fbpx

5 consejos para ser un freelancer y estar en casa con niños

Para que puedas disfrutar de tu trabajo en home office con pequeños corriendo por toda la casa, conoce estos consejos para ser freelancer y poder hacer más eficiente tu horario.

Mujer trabajando desde casa cargando a su bebé

Te damos algunos consejos en el que puedas ser un freelancer y a la vez cuidar a tus pequeños en la comodidad de tu. Foto: Pexels

LatinAmerican Post | Carlex Araujo

Escucha este artículo


Read in english: 5 Tips for Being an Efficient Freelancer and Being at Home with Children

Todos los padres conocen lo difícil que ha sido trabajar y cuidar a sus hijos al mismo tiempo debido al confinamiento que se generó por la crisis sanitaria de la COVID-19. Es por ello, que Latinamerican Post te brinda algunos consejos para que puedas ser un freelancer y, a la vez, cuidar a tus pequeños en la comodidad de tu hogar.

Lee también: El raro síndrome que afecta a algunos niños tras superar el COVID-19

El experto Tomás Castro, socio para la industria de Servicios Financieros en Deloitte, asesoró a diferentes grupos de gestión ejecutiva. Además, se enfoca en ofrecer soluciones a equipos multidisciplinarios. El experto aportó ideas en un estudio denominado “El retorno progresivo al trabajo: los desafíos para la industria financiera” y manifiesta que es probable que ese regreso a las labores solo dure de 12 a 18 meses. Es por ello que es recomendable poner en práctica algunas de las estrategias aquí sugeridas con el propósito de estar preparados para lo que vendrá.

  1. Selecciona tu área de trabajo. El home office se ha vuelto un espacio imprescindible en los hogares, por el tema de la pandemia. Sin embargo, si no cuentas con un lugar de tu casa destinado para que trabajes, es momento de ambientarlo y que los niños lo reconozcan como espacio.
  2. Implementa una agenda para tus labores diarias. Realiza una lista de tareas semanales, te ayudará a priorizar tus actividades y podrás establecer metas. Esta acción te obliga a organizar tus labores y establecer un horario, en el que puedas cumplir los desafíos al que te propones.
  3. Prevé algunas acciones para ahorrar tiempo. Usualmente, cuando los niños están en etapa preescolar requieren un poco más atención. Es por ello que uno de los tips es tener la merienda lista, o el botellón de agua, inclusive las actividades a la mano. Esto te ofrece la alternativa de solo detenerte en los descansos.   
  4. El exceso de trabajo no es bueno. Las responsabilidades del trabajador incrementan por determinación propia. El home office te permite cumplir objetivos diarios en tu área laboral, inclusive determinar si se llega a la meta mensual o anual. Sin embargo, tener una sobrecarga de trabajo trae infinidades de consecuencias, tales como ansiedad, adicción, dolores, pérdida de la memoria, abuso de sustancias, entre otros. Además, no solo tiene un impacto negativo en tu bienestar, sino también en tu familia.
  5. Toma recesos e interactúa con los niños. Algunos expertos manifiestan que el confinamiento que se está viviendo por la pandemia de la COVID-19 genera ansiedad. Es por ello que recomiendan que, por cada hora de trabajo en el home office, se tome un lapso de descanso de 5 a 10 minutos. Este período puede aprovecharse para atender las dudas de los niños o incluso tomar una taza de café, té o mate.

 

 

Estrategias que debes considerar dependiendo de la edad de tu pequeño

Por otro lado, el Doctor Damon Korb, integrante de la Sección de Pediatría del Desarrollo y Comportamiento de la American Academy of Pediatrics, considera que hay que implementar diferentes tácticas, ya que cada edad tiene sus vericuetos.

  1. Bebés (niños de 0 a 3 años). A esta edad, los bebés requieren de mucha atención. No obstante, puedes utilizar de un arnés. El contacto directo con los padres los mantiene dormidos. Sin embargo, cuando se despierta debes proporcionarle cambio, alimento y estimulación.
  2. Menores en edad preescolar (edad comprendida entre 3 a 6 años). Implementa diversas áreas de juego, tales como plastidedos, legos, crayones, entre otros. Estas actividades los harán mantenerse ocupados constantemente.
  3. Niños en edad escolar (de 6 a 12 años). Esta edad tiende a ser más sencilla debido a que pueden cubrir sus necesidades ellos mismos, es decir, ir al baño solo o comer solo. Sin embargo, puedes crear rutinas y establecer tareas, inclusive delegar algunas responsabilidades.
  4. Preadolescentes y adolescentes (su edad oscila entre 12 a 18 años). Aunque son un poco más adultos, igual requieren de una estructura y horarios. Planifica, delega responsabilidades y mantén el orden y la limpieza. Comparte con ellos el proyecto homeschoollig.

En definitiva, el home office es una alternativa que seguirá siendo la mejor opción para muchos padres por mucho tiempo. Entonces, trata de planificar, preveer y cumplir tus metas para lograr tus objetivos.