fbpx

Mundial cada dos años: argumentos a favor y en contra

En mayo de este año la FIFA comenzó a considerar seriamente la idea de realizar una Copa Mundial cada dos años, propuesta que ha adquirido más y más fuerza con el pasar del 2021.

Estadio de fútbol lleno

Tener un mundial cada dos años es visto con malos ojos, pero existen ciertos beneficios reales. Veamos algunos argumentos a favor y en contra de esta polémica propuesta. Foto: Pexels

LatinAmerican Post| Juan Manuel Londoño

Escucha este artículo


Read in english: World Cup Every Two Years: Arguments For And Against

Falta de opositores a esta Copa Mundial cada dos años no hay. La UEFA, por ejemplo, se ha mantenido firmemente en contra de realizar un Mundial cada dos años. “Jugar cada verano un torneo de un mes, para los jugadores es mortal. Si es cada dos años choca con el Mundial femenino, con el torneo Olímpico de fútbol [...] el  valor [del mundial] es precisamente porque es cada cuatro años, lo esperas, es como los Juegos Olímpicos, es un gran evento. No veo que nuestras federaciones lo apoyen”, dijo Aleksander Čeferin, presidente de la UEFA. 

Tener un mundial cada dos años es visto con malos ojos, pero existen ciertos beneficios reales. Veamos algunos argumentos a favor y en contra de esta polémica propuesta. 

El lado positivo

Es innegable que el entretenimiento que proporciona un Mundial de fútbol es casi inigualable en el mundo del deporte. Pocos patrocinadores y compañias de medios se negarían a realizar un mundial cada dos años, simplemente por la cantidad de ojos que atraería. 

También está el hecho de que el Mundial es una de las principales fuentes de ingreso para la FIFA. Según la misma organización, el 95% de sus ingresos viene de la de la venta de derechos de televisión, marketing, hotelería y licencias relacionados con la Copa Mundial de la FIFA. 

De la misma forma, la mayoría de gastos de la FIFA se basan en desarollar el fútbol alrededor del mundo. Solo para el 2022, la FIFA  planea gastar 714 millones de doláres en desarollo y educación futbolística. 

Siendo así, un mundial cada dos años podría contribuir al aumento de la educación de los arbitros, el desarollo del fútbol femenino y de avances médicos para los deportistas, entre otras cosas útiles. 

Lea también: ¿Los nuevos dueños? El mundo árabe se tomó el fútbol europeo

El lado negativo

Un argumento fuerte en contra de esta propuesta es que se reduce la importancia del evento. Realizar un evento que normalmente se hace cada 4 años en 2 años puede quitarle relevancia a los ojos del público. Esta makro relevancia puede reducir la demanda por el evento, causando que este resulte en menos dinero que antes. 

Otro argumento fuerte en contra se basa en la salud de los jugadores. Con este cambio de propuesta, por lo menos en Europa, el calendario de los jugadores estaría tan apretado que no tendrían tiempo de recuperarse. Esto sin mencionar que varios futbolistas pasarían más tiempo alejados de sus familias, lo que afectaría su salud mental. Un mundial cada dos años podría resultar en más lesiones y partidos donde los jugadores no están al 100%.