fbpx

Alejandro Santo Domingo, el empresario que aspira a ser propietario del Chelsea

Ante la inminente venta del Chelsea FC, el nombre del colombiano Alejandro Santo Domingo ha destacado como uno de los posibles compradores.

Alejandro Santo Domingo y Vista del Estadio Stamford Bridge

Fotos: Grupo Valorem, Wikimedia-Ank kumar

LatinAmerican Post | Luis Hernández Liborio

Escucha este artículo


Read in english: Alejandro Santo Domingo, the Businessman Who Aspires to Own Chelsea

El nombre del empresario colombiano Alejandro Santo Domingo ha aparecido como uno de los potenciales compradores del club Chelsea, actual campeón del Mundial de Clubes y uno de los clubes más importantes de la Liga Premier de Inglaterra. Esto no ha pasado desapercibido en Colombia, de concretarse la compra del club inglés, Santo Domingo podría convertirse en uno de los pocos latinos que es propietario de un club en Europa. Se trata de un mercado muy competitivo, tan sólo basta recordar la compra del Newcastle en octubre pasado que acaparó los titulares por la capacidad económica de su comprador.

¿Por qué se vende el Chelsea?

19 años le duró el gusto de ser el propietario del Chelsea FC a Román Abramóvich. Durante su tiempo como dueño del club logró revolucionarlo. La sequía de títulos terminó con la llegada del ruso, quien a base de inversión de grandes sumas y de una correcta administración logró llevar al club a la cima para convertirlo en uno de los más poderosos del mundo. El Chelsea es ahora uno de los clubes más respetados en Europa y en el mundo. Sin embargo, eso no es suficiente para que su propietario pueda continuar siéndolo. Debido a la invasión de Rusia a Ucrania el empresario ha resultado afectado por las sanciones impuestas a su país de origen.

Abramóvich anunció la venta inmediata del club, por lo que rápidamente se formaron grupos interesados en la compra del Chelsea. En pocas ocasiones se da la venta de equipos que se encuentran en buenas condiciones económicas y deportivas, en general se da durante momentos de crisis. La rapidez con la que debe hacerse la transacción y las sanciones de las que es objeto el magnate posiblemente harán que su precio esté por debajo del precio de mercado que debería tener. Aún así, el empresario ha prometido que el dinero obtenido de la venta será destinado a apoyar a las víctimas de la guerra en Ucrania.

Alejandro Santo Domingo, en la élite empresarial deportiva

Santo Domingo es también estadounidense, es en Norteamérica donde ha adquirido experiencia y relaciones cruciales con la élite empresarial. Sus negocios en Colombia respaldan su capacidad económica que asciende a $2.400 millones de dólares, suficientes para respaldar la propuesta por la compra del Chelsea. Sin embargo no será una tarea sencilla, el empresario se encuentra frente a la élite de la industria deportiva europea y mundial. Buena parte de los clubes europeos pertenecen a magnates y empresas de China, Arabia Saudita, Qatar, Emiratos Árabes Unidos y Estados Unidos.

La ventaja de la propuesta de Santo Domingo es que es conjunta con Sir Martin Broughton, un empresario británico que lidera el proyecto y que es propietario de empresas como British Airways y que fue propietario del Liverpool FC. En el grupo está también el empresario indio Vivek Ranadive y los empresarios estadounidenses Josh Harris y Dave Blitzer, de acuerdo con información de SKY Sports.

De concretarse la compra, el colombiano-estadounidense estaría en el selecto grupo de propietarios de clubes europeos y sería el único latinoamericano que posee uno de los clubes de élite de Europa. El magnate mexicano Carlos Slim se encuentra lejos de ese objetivo, el propietario de grupo CARSO lo es también del Real Oviedo de la segunda división española, lejos de los reflectores y la fama que posee el Chelsea, por ello la propuesta de Alejandro Santo Domingo resulta interesante en una industria dominada por chinos, árabes y estadounidenses.

También puedes leer: ¿Infantino está transformando el fútbol para bien o para mal?

¿Beneficiaría la compra al fútbol colombiano?

Más allá de ser algo interesante para el fútbol de Colombia, la compra debería tener algún beneficio para el deporte del país sudamericano. Desde luego que los beneficios directos serían a nivel deportivo con alguna posibilidad de intercambiar jugadores o de abrir las puertas a jugadores colombianos para probarse en el club inglés. No obstante, esto luce lejos de la realidad, Alejandro Santo Domingo será un accionista minoritario, por lo que la toma de decisiones no pasará por él en todos los casos.

De entrada, en caso de concretarse la compra, el primer objetivo del club sería mantenerse en la élite del fútbol mundial sin importar el cambio de propietario. Además el club requerirá inversión constante para mantenerlo al mismo nivel en el que se encuentra, por ello resulta complicado pensar en beneficios directos al deporte de Colombia, al menos de inmediato, aún es temprano para que Santo Domingo pueda pensar siquiera en cómo puede relacionar a su país con su posible nuevo club.