fbpx

COVID-19: ¿por qué aumentaron de precio las vacunas de Pfizer y Moderna?

Dos de las farmacéuticas más importantes del mundo han decidido incrementar el precio de su biológico en Europa. ¿Cuál es la razón y cómo afectará esta situación Latinoamérica?.

Botellas de vacunas contra el COVID-19

Aunque la mayoría del mundo ha ingresado a lo que se conoce como una “nueva normalidad”, tras más de un año desde el inicio de la pandemia, lo cierto es que regresar a la “vieja normalidad” es un tema que se ve aún lejano . Foto: Unsplash

LatiAmerican Post | Christopher Ramírez Hernández

Escucha este artículo


Read in english: COVID-19: Why Did Pfizer and Moderna Vaccines Increase in Price?

Aunque la mayoría del mundo ha ingresado a lo que se conoce como una “nueva normalidad”, tras más de un año desde que la Organización Mundial de la Salud (OMS) determinó a la COVID-19 como una pandemia (el pasado 11 de marzo de 2020), lo cierto es que regresar a la “vieja normalidad” es un tema que se ve aún lejano.

En las últimas semanas, se ha presentado un rebrote del nuevo coronavirus SARS-CoV-2, responsable de la COVID-19, especialmente en Europa. De acuerdo con la OMS, el continente europeo enfrenta un nuevo pico de la pandemia, alcanzando el pasado 2 de agosto un total de 60 millones de infectados, así como un poco más de 1,2 millones de personas fallecidas por esta enfermedad.

“El fin de la pandemia está todavía en el horizonte[...]. Es importante que los países continúen con sus esfuerzos combinados para proteger a la población más vulnerable ya quienes están en riesgo”,  aseguró la dirección de Emergencia de OMS-Europa , Dorit Nitzan, por medio de un comunicado de prensa.

Ahora bien, el proceso de vacunación no es un tema que aporte mucha esperanza en ese continente, teniendo en cuenta que las promesas hechas por la Unión Europea (UE) en relación con este ítem se rompen cada vez más.

Lea también: Opinión: El mundo deberá escoger: salud o libertad

Por ejemplo, según datos del Centro Europeo de Control y Prevención de Enfermedades (ECDC, por sus siglas en inglés), la idea era que al finalizar el primer trimestre de 2021 ya estaba inmunizada al menos el 80% de la población adulta de más de 80 años, así como el 80% del personal sanitario en toda la UE. Sin embargo, al iniciar el mes de abril solo se había inoculado con las dos dosis necesarias al 27% de las personas mayores de 80 años y al 50% de los trabajadores de la salud.

De hecho, solo fue hasta el 25 de julio que el ECDC dio resultados positivos sobre el proceso de vacunación, asegurando que el 84,1% de las personas de 80 años o más ya tenían la vacunación completa. Ahora bien, aunque en ese ítem la promesa ya se ha cumplido (cuatro meses tarde), la de la inmunización al personal sanitario aún es una deuda, pues, según cifras de esta entidad, solo el 77% de los trabajadores de la salud ya cuentan con las dos dosis.

Variante Delta: la responsable del aumento de precios

No obstante, tal parece que las promesas de la UE aún deberán esperar, pues el factor económico podría entrar en crisis. El pasado 1 de agosto, el mundo se despertó con una noticia que ha preocupado a la mayoría de los países, especialmente a los europeos: las vacunas de Pfizer y Moderna contra la COVID-19 subirán de precio en la UE.

Según un informe filtrado por el Financial Times, los últimos contratos firmados entre la UE y las farmacéuticas para hacerse con suministros de la vacuna estipulan un crecimiento exponencial en el precio del biológico. En el caso de Pfizer / BioNTech, el precio de la vacuna subirá de 15,50 euros (18,39 dólares) a 19,50 euros (23,14 dólares) por dosis, lo que representa un incremento del 25%. Por su parte, la de Moderna tendrá una elevación del 10%, pasando de 19 euros (22,50 dólares) a 21,50 euros (25,50 dólares).

Por supuesto, este incremento no aparece de la nada, sino que se da como respuesta a los mismos cambios que el nuevo coronavirus ha mostrado con el paso del tiempo, específicamente, la variante Delta que hoy en día aqueja a gran parte del mundo.

El Ministerio de Salud de Colombia, por medio de Carlos Álvarez, infectólogo y designado por la OMS para los estudios clínicos contra COVID-19 en ese país, explica que esta variante ha tenido influencia directa en el aumento de los precios de las vacunas, teniendo en cuenta en cuenta que es capaz de afectar la efectividad de algunas de ellas.

En cuanto a la pregunta de si existe o no lo necesidad de reforzar el cuadro de vacunación con una tercera dosis de, por ejemplo, las vacunas de Pfizer o Sinovac (vacuna china), lo que por supuesto significaría un mayor gasto para los países, Carlos Álvarez aseguró que aunque es una posibilidad que se está estudiando “hasta ahora no tenemos una respuesta concreta en el mundo”.

Según una entrevista que dio el secretario de Estado francés de Asuntos europeos, Clément Beaune a la Radio France Internationale (RFI), esta situación hay que mirarla “con racionalidad”, pues es lógico que las farmacéuticas impondrán “contratos más exigentes, con productos adaptados a las variantes ”. Asimismo, indicó que esta no será una suerte que solo vivirá la Unión Europea, “sino que para todos los compradores será un poco más caro”.

"Los están adaptando a las variantes, como se pide en los contratos que se están negociando", agregó Beaune.

¿Cómo afectará este incremento a América Latina?

Aunque este es un tema que por supuesto tendrá consecuencias directas en todo el planeta, cabe recordar que Latinoamérica es una de las zonas que ha recibido la cobertura de COVAX, la alianza que se muestra como “la única iniciativa mundial que colabora con los gobiernos y los fabricantes para que las vacunas contra la COVID-19 estén disponibles en todo el mundo, tanto para los países de ingresos altos como para los de ingresos bajos ”, tal y como lo explica la OMS por medio de un comunicado oficial.

Por su parte, el subdirector de la Organización Panamericana de la Salud, Jarbas Barbosa, informó a finales de 2020 que en América Latina “tenemos 27 países que van a pagar por las vacunas, y diez países que van a recibir la vacuna sin pagar porque bajo criterios económicos son los países más pobres o porque por su pequeña población tienen más dificultad de acceso. Son criterios del Banco Mundial que está utilizando la Alianza para las Vacunas Gavi, que lidera el COVAX ”.

En pocas palabras, aunque el incremento del precio de las vacunas de Pfizer y Moderna pueden afectar también los procesos de vacunación en esta parte del mundo, no tendrá un impacto tan negativo como el que podría tener en zonas no cubiertas por la alianza COVAX u otro tipos de estrategias de financiación para los países en vía de desarrollo.