralmente opuestas.

El Atleti empezó ganando gracias a Diego Godín, pero un cabezazo inesperado de Sergio Ramos al minuto 90 llevó el partido a prórroga. Allí se vio la diferencia de energía y jerarquía, pues el Real marcó 3 goles y ganó la copa. En el historial hay una impactante ventaja a favor de la Casas Blanca.

Liverpool – Tottenham (2019)

Por último, una de las más recientes. Los dirigidos por Klopp habían tenido una magnífica temporada que querían coronar con este trofeo, mientras que el equipo a cargo de Pochettino quería “sorprender” y llevarse el trofeo más importante de Europa. Sin embargo, hubo un triunfo claro para los primeros.

Con goles de Salah y Origi, el triunfo quedó en manos de los diablos rojos, que no obtenían esta copa desde el 2005.