fbpx

¿De qué trata el pacto de no agresión entre Real Madrid y Barcelona?

Los presidentes del Real Madrid y Barcelona sellaron un pacto de no agresión en días recientes. Pero, ¿de qué trata este acuerdo no escrito entre los máximos rivales del fútbol español?

Jugadores del FC Barcelona y el Real Madrid durante un partido

Foto: Miguel Ruiz - FC Barcelona

LatinAmerican Post | Theoscar Mogollón

Tanto en la vida como en el fútbol, los rivales se temen y se sufren, pero sobre todo se respetan. Este es el caso de los dos máximos clubes del fútbol español, Real Madrid y FC Barcelona, quienes más allá de los enfrentamientos dentro del campo también lidian con temas desde las oficinas. Para esta ocasión, los mandatarios de ambas instituciones están llevando a cabo un pacto de no agresión que tenía meses en conversaciones y que ahora ya se hizo "oficial" con un apretón de manos.

Lee también: Hijos de deportistas colombianos que siguieron los pasos de sus padres

Según informó el diario Marca, Florentino Pérez y Joan Laporta se reunieron en reiteradas ocasiones para tratar temas legales que los conciernen a ambos y trazar líneas sobre el acuerdo hablado no escrito sobre la tolerancia de las dos entidades respecto a determinados escenarios con jugadores de una u otra plantilla. En otras palabras, ni Real Madrid ni Barcelona tocarán futbolistas del otro equipo mientras tengan contrato en vigor.

A su vez, vale la pena resaltar que el pacto de no agresión no tendría relevancia siempre y cuando el futbolista en cuestión termine su contrato, esto aplica tanto paraambos equipos. En este punto, Real Madrid y Barcelona sí podrían jugar con su poder económico y seducción para tratar de realizar algún fichaje, ya que no existiría ninguna injerencia en el proceso de renovación salvo que esté en los últimos seis meses de contrato.

Madrid - Barcelona: una historia con antecedentes de "agresión"

El fanático promedio del fútbol conoce las cientos de historias sobre fichajes de jugadores que van del Madrid al Barcelona y viceversa. Uno de los más polémicos y que a día de hoy sigue en la retina de millones es el del portugués Luis Figo, quien pasó de la entidad catalana al club merengue en el 2000 para convertirse en el fichaje más caro de la historia en aquel momento. Y es que el artífice de dicho movimiento no pudo ser otro que Florentino Pérez, que en esas fechas cumplía su primer mandato en el club.

Desde entonces, la cantidad de futbolistas que han pasado de un equipo a otro ha disminuido, pero eso no significa que ambos clubes hayan dejado de tantear figuras de su máximo rival. La última vez que Florentino y Laporta hablaron sobre el pacto de no agresión fue durante el Clásico en Riad (Arabia Saudí), por la Supercopa de España, pues había surgido el rumor que el Madrid estaba interesado en fichar al uruguayo Ronald Araújo en 2023 cuando quedara como agente libre.

Otro caso reciente sucedió en el verano del 2021. En esta ocasión el club blanco fichó al canterano de 19 años Jaume Jardí, delantero y capitán del Juvenil A del Barcelona y que tenía cinco temporadas formándose en La Masía. Esto significó un golpe durísimo para la entidad catalana, que estuvo cerca de también ver a Ilaix Moriba vestido de blanco, sin embargo, en este punto ambos mandatarios decidieron poner en marcha el pacto de no agresión.

Objetivo Haaland: una lucha sin tregua

Pero el respeto mutuo y el pacto de no agresión entre Real Madrid y Barcelona no procede cuando estos deseen fichar un jugador en común. El historial de guerra en estos casos se ha mantenido y se mantendrá con el pasar de los años, y el objetivo para este 2022 es uno en específico: Erling Haaland. El atacante noruego es la obsesión de media Europa y el club blanco es uno de los mejores posicionados para hacerse con sus servicios, algo que tratará de impedir Laporta a toda costa.

Asimismo, la nueva puja de los dos rivales más grandes de España vuelve a dirigirse a tierras brasileñas, donde ya le han puesto el ojo a Endrick Felipe Moreira. La nueva joya del Palmeiras solo cuenta con 15 años de edad, pero eso no le ha impedido demostrar sus dotes de goleador con la sub-20 de su equipo. No obstante, cabe destacar que la normativa FIFA señala que "cualquier jugador extra comunitario no puede ir a Europa hasta cumplir la mayoría de edad", por lo que tendrán que batallar y esperar hasta 2024.