fbpx

¿Qué fue a buscar Iván Duque en Medio Oriente?

El presidente colombiano acaba de finalizar su más reciente gira internacional. Además de acuerdos económicos y comerciales, Iván Duque en Medio Oriente afianzó lazos de cooperación militar.

Iván Duque y el primer Ministro de Israel, Naftali Bennet

La visita oficial del mandatario busca acuerdos históricos en los que se afiance el intercambio entre ambas naciones, siendo estas dos, importantes centros geográficos estratégicos de comercio y seguridad. Foto: TW-IvanDuque

LatinAmerican Post | Santiago Gómez Hernández

Escucha este artículo


Read in english: What Did Iván Duque Look For In The Middle East?

Luego de asistir a la COP 26 en Glasgow, Reino Unido, el encuentro de mandatarios más importante en materia de Medio Ambiente, y de su visita a Francia, Iván Duque aprovechó y continuó su gira por el Medio Oriente. El mandatario latino visitó los Emiratos Árabes Unidos y posteriormente llegó a Israel.

¿Qué busca Duque con su visita a Medio Oriente?

Los destinos de Duque fueron dos países de la región que son de suma importancia para los intereses colombianos en el Medio Oriente. El primer destino fue los Emiratos Árabes Unidos, nación que representa grandes fondos de inversión.

Duque fue con la firme intensión de convertir a Colombia en el principal socio económico de esta pequeña, pero rica nación. Entre los negocios en común están la cooperación para energías renovables, el transporte aéreo, el turismo y el comercio, pero también inversión en minería, criticada en tanto en Colombia por ambientalistas como por la comunidad internacional.

La visita oficial del mandatario busca acuerdos históricos en los que se afiance el intercambio entre ambas naciones, siendo estas dos, importantes centros geográficos estratégicos de comercio y seguridad. Duque y el príncipe heredero de Abu Dabi, Mohamed Bin Zayed, firmaron un acuerdo para convertir a Colombia en el centro de operaciones para una mayor inversión de los EAU. De esta forma, esta pequeña nación con grandes inversiones en el mundo, tendrá en el país andino el centro de sus inversiones en la región. 

Lee también: Daniel Ortega, cada vez más parecido a Maduro

El caso de Minesa en Santurbán, Colombia, es un tema recurrente en materia de derechos de la preservación de la naturaleza y la necesidad de conseguir inversión para un país golpeado por la crisis que dejó la pandemia.

Mientras que en Israel, las intensiones son mucho más diversas. La nación judía y Colombia han sido grandes aliados diplomáticos, militares y económicos. Precisamente fueron estos los puntos en los que Duque intentó afianzar con el presidente Israelí. Precisamente, la alianza con Israel busca mantener el TLC firmado entre ambos países en 2020 para abrir la exportación de más de 7.000 productos colombianos.

Pero tal vez el campo más relevante entre la relación de Tel Aviv y Bogotá es en materia de seguridad. Principalmente porque Israel es uno de los principales proveedores de armas y elementos de la industria militar.

Por primera vez en la historia, Colombia toma una posición hostil hacia Irán, una potencia regional del Medio Oriente, pero que recientemente ha aumentado su influencia en América Latina, especialmente con acuerdos económicos y de cooperación militar con Venezuela.

Entonces, a pesar de que muchos catalogan la declaración del ministro de Defensa de Colombia como inoportuna, peligrosa e ingenua, también deja entrever que para Colombia, Irán sí es un peligro de seguridad, no tanto por el enriquecimiento de uranio que tanto teme Israel, sino por el apoyo que este le pueda otorgar al vecino colombiano que en la historia reciente han mantenido relaciones hostiles.

Colombia encuentra en Israel una alianza que puede también significar un bloque que haga contra peso a Teherán-Caracas. Algo que se vio materializado con el ingreso a la lista de grupos terroristas del Gobierno colombiano organizaciones como la Guardia Revolucionaria iraní y a la milicia chií de Hizbulá, aliados del país islámico.

Incluso Duque hizo un llamado para que Teherán desestime su programa de enriquecimiento nuclear que representa una amenaza para Israel y demás países de la región.

Su visita a Israel culminó con la primera oficina de innovación de Colombia en Jerusalén, la ciudad santa que es pieza clave en el conflicto palestino-israelí. Aunque no es una embajada, que le otorgaría el reconocimiento a la ciudad como capital de Israel, es un pequeño paso en esta dirección, ignorando las resoluciones de la ONU que pide dejar a Jerusalén como una ciudad neutral.

El Gobierno colombiano catalogó como un éxito, la gira emprendida entre Europa y Medio Oriente, con la recolección de más de USD 3.500 millones en inversión y créditos, la apuesta de Iván Duque para la reactivación económica.