fbpx

Huelga en Estados Unidos: la pandemia y renuncias masivas crean una 'primavera sindical'

La disminución en la fuerza laboral, así como los bajos salarios, son algunas de las razones que han llevado a que cerca de 40 mil personas entren en huelga en Estados Unidos.

Huelgas en Estados Unidos

La huelga se da con el fin de que los empleados puedan “ganar un salario decente, jubilarse con dignidad y establecer reglas de trabajo justas”. Foto: YT-Telemundo

LatinAmerican Post | Christopher Ramírez Hernández

Escucha este artículo


Read in english: Strike In The United States: The Pandemic And Massive Resignations Create A 'Striketober'

“Estados Unidos se encuentra en huelga”, es el mensaje que envían los principales medios de comunicación en el mundo desde el pasado 14 de octubre, cuando más de 10 mil empleados de John Deere, empresa especializada en la creación de máquinas para el sector agrícola y de la construcción, decidieron protestar en contra de la compañía.

Según expresó Chuck Browning, vicepresidente del sindicato de trabajadores (conocido como United Auto Workers – UAW), en un comunicado oficial, la huelga se da con el fin de que los empleados puedan “ganar un salario decente, jubilarse con dignidad y establecer reglas de trabajo justas”.

Por su parte, la presidenta del principal cuerpo sindical estadounidense AFL-CIO, Liz Shuler, dijo que desde su organización han observado “como los trabajadores protestan y ejercen colectivamente sus derechos para luchar contra las corporaciones que no comparten la riqueza que los trabajadores han contribuido a crear”.

En el caso de John Deere, los empleados aseguran no sentirse cómodos con la propuesta de tener solamente un incremento salarial del 5 % al 6 % al año, teniendo en cuenta, según UAW, que este no tiene comparación con el aumento que han recibido sus ejecutivos durante los últimos años.

De hecho, la balanza está inclinada de tal manera que, por ejemplo, solo el consejero delegado de la empresa, John May, ha visto un aumento en su salario de 5 millones de dólares en 2019 a 16 millones en 2020; una diferencia del 26.666 % en relación con los 60 mil dólares al año que gana un trabajador en promedio.

Más desempleo; menos fuerza laboral

Ahora bien, una de las razones que ha tomado más fuerza entre los trabajadores huelguistas es el déficit de mano de obra que se ha presentado en los últimos meses en Estados Unidos, debido a la renuncia masiva de empleados de varias industrias en todo el país. De acuerdo con cifras del Departamento Laboral ya son más de 10,4 millones las vacantes que se necesitan ocupar, con más de 4,3 millones de renuncias evidenciadas solo el pasado agosto.

Por esto, y teniendo en cuenta que durante la crisis más fuerte de la pandemia por COVID-19 fueron cientos de personas las que debieron suplir las ausencias de aquellas que debían quedarse en casa, los trabajadores hoy exigen que las empresas reconozcan el esfuerzo extra con mejores condiciones laborales y económicas.

También te puede interesar: Así funciona la "Lotería de visas" de Estados Unidos  

Por otra parte, Dan Osborn, empleado de Kellogg’s, que junto con más de 1400 compañeros conforman una de las 17 huelgas que se han iniciado este octubre y presidente de una rama local del sindicato de Panaderos, Confiteros, Trabajadores del Tabaco y Molineros de Granos (BCTGM, por sus siglas en inglés), ha explicado que la necesidad de suplir vacantes ha hecho que varias empresas busquen llenar los puestos más “desagradecidos” sometiendo a los nuevos potenciales empleados a un sistema de pago de dos niveles, en el que estos entrarían ganando mucho menos que los trabajadores antiguos aunque ambos grupos realicen las mismas actividades dentro de las compañías.

Impacto para la comunidad latina en EE.UU.

Sin duda alguna, los latinos o “hispano estadounidenses” son uno de los grupos que más se ha visto afectado por este parón laboral, en lo que algunos expertos han tildado como “la primavera sindical de Estados Unidos”.

Según un informe del banco Wells Fargo publicado a inicios de septiembre, “en la última década, los hispano estadounidenses han sido el motor primordial en el crecimiento de la fuerza laboral” del país norteamericano.

Así, la huelga generalizada que ya tiene a cerca de 40 mil personas ausentes de sus puestos de trabajo, es una situación que deja consecuencias para la población latina, sobre todo en un momento en el que contaban con “aumentos de ganancias por encima del promedio” y daban cuenta “de una creciente tajada en el crecimiento del gasto”.

Con todo esto, aunque el panorama pareciese turbio para esta comunidad, lo cierto es que su situación laboral, en la mayoría de los casos, es aún precaria, y al ocupar dos tercios del crecimiento en la fuerza laboral en Estados Unidos, entre los años 2010 y 2020, según datos de Wells Fargo, es casi seguro que son muchos los latinos que actualmente participan de esta huelga en busca de mejorar sus condiciones laborales en este país.

Por esto, no es de extrañar el apoyo de La Casa Blanca con el presidente Joe Biden considerado como el Primer Mandatario más pro-sindicalista de los últimos años. Asimismo hay una probación del 68 % de los estadounidenses a estos grupos laborales, según una encuesta de Gallup en agosto. Lo anterior puede considerarse un buen indicio para que los trabajadores puedan ver resueltas sus peticiones; una escena en la que los latinos serían algunos de los grandes beneficiados.