fbpx

8 filmes recomendados para entender el conflicto ruso-ucraniano

Estas películas muestran diferentes perspectivas que permiten comprender lo que ocurre en el este de Europa en medio del conflicto ruso-ucraniano.

Fotograma del documental 'Maidan' de Sergei Loznitsa

Foto: Festival de Cannes

LatinAmerican Post | Luis Angel Hernández Liborio

Escucha este artículo


Read in english: 8 Films to Understand the Russian-Ukrainian Conflict

El conflicto entre Rusia y Ucrania lleva ya varias semanas de desarrollo y tiene antecedentes más antiguos que los dos países en su configuración actual. En esta lista recomendamos algunas cintas para comprender mejor el conflicto ruso-ucraniano actual, algunas de carácter propagandístico, otras con una profunda crítica e, incluso, una que puede considerarse una alegoría de la situación. El punto de vista político, social y sobre todo humanitario se encuentran presentes en esta selección.

Maidan, Sergei Loznitsa (2014)

El acercamiento entre Ucrania y la Unión Europea generó esperanza entre buena parte de los ucranianos de acceder a mejores condiciones de vida y de tener una democracia moderna y pujante, similar a los logros de Europa occidental. Sin embargo, el gobierno de Víktor Yanukóvich frenó esa aspiración, lo que orilló a miles de personas a protestar en contra suya. La plaza de la independencia (Maidan) fue testigo de este proceso que terminó con la huida del presidente, Loznista documentó las manifestaciones y disturbios desde dentro, lo que nos da una interesante radiografía del suceso.
 

Invierno en llamas: la lucha de Ucrania por la libertad, Evgeny Afineevsky (2015)

Al igual que Maidan, Invierno en llamas es una muestra de lo ocurrido en el Euromaidan, como también se llamó a la ola de protestas en contra del gobierno ucraniano. La brutalidad fue el arma principal del Estado para intentar detener las manifestaciones, pero el resultado fue el contrario. Rusia y Ucrania no son simplemente dos países indiferentes entre sí, comparten raíces en común, además de los lazos fronterizos que le dan tintes de fraternidad al conflicto.

Leviatán, Andréi Zviáguintsev (2014)

Cinta rusa nominada al Oscar a Mejor Película Internacional, nos narra la historia de Kolya, un hombre de un pueblo costero cuya propiedad se ve amenazada por las ambiciones de Vadim, el alcalde. La obra se centra en mostrar las acciones sin escrúpulos que pueden utilizarse para conseguir algo, por lo que es una muestra de lo más oscuro de la esencia humana. El paralelismo que podemos encontrar con el actual conflicto entre Rusia y Ucrania no está sólo en el despojo de la tierra de Kolya, sino en el uso del aparato político, legal y hasta la opinión pública por quienes ejercen el poder.  

Donbás, Sergei Loznitsa (2018)

Uno de los orígenes del conflicto actual ruso-ucraniano son las regiones prorrusas, las cuales son apoyadas por Moscú. Esto derivó en la creación de la llamada República Popular de Donetsk, cuya protección tomó Rusia como uno de los pretextos para invadir Ucrania. Donbás de Sergei Loznitsa es una cinta en episodios, los cuales muestran retratos oscuros de la situación en esa región en disputa. El odio, la corrupción y la guerra en un retrato crudo visual y narrativamente.

También puedes leer: Los estrenos más esperados en las plataformas de streaming en abril

Los últimos hombres en Alepo, Firas Fayyad (2017)

En la Guerra Civil Siria iniciada en 2011, Estados Unidos y Rusia apoyaron a dos de los tres bandos contendientes: la oposición y el gobierno, respectivamente. Los ataques armados destruyeron ciudades y terminaron con la vida de miles de personas, así como millones de desplazados por la guerra. Este documental muestra a los hombres que decidieron quedarse en Siria y buscar sobrevivientes entre los escombros. En 2022 se enfrentan nuevamente Estados Unidos y Rusia de forma indirecta, la población de Ucrania se encuentra en medio, un paralelismo con Siria que nos muestra hasta dónde se puede afectar a la población.

La Tierra es azul como una naranja, Iryna Tsilyk (2020)

Una película acerca de la Guerra del Donbás, en La Tierra es azul como una naranja se produce un documental acerca de la producción de una película. Tsilyk sigue a una familia que en medio del conflicto decide producir una cinta, es de alguna manera una forma de enfrentar su realidad. El documento da fe de la difícil situación para la población civil en una región azotada por la guerra, es así una crítica hacia las consecuencias del conflicto y al mismo tiempo conmueve el intento de seguir adelante pese a las dificultades.

Putin Forever?, Kirill Nenashev (2015)

Vladimir Putin es un personaje complejo, es un líder que ha sido admirado por muchos por poner a Rusia nuevamente en el centro de las decisiones en el mundo tras la desintegración de la URSS y la agitada década siguiente. No obstante, también es un personaje oscuro, en Putin Forever? hay un seguimiento al sentir de los rusos sobre su presidente, desde el activismo hay una preocupación por las acciones de Putin y si seguirá en el poder por largo tiempo.

Sangre, Alina Rudnitskaya (2013)

El centro de la atención la tiene la población civil de Ucrania asolada por el conflicto, que los ha llevado a huir hacia otras partes de Europa. La población rusa aunque no ha sufrido el conflicto armado en su territorio aún, sí sufre los estragos de las sanciones impuestas a su país, por el momento tal vez no sean notorias pero con el tiempo podrían ser visibles. Sangre es una muestra de otros momentos de crisis que han vivido los ciudadanos rusos, en este documental vemos a personas vendiendo su sangre para poder sobrevivir y lo que eso significa para ellos. En 2022 aún está en el aire hasta dónde llegará la población rusa ante la presión económica en la que se encuentra Rusia y que irá haciéndose más dura.