fbpx

Posibles riesgos del uso de CBD en embarazadas

Aunque las pruebas no son concluyentes, lo recomendable es evitar el consumo de esta sustancia durante la gestación y lactancia. Estos son los posibles tiesgos del CBD en embarazadas.

Mujer aplicando aceite de CBD en sus manos

Ya sea la razón por la que se utiliza, esto también podría tener contraindicaciones sobre todo en las mujeres que se encuentran en estado de embarazo. Foto: Unsplash

LatinAmerican Post | Brandon Martínez Salazar

Escucha este artículo


Read in english: Possible Risks of using CBD in Pregnant Women

La marihuana es una planta que a largo de las décadas ha sido estigmatizada por los gobiernos sin ninguna base científica. Aunque es cierto que fumar cualquier tipo de sustancia tiene efectos negativos en el sistema respiratorio e inmunitario, los estudios de esta planta han demostrado que sus componentes (como el CBD) resultan ser favorables para cierto tipo de enfermedades. Sin embargo, hay situaciones donde los consumidores no deberían utilizar cannabidiol.

Para contextualizar, el CBD o cannabidiol es uno de los componentes de la marihuana que no se asocia con la condición de estar drogado y sus propiedades han sido efectivas para algunos tratamientos. Se ha demostrado científicamente que puede ser útil para aliviar el dolor muscular, es un antinflamatorio y ha ayudado a pacientes con patologías neuronales, mayoritariamente consumida en presentación liquida: aceite de cannabis.

¿Por qué no se recomienda consumir CBD durante el embarazo?

De acuerdo con el FDA (Administración de Medicamentos y Alimentos de Estados Unidos), en la actualidad no existe una investigación concluyente sobre los efectos del CBD en el desarrollo del feto, la madre embarazada o en lactancia. No obstante, sí existen preocupaciones, pues la información que hasta el momento se ha podido obtener alrededor de este tema es que probablemente esto pueda inducir a ciertos riesgos en el embarazo.

Algunas investigaciones hechas en animales en embarazo donde se les suministró altas dosis de CBD mostraron riesgos en el sistema reproductivo de fetos masculinos. Ahora bien, se presume que también durante la lactancia el cannabidiol concentrado en el cuerpo de la mujer pueda transferirse al bebé. 

Por otro lado, la FDA ha estado investigando los riesgos que puede sufrir el feto o el bebé amamantado por consumo de CBD contaminado. Esto porque según los informes, en algunos casos este componente se ha encontrado contaminado con pesticidas, metales pesados, hongos y bacterias.

¿Posibles efectos negativos en la salud mental de los niños?

Algunas mujeres durante la etapa de embarazo consuman cannabidiol para aliviarse de las nauseas y la ansiedad. Sin embargo, en un nuevo estudio realizado por la Escuela de Medicina Icahn del Hospital Mount Sinai y de la Universidad de la Ciudad de Nueva York, se encontraron trastornos conductuales en niños, cuyas madres habían consumido CBD en la gestación. 

Lee también: Infografía: Cannabis medicinal, ¿cuál es la diferencia entre el THC y el CBD?

En esta investigación se realizaron pruebas neurológicas y se analizaron muestras de cabellos en los niños. Así mismo, los menores entre los 3 y 6 años mostraron el doble de probabilidades de ser ansiosos, agresivos o hiperactivos. Además, cuando se analizaron sus cabellos se halló un alto nivel de cortisol, la conocida hormona del estrés. Una breve explicación a esto es que se deba a la alteración de la actividad de los genes en la placenta en el momento de gestar.

Aunque estas pruebas no concluyen que realmente el cannabis sea el causante de dichas patologías, pues se sugieren investigaciones más rigurosas al respecto, lo recomendable es que las mujeres (durante y después de la gestación) no consuman CBD para minimizar posibles riesgos en los bebés.