fbpx

Nicaragua: ¿Quién queda contra Ortega?

Estos son los candidatos que quedan para disputarle la presidencia a Daniel Ortega.

Daniel Ortega, presidente de Nicaragua

¿Qué candidatos quedan para competir en las elecciones del 7 de noviembre ?. Foto: Wikimedia- ONG Nicaragua

LatiAmerican Post | Jorge Francisco Vuelvas Lomeli

Escucha este artículo


Read in english: Nicaragua: Who is left against Ortega?

A Daniel Ortega no le bastó con despilfarrar el dinero público para cumplir los caprichos familiares, ni titubeó para nombrar a su esposa como presidenta. Ahora encarceló a los cuatro líderes opositores que podrían arrebatarle el triunfo electoral. Pero ¿cómo llegamos a este escenario? ¿Qué candidatos quedan para competir en las elecciones del 7 de noviembre?

Lee también: ¿Qué está pasando en Nicaragua?

Entre Putin y la Guillotina

El mecanismo de actuación del presidente Daniel Ortega no es nuevo, desde su llegada al poder se ha caracterizado por apoderarse de las instituciones, comprar voluntades en el poder legislativo, adquirir empresas de medios de comunicación para favorecer su imagen, y desde hace tres años ha reprimido violentamente a los manifestantes que se expresaron en contra de las decisiones que ha tomado a lo largo de su mandato.

Pero esta vez el atentado normativo tiene dos nombres: la Ley Putin y la Ley Guillotina. La primera en mención, también conocida como la Ley de Regulación de Agentes Extranjeros, se promulgó en octubre del 2020 y tuvo como objetivo real contener el actuar de las organizaciones no gubernamentales, financiadas por fondos internacionales y países de la comunidad internacional.

Lo anterior bajo el argumento de la seguridad nacional y el interés superior de la patria nicaragüense. En la práctica terminaron cancelando la personalidad jurídica de organismos que luchaban y levantaban la voz en contra de las violaciones de los derechos humanos que ocurren diariamente en ese país. Diversas naciones reaccionaron a la Ley Putin, pero el régimen de Ortega continuó su actuar con total impunidad.

Por otro lado, la Ley 1055, también conocida como la “Ley Guillotina” ha generado aún más polémica al interior de este país, ya que con esta normativa el gobierno puede acusar a cualquier ciudadano de “traicionar a la patria”, anulando sus posibilidades de presentarse como candidato a un cargo de elección popular.

Ambas leyes complican el panorama para una transición de poder, pues adicional a las mismas, alrededor de Ortega converge el dominio de ser el jefe supremo de la policía y el ejército nicaragüense; asimismo, no hay una verdadera oposición dentro de los poderes legislativo y judicial, pues durante sus cuatro mandatos ha inundado a estos entes de personas afines a sus políticas de gobierno.

Arresto de opositores

La baja popularidad de Ortega y el incremento de simpatías ajenas al sandinismo hicieron pensar a la comunidad internacional que este sería el último mandato de Ortega. Sin embargo, como una jugada no esperada, el Presidente de Nicaragua utilizó las dos leyes mencionadas con anterioridad para encarcelar a los principales líderes de oposición que se jugaban con él el futuro político del país.

Hasta el momento, 19 opositores en Managua han sido encarcelados en lo que muchos llaman Novela Alfarero. Entre ellos, 5 candidatos presidenciales que se oponen al Presidente Ortega: Cristiana Chamorro (bajo arresto domiciliar), Arturo Cruz, Félix Maradiaga, Juan Sebastián Chamorro y Miguel Mora.

Cristiana Chamorro es mejor conocida por ser hija de la antigua mandataria Violeta Barrios de Chamorro, que fue presidenta de Nicaragua de 1990 a 1997; es periodista de profesión y nominada a la carrera presidencial gracias al partido Ciudadanos por la Libertad.

Arturo Cruz fue postulado por el Partido Alianza Ciudadana, es diplomático e historiador, y el 7 de junio fue encarcelado por tres meses bajo el argumento de la Ley Guillotina.

El antiguo Secretario General del Ministerio de Defensa, Félix Maradiaga, fue postulado como contrincante opositor por Unidad Nacional Azul y Blanco (UNAB), pero tras su detención no se han podido contactar con él sus familiares y abogados.

El precandidato Juan Sebastían Chamorro es un economista que busca la presidencia de Nicaragua bajo las siglas del partido de la Alianza Ciudadanos por la Libertad. En redes sociales ha habido una intensa campaña para que sus familiares puedan contactar con él.

Por el Partido de la Renovación Democrática, el precandidato Miguel Mora fue detenido el 20 de junio del 2020. Al igual que la primera precandidata mencionada, su profesión es el periodismo, y ante las críticas abiertas que ha hecho al gobierno de Ortega, fue acusado de delitos contra la soberanía nacional.

¿Quiénes quedan en contra de Ortega?

Pero a pesar de que las detenciones y las condenas internacionales han inundado en las últimas semanas los diarios internacionales, es pertinente recordar que la carrera presidencial de Nicaragua sigue, destacando diversas personalidades políticas que continúan su precandidatura a pesar del torbellino que se vive al interior de su nación.

Entre los principales opositores se encuentra María Eugenia Alonso, postulada por Alianza Cívica por la Unidad Nacional (ACUN), en su propia persona vivió la represión policial del gobierno de Ortega y ha expresado su intención de pacificar el país.

También destaca George Henriquez Cayasso, quien sería el primer afrodescendiente en participar para candidato presidencial de ese país. Tiene una maestría en etnicidad y género.

Medardo Mairena Sequeira es un líder campesino que también se encuentra como precandidato, su agenda se basaría más en un enfoque local y de amplio apoyo al campo.

Finalmente, un opositor moderado a Ortega y antiguo militar se encuentra aún en la carrera presidencial: Luis Fley. De llegar él a la presidencia, expresó que no buscaría venganza ni revanchismo en contra de algún líder sandinista.

 

Aunque aún faltan 4 meses para la elección presidencial, será pertinente prestar atención al desarrollo de esta historia, pues no solo está en juego la democracia de este país, sino el derecho humano y universal de la libertad de expresión y libertades políticas que son perseguidas en varios países de la región.