fbpx

5 artistas modernos que son los guardianes de la música tradicional colombiana

A punta de talento y amor por su tierra, un selecto grupo de artistas trabajan contra viento y marea para preservar la vida de la música tradicional colombiana.

Integrantes de las agrupaciones Herencia de Timbiquí y San Miguelito

Nuevos artistas con propuestas sonoras innovadoras se toman las principales plataformas digitales para promocionar sus discos, y de paso, conquistar audiencias no exploradas. Fotos: YT-Herencia de Timbiquí, YT-San Miguelito

LatinAmerican Post | Carlo Mario Torres Nieves

Escucha este artículo


Read in english: 5 modern artists who are the guardians of traditional Colombian music

El mundo ha evolucionado y la industria de la música con él. Nuevos artistas con propuestas sonoras innovadoras se toman las principales plataformas digitales para promocionar sus discos, y de paso, conquistar audiencias no exploradas.

En ese contexto, se da inicio a una carrera desmedida entre disqueras y sus cantantes por alcanzar el mayor número de visualizaciones en YouTube, encabezar listas en Spotify, y superar el millón de seguidores en Instagram. Acciones que obligan a los intérpretes a incursionar en géneros musicales que no son propios, solo con el objetivo de mantenerse bajo el reflector, dejando de lado sus raíces y sepultado poco a poco la cultura de su nación.

No obstante, existe un pequeño pero muy selecto grupo de artistas que están nadando contra la corriente para extender el tiempo de vida de la música tradicional colombiana. Algunos de ellos, lo hacen incorporando instrumentos musicales modernos, otros recurriendo a letras que reflejan problemáticas sociales recientes, y, en el mejor de los casos, concretando colaboraciones con colegas que gozan de un alto nivel de popularidad.

Ellos son los guardianes del folclor colombiano:

 

Totó la Momposina

 

Totó La Momposina es la exponente más importante de la cumbia colombiana; un género musical con influencias indígenas y africanas, que se baila al son de los tambores, gaitas, maracas y coplas recitadas con mucho histrionismo. Para Sonia Bazanta, mejor conocida como Totó La Momposina, no ha sido tarea fácil el mantener fresca en la memoria colectiva de los latinos estos sonidos ancestrales. Sin embargo, puede sentirse orgullosa de haber sido la primera mujer que cantó en vivo para la televisión nacional en la década de los 70’s, cuando aún la imagen era a blanco y negro.

Muchos álbumes, giras y condecoraciones vinieron después de tal hazaña, y hoy, a sus 80 años, sigue en pie produciendo música, a pesar de la coyuntura por la emergencia sanitaria que está afectando al mundo desde 2020.

 

Herencia de Timbiquí

 

Herencia de Timbiquí es una agrupación compuesta por amigos que decidieron rendirle el mejor de los homenajes a la cultura del Pacífico colombiano a través de la interpretación de elementos como el chonto, el guasá, el bombo y el cununo. Un arte que dominan a la perfección, en especial, cuando se juntan para darle rienda suelta a su creatividad y producir melodías arrulladoras que logran transportar a sus oyentes a los nostálgicos atardeceres cerca al río Saija, en el departamento del Cauca. 

En su recorrido artístico William, Vegner y sus compañeros han incursionado en el mercado europeo, han hecho conciertos en Estados Unidos y enamoran en buena parte del continente africano. Además, son los dueños de una Gaviota de Plata otorgada por el Festival de Viña del Mar en 2013, como mejor interpretación folclórica por la canción “Amanecé”.

 

San Miguelito

 

Los hermanos Fernando, Edwin y Efraín Albarracín son las talentosas mentes detrás de San Miguelito, la primera agrupación colombiana en fusionar sonidos autóctonos del altiplano cundiboyacense con el pop-rock. Una inventiva musical que ha recibido el nombre de “Carranga Fussion”, ya que además del abanico de melodías a mezclar, esta propuesta abre un espacio importante para incluir géneros musicales como el merengue campesino y el bambuco.

Lea también: Canciones de protesta que sacudieron a toda América Latina

 

Adriana Lucía

 

Adriana Lucía más que una artista es una embajadora cultural de su región. Su apuesta musical propone un abanico de sonidos característicos de toda la región Caribe, especialmente, de los departamentos de Córdoba y Sucre.

Adriana es conocida por su estilo y voz única para interpretar el “Porro”, un ritmo cadencioso que se desarrolla en medio de una fiesta orquestada por instrumentos de viento y percusión. A lo largo de su carrera, se ha dejado tentar por géneros como el rock, la balada, el vallenato e incluso la champeta. Sin embargo, en Colombia se sabe que lo suyo es y será la música que alegra las corralejas y anima las festividades de San Jacinto.

Cabe mencionar que, Adriana ha sido nominada en múltiples ocasiones a los Latin Grammys, es creadora de la fundación Cantar de los Cantares, y en su historial discográfico tiene a cuestas ocho producciones que exaltan lo mejor de sus raíces.

 

Los niños del vallenato

 

Los Niños del Vallenato son la primera y más grande agrupación de jóvenes unidos para preservar la cultura que gira en torno al vallenato como género musical propio del folclor Caribe.

Su fundador, el Turco Gil, leyenda del acordeón en el departamento del Cesar, ha caminado de la mano con varias generaciones de pequeños intérpretes desde 1999. El mismo año de la creación de este semillero, Los Niños del Vallenato han hecho espectáculos en Panamá y Estados Unidos, recibiendo destacadas menciones por el arduo trabajo de adecuar canciones de la cultura vallenata a lenguas como el inglés, wayuú y arhuaco.