fbpx

¿Es Bukele la clave para una mayor integración centroamericana?

El papel del presidente salvadoreño puede servir para revivir el sueño de una Centroamérica (más) unida.

Nayib Bukele, presidente de El Salvador

Su estilo antiestablishment y populista le permite ser del agrado de una población latinoamericana cansada de la clase política. Foto: IG-nayibbukele

LatiAmerican Post | Santiago Gómez Hernández

Escucha este artículo


Read in english: Is Bukele the key to greater Central American integration?

La popularidad de Nayib Bukele, presidente de El Salvador, traspasa fronteras. No solo quedó demostrado que en su país es el amo y señor, controlando por completo el ejecutivo, legislativo y judicial con las últimas elecciones parlamentarias. También la imagen favorable del “presidente milenial”, como se hace llamar, genera adeptos en todo el continente americano.

Su estilo antiestablishment y populista le permite ser del agrado de una población latinoamericana cansada de la clase política. 

Vacunas como método diplomático

Para muy pocos presidentes, la pandemia fue una oportunidad para lograr grandes avances. Pues Bukele siempre ha demostrado ser un presidente poco convencional y logró sacar provecho de la crisis sanitaria.

No solo por ser el amo y señor de las redes sociales y promocionar sus logros, ya que El Salvador registra muchos mejores números en su lucha contra la COVID-19 con respecto a Honduras, Guatemala, y muchos otros países de la región. Bukele también ahora esté utilizando su capacidad de maniobra con las vacunas.

El presidente salvadoreño hace poco aprovechó 78 mil vacunas de sobra que tenía en El Salvador para enviar a Honduras. Lo que en muchos casos se ve como una política de Gobiernos hermanos, en esta, la figura gravitatoria de Bukele acaparó el subconciente de los hondureños y lo ven a él como el responsable de esta cooperación.

Lea también: La diplomacia de las vacunas

Varios hondureños le agradecen al mandatario vecino por las vacunas. Esto ha demostrado la evidente estrategia de Bukele por conseguir seguidores, incluso, fuera de sus fronteras.

Esto incluso ha generado simpatía electoral en los mismo hondureños, según explica Jennifer Ávila, directora del medio de comunicación independiente Contracorriente, para El País de España. Bukele está logrando que varios partidos de oposición al presidente Juan Orlando Hernández utilicen la imagen del salvadoreño para lograr votos. Esto dejará un evento sin precedentes de un líder extranjero capaz de lograr influir en las elecciones hondureñas solo con su imagen y apoyo. Esto incluso se ve en cuentas de redes sociales de franquicias de Nuevas Ideas (partido fundado por Bukele) en Honduras, Nicaragua y Guatemala.

Evidentemente,esta jugada también puede ser riesgosa. Un conflicto diplomático con un país vecino, también podría generar consecuencias económicas que no benefician a nadie. Para esto Bukele deberá tratar con pinzas sus discursos públicos hacia la política interna.

La segunda República Centroamericana


Aunque pensar en que Nayib Bukele pueda ser aquel caudillo capaz de reunificar a los países centroamericanos es bastante utópico, no es falso que su imagen sí pueda generar una mayor cooperación entre estos países.

Podría ser algo muy parecido a lo que el expresidente Hugo Chávez logró apalancado en popularidad y petrodólares. Gracias al apoyo del coronel bolivariano, Venezuela creó organizaciones como la Petrocaribe y logró controlar Unasur debido a sus aliados de la región.

Igual, no por nada, el fallecido “comandante” siempre visualizó con cumplir el sueño de Bolívar y ser el sucesor de aquella América Unida, desde el río grande, hasta la Patagonia. Ahora Bukele podría conseguir el retorno de la República Federal de Centroamérica, o por lo menos, de alguna parte de esta con Gobiernos aliados. Pues no es muy alejado a la realidad que Bukele logre surgir como la imagen de caudillo que tanto aman los latinos.

La imagen de Nayib Bukele como nuevo Rock Star de la política latina es una realidad. En un panorama de gran impopularidad entre los Gobiernos de la región, el líder del partido Nuevas Ideas es quién mejor sale librado. ¿Será el presidente millenial la figura que promueva la unión centroamericana , o por lo menos del triángulo norte: Honduras, Guatemala y El Salvador?