fbpx

¿Cómo están los países consumidores en política de drogas?

La política antidrogas en los países que más consumen ha evolucionado y parece encaminarse hacia la despenalización, la salud pública y la explotación de nuevos mercados en torno a las drogas.

Persona que trabaja con hojas de coca

La Oficina de Política Nacional de Control de Drogas de la Casa Blanca publicó su informe anual sobre el cultivo y producción de coca en Colombia, Perú y Bolivia. Foto: Reuters

LatinAmerican Post | Gregory Ahumada

Escucha este artículo


Read in english: How are the countries that consume the most in drug policies?

La Oficina de Política Nacional de Control de Drogas de la Casa Blanca publicó su informe anual sobre el cultivo y producción de coca en Colombia, Perú y Bolivia. La situación es preocupante ya que aumentaron las hectáreas cultivadas en las dos primeras. En Colombia aumentó un 15% a 245.000 hectáreas cultivadas, mientras que en Perú actualmente hay 88.200 hectáreas. Bolivia, por su parte, presentó un leve descenso. Finalmente, en términos de producción potencial, los 3 países registraron un aumento. Esto nos lleva a considerar no solo las estrategias que vienen llevando a cabo los países productores, sino también cómo ha sido la dinámica en los países que más consumen.

Existe la idea de que los productores son los culpables por el aumento del consumo. Pero, ¿cuál es el papel de los otros países? ¿No son tan culpables o incluso más que los demás?

En primer lugar, Estados Unidos siempre ha sido líder en la lucha contra las drogas. El enfoque conservador de la nación siempre ha criminalizado el uso de cualquier droga y acaba de resultar en un aumento de la violencia. Sin embargo, en los últimos años se ha avanzado hacia la legalización de la marihuana en algunos de sus estados. Por otro lado, el vecino Canadá se convirtió en el segundo país del mundo en legalizar el uso recreativo de la marihuana y está en camino de convertirse en una potencia en el comercio de productos a base de cannabis.

Lea también: Colombia: ¿cómo se intenta regular la cocaína?

Por otro lado, tenemos a Australia y Nueva Zelanda con un alto porcentaje de población consumidora. Estos países han intentado reducir la oferta de medicamentos en sus territorios pero también han aplicado un enfoque de salud pública. Algunos estados australianos han establecido modelos y mecanismos de despenalización del cannabis para que los consumidores reciban asistencia médica. Por su parte, Nueva Zelanda inició un programa piloto basado en la justicia penal pero dejando la puerta abierta al mercado legal de drogas recreativas para que los fabricantes puedan crear y distribuir estos productos en condiciones controladas.

Otro caso relevante es el de Holanda. En términos generales las drogas están prohibidas allí, sin embargo, han diseñado una política de drogas con condiciones estrictas que permiten el uso de cannabis. Aquí se han creado "Cafeterías"; lugares donde se permite la venta de drogas, en condiciones controladas y con serias restricciones para las personas.

Algo similar ha sucedido en Israel, uno de los países con mayor porcentaje de consumidores de marihuana. En los últimos años, el uso de la marihuana se ha despenalizado e incluso se ha posicionado como una potencia en la investigación del cannabis medicinal. Aquí también ha habido un boom en las cafeterías de consumo de cannabis con condiciones limitadas. (Emergui, 2021)

Como hemos visto, los países desarrollados están optando gradualmente por despenalizar el uso de drogas blandas. Asimismo, se está dando especial importancia a los usos medicinales y se le ha dado un enfoque de salud pública al problema. Sin embargo, habrá que esperar lo que sucederá con drogas más fuertes como la cocaína, cuya producción ilegal sigue siendo masiva. Sin embargo, el presidente Joe Biden ha prometido cambiar el enfoque histórico de la lucha contra las drogas hacia un enfoque menos punitivo, que seguramente tendrá graves repercusiones en los países productores y consumidores.