fbpx

¿No más dislikes en YouTube? Cómo empeoró la plataforma

Quitar los dislikes en YouTube es la última en una larga lista de decisiones que han empeorado la plataforma.

Persona sosteniendo una tableta con la aplicación Youtube

La decisión de remover esta función es una más en la larga lista de cambios impopulares que han llegado a YouTube en estos últimos años. Foto: Unsplash

LatinAmerican Post| Juan Manuel Londoño

Escucha este artículo


Read in english: No More Dislikes On YouTube? How The Platform Got Worse

Hace poco YouTube anunció que ya los “dislikes” ya no serán visibles para todos los usuarios, únicamente para los creadores de los videos. Esta decisión es bastante impopular, ya que los dislikes en YouTube cumplían muchas funciones que eran consideradas como esenciales por varios usuarios de la plataforma. Por ejemplo, la cantidad de dislikes en un tutorial generalmente era indicativa de la calidad del mismo; si un tutorial tenía muchos dislikes, era considerado como difícil de seguir o inútil. 

La decisión de remover esta función es una más en la larga lista de desiciones impopulares que se han tomado en YouTube en estos últimos años. Veamos otras decisiones que empeoraron a YouTube y  que no fueron bien recibidos por la comunidad. 

Cuando quitaron la opción de añadir subtítulos creados por la comunidad

Antes de septiembre de 2020, YouTube tenía una función llamada Community Contributions. Está le permitía a los usuarios crear subtítulos para los videos de sus creadores favoritos y enviarlos para su aprobación a estos mismos creadores. 

Esto le permitía a canales pequeños, que no pueden pagar por una traducción oficial, tener un mayor alcance. Gracias a esta función muchos canales encontraron nuevas audiencias en otros idiomas e incluso en las personas sordas o con dificultades auditivas. Todo esto sin pagar un centavo. 

Ahora, gracias a que YouTube quitó esta función, muchos canales deben utilizar el sistema de subtítulos automáticos, (que no es el mejor) si quieren seguir llegando a sus audiencias. 

Esto también le dificultó la vida a varios traductores freelance, que utilizaban la función como prueba de su experiencia, para ampliar su hoja de vida. 

Lee también: "Piel del metaverso": ¿vivir y sentir el mundo virtual?

YouTube Red

Es difícil recordarlo, pero en el 2015, cuando YouTube introdujo su versión premium al mundo, las redes sociales desaprobaron con fuerza esta decisión. Conocido como YouTube Red, por solo 10 dólares al mes, le ofrecía a los usuarios contenido original, la posibilidad de descargar videos para verlos offline y la habilidad de reproducir videos mientras se usan otras aplicaciones o cuando la pantalla está apagada.

El internet encontró varios problemas con esta propuesta. En primer lugar, el precio de YouTube Red era muy elevado para solo esas funciones. Costaba lo mismo que una suscripción de Netflix, que ofrecía contenido de mucha más calidad.

Adicionalmente, la posibilidad de reproducir videos mientras se usan otras aplicaciones o cuando la pantalla está apagada era gratis antes de que YouTube lanzara Red. 

Más que todo, la creación de Youtube Red solidificó en la mente de muchos un cambio en la filosofía de la plataforma. Ese día la compañía , en la mente de muchos, dejó de ser un sitio para los creadores de video amateur y tomó un aire mucho más corporativo. 

Dobles anuncios al comienzo de los videos

Es difícil saber cuándo empezó esta práctica. Sin embargo, sabemos que más o menos entre finales del 2017 y comienzos del 2018 YouTube empezó a incluir dos anuncios publicitarios al principio de los videos en lugar de uno. 

No hay nada de malo con la publicidad, de hecho esta misma es la que le da dinero a la plataforma, pero cuando ya es demasiada puede llegar a ser intrusiva. 

Además de ser fastidiosos, algunos de estos anuncios no se pueden saltar, lo que pone a prueba la paciencia de los usuarios. El problema es aún peor cuando los anuncios son dobles, o tienen una duración exagerada (algunos usuarios han reportado la aparición de películas completas en estos anuncios).