fbpx

Contaminación auditiva de las criptomonedas: un problema preocupante

La contaminación auditiva de las criptomonedas es un problema serio del que poco se habla.

Monedas de bitcoin

Según algunos estimados, la red de bitcoin usa en un año la misma cantidad de energía que toda Argentina. Sin embargo, hay otra manera en la que las criptomonedas pueden afectar el ambiente: la contaminación auditiva. Foto: Pexels

LatinAmerican Post| Juan Manuel Londoño

Escucha este artículo


Read in english: Noise Pollution of Cryptocurrencies: A Problem that Worries

Mucho se ha hablado de los requerimientos energéticos de las criptomonedas. Una de las críticas más tajantes que se le hace a esta nueva tecnología es su elevado uso de energía. Según algunos estimados, la red de bitcoin usa, en un año, la misma cantidad de energía que toda Argentina. Sin embargo, hay otra manera en la que las criptomonedas pueden afectar el ambiente: la contaminación auditiva.

¿Cuál es el problema?

La única manera de introducir nuevas criptomonedas a la circulación es mediante el “minado” de las mismas. En simples palabras, para “minar” una moneda se necesita un computador que pueda resolver un problema matemático complicado. Cuando el problema se resuelve, el dueño del computador gana algunas criptomonedas. En el pasado, cualquiera podía resolver estos problemas, inclusive desde una simple laptop. Sin embargo, a medida que ha aumentado la competencia, estos problemas se han vuelto más difíciles de resolver. Por lo tanto, un minero necesita un mayor poder de computación y más máquinas para ser el primero en resolver este problema y ver una ganancia.

Esto ha resultado en complejos industriales masivos que albergan miles de computadoras que requieren un uso constante de energía. Estas computadoras no solo producen ruido mientras hacen sus operaciones, sino que también necesitan enfriarse, utilizando ventiladores industriales que generan aún más ruido. El resultado puede ser enloquecedor. 

Lea también: "Piel del metaverso": ¿vivir y sentir el mundo virtual?

Un sonido constante

Ya son varios los casos en el que el ruido de las minas de criptomonedas afectan el bienestar de una comunidad.  

Por ejemplo, Red Dog Technologies, una mina ubicada en Tennessee, Estados Unidos, recibió este año una demanda de parte de los residentes locales por el ruido excesivo que genera. Preston Holley, una habitante del pueblo cercano de Limestone, describió el ruido como “Constante. Por dentro, por fuera, no puedes descansar”. El mismo vicepresidente de la compañía, Ed Medford, describió el sonido que produce la mina como un “zumbido que está sonando todo el tiempo”. Varios medios han descrito este sonido como un problema real que ha afectado la salud mental y la calidad de vida de estos habitantes de una zona rural que en el pasado era completamente callada. 

Y es que se estima que cada una de las máquinas usadas para minar bitcoin es capaz de producir hasta 80 decibeles de ruido. Esto es más o menos el mismo ruido que produce un camión. Ahora multiplique este ruido por miles de máquinas, más los ventiladores necesarios para enfriarlas. 

La polución de ruido no solo puede generar pérdida auditiva, sino también alteración del sueño, estrés, enfermedades cardíacas y muchos otros problemas de salud. Definitivamente, este es un inconveniente de las criptomonedas que los mineros deberán solucionar si no quieren enfrentarse a sus temidas regulaciones estatales.