fbpx

Teletrabajo: Tips para mejorar tu ambiente de trabajo en casa

Si trabajas desde casa, en algún momento te has preguntado acerca de cómo mejorar tu espacio para que sea cómodo y saludable. En este artículo te damos tips para mejorar tu experiencia de teletrabajo

Pareja usando sus computadores mientras hacen trabajo en casa

Foto: Pexels

LatinAmerican Post | Luis Angel Hernández Liborio

El trabajo a distancia no es algo nuevo, pero lo cierto es que la pandemia fue un gran impulso para que cada vez más empresas le dieran la oportunidad. Como toda actividad, esto supone ventajas y desventajas, por ello la Organización Mundial de la Salud y la Organización Internacional del Trabajo han dado una serie de recomendaciones, en un informe lanzado recientemente, para que, además de productivo, el ambiente en el teletrabajo también sea seguro para los empleados.

Proteger la salud física y mental en casa

Hay un punto muy relevante en toda esta dinámica creciente del teletrabajo: es una normalidad que está en constante cambio y que aún no se consolida en un “estado final”. Así, como señala Vera Paquete-Perdigão, Directora del Departamento de Gobernanza y Tripartismo de la OIT, es el momento perfecto para incorporar lo necesario para garantizar un trabajo digno y saludable para millones de personas en el mundo.

El trabajo a distancia plantea ventajas que impactan directamente a la salud física: el poder dormir más tiempo y evitar el congestionamiento vial, ya sea en el coche propio o en transporte público, permite tener tiempo que puede invertirse en actividad física y en mejorar los hábitos alimenticios. La salud mental no debe dejarse de lado, el dormir y alimentarse saludablemente impactan en la sensación de bienestar de las personas que a su vez les permite desarrollar mejor sus actividades laborales.

No obstante, esta modalidad de trabajo también representa varios riesgos si no se toman las medidas correspondientes pues, a diferencia de la oficina, por ejemplo, las sillas, escritorios y altura de la computadora pueden no ser las correctas, hecho que puede impactar generando lesiones. De igual manera, si no hay una división clara entre el horario de trabajo y la vida personal, puede darse un desgaste emocional que supondrá un daño a la salud mental. El agotamiento, el estrés y los problemas en las relaciones personales de quienes conviven en el mismo hogar pueden ocurrir en este contexto.

¿Cómo mejoro mi ambiente de trabajo en casa?

En el aspecto físico es importante tener un espacio adecuado para el trabajo, si tienes la posibilidad de destinar un lugar como “oficina” sería lo ideal. Esto te permitirá tener privacidad si vives con más personas, especialmente con niños. También te permite controlar el nivel de ruido, la ventilación y seleccionar los muebles correctos para tu trabajo. La ergonomía es importante, tener una silla y un escritorio que puedan adaptarse a ti reducirá las probabilidades de lesiones derivadas de malas posturas y de períodos largos en el asiento. El reto es pasar de un espacio improvisado a uno diseñado para trabajar cómodamente.

Desde luego, no siempre tenemos un espacio que pueda ser una oficina, sin embargo la ergonomía no debe ser un tema negociable. Tu posición en el asiento, la altura, la posición de tus manos frente a la computadora, la inclinación de tu cabeza y tomar descansos tiene un impacto.

También puedes leer: ¿Cómo impactará la despenalización del aborto en Colombia a la salud pública?

Trata de seguir una rutina como si estuvieras en trabajo presencial, es decir, aunque ahora duermas más, debes establecer horarios para levantarte, ducharte, desayunar y realizar tus actividades previas al trabajo como el ejercicio. De igual manera, al terminar tu jornada laboral, desconéctate del trabajo y vuelve a tu vida personal: lee, convive, ve algún capítulo de tu serie favorita. La división entre tu vida laboral y personal es imprescindible.

No olvides tus derechos laborales aunque estés en casa

La OIT y la OMS son claros, el éxito del teletrabajo depende del Estado y las empresas, su papel es el de proporcionar las condiciones para que el trabajador pueda desempeñar su labor correctamente sin importar si está de forma presencial o a distancia. En Latinoamérica, las leyes que regulan el trabajo a distancia no son nuevas, pero los retos que trajo la pandemia obligaron a modernizarlas considerando la nueva realidad. No olvides que tienes derechos, infórmate sobre lo que establece la ley en tu país para que no asumas costos que no te corresponden si es el caso. Aquí tres ejemplos distintos:

México: Hace poco más de un año entró en vigor la reforma al art. 311 de su ley laboral, en ella se estipula que la empresa es la responsable de proporcionar el equipo necesario para el trabajo: silla, escritorio, impresora, computadora, etc., pagar el servicio de comunicación y hasta una parte de la electricidad en el hogar del trabajador, según lo anunció el gobierno mexicano. Además, el empleado tiene derecho a la desconexión una vez terminada su jornada.

Colombia: En 2020 más de 209 mil colombianos estaban en teletrabajo de acuerdo con el ministerio de las TIC. En este país existe desde el 2008 una ley que lo regula, el ministerio encargado del tema ofrece asesorías a las empresas para implementar esta modalidad de trabajo. En su artículo 6°, párrafo 7 se establece que serán los empleadores los encargados de proveer de equipos, programas, desplazamientos y costo de la energía necesaria para el desempeño del trabajo, medidas similares a las que adoptaron muchos países en el mundo.

Brasil: De acuerdo con el gobierno brasileño, más de 350 mil trabajadores desempeñaron sus labores a través de la modalidad a distancia debido a la pandemia, esto incluyendo al sector público. Para este último, se publicó en 2020 la Instrucción Normativa 65 sobre teletrabajo que establece en su artículo 23 que es responsabilidad del trabajador que ha elegido la modalidad a distancia hacerse cargo de los costos de equipos, energía y comunicaciones para desempeñar su labor.