fbpx

Johnny Depp vs. Amber Heard: los juicios celebrities en plena era digital

El juicio de Johnny Depp vs. Amber Heard parece librarse no solo en la corte, sino también en las redes sociales, donde millones de personas "hacen" de abogados

Johnny Depp y Amber Heard

Foto: YT-Law&Crime Network

LatinAmerican Post | Vanesa López Romero

Escucha este artículo


Read in english: Johnny Depp vs. Amber Heard: Celebrity Trials in the Digital Age

Desde el pasado 11 de abril se ha venido desarrollando el juicio por difamación entre Johnny Depp y Amber Heard. Ambos actores son tanto demandados como demandantes por una supuesta difamación. La situación ha puesto en peligro la carrera y las finanzas de ambos. A lo largo de estas dos semanas hemos visto (y seguro lo seguiremos viendo en las 4 semanas restantes) que tanto los medios como los cibernautas han instrumentalizado términos y temas como la violencia de género para generar más vistas, más lecturas y, por supuesto, discordia

¿Qué sucedió entre Heard y Depp?

La relación de los actores comenzó en 2012 y se casaron en 2015. Sin embargo, el matrimonio fue corto y finalizó en mayo del 2016, momento en el que Heard solicitó el divorcio y acusó a Depp de haberla maltratado físicamente. Debido a esto se le concedió una orden de alejamiento de 90 metros a él. Sin embargo, la ex pareja firmó un acuerdo millonario para que el proceso de divorcio fuera amistoso. Por esta razón, Heard retiró los cargos y la orden de alejamiento.

El divorcio se hizo oficial en 2017, pero en diciembre de 2018, y debido al auge del movimiento Me Too, Heard publicó una columna de opinión en el Washington Post en donde se refirió a sí misma como "una figura pública que representa el abuso doméstico" y denunció que las instituciones encubrieran a hombres violentos del medio audiovisual. Acá es muy importante resaltar que Heard no mencionó a Depp en la columna de opinión, pero sí explicó las consecuencias que llegaron a su carrera al haber sacado a la luz que fue víctima de abuso, durante su divorcio. The Sun, un periódico inglés, publicó un artículo en donde Johnny Depp era señalado como un "golpeador de esposas", por lo que el actor denunció al periódico por difamación. Sin embargo, fue una demanda que perdió debido a que el juez consideró que el calificativo usado por el periódico no era del todo mentira ya que las acusaciones hechas por Heard suponían que sí lo era.

En 2019, Disney despidió a Depp de la franquicia "Piratas del Caribe" y más tarde Warner también despidió al actor de la franquicia de "Animales Fantásticos". En marzo del 2020, Depp demandó por difamación a su ex esposa, por un total de 50 millones de dólares, y aseguró que él fue la víctima de la relación, acusando por primera vez a la actriz de haber perpetrado violencia en la relación. Heard respondió con una demanda por difamación en septiembre del mismo año, pero esta vez por 100 millones de dólares. 

Y así llegamos hasta hoy. Actualmente el juicio se está llevando a acabo y se espera que dure 4 semanas más. 

Lee también: Rihanna y Asap Rocky: ¿Cómo cubrir una ruptura amorosa?

¿Qué demuestra el juicio?

Es muy importante resaltar que este juicio está siendo televisado, e incluso ha llegado a ser comparado con el de O.J. Simpson. Asimismo, el juicio es por difamación, con el maltrato y el abuso doméstico como situaciones adyacentes a lo primero, pero son estos temas de violencia los que más han dado de qué hablar. Esto se da especialmente por un dedo de Johnny Depp, pues desde que el actor interpuso la demanda, dio a conocer que supuestamente Heard cortó su dedo en una pelea al lanzarle una botella. Esto dio mella para que se hablara de violencia de género en redes sociales, pero violencia hacia un hombre. Desde entonces el actor comenzó a ser defendido a capa y espada por sus seguidores a lo largo del mundo. Heard, entonces pasó a ser la victimaria, y ese es el papel que ha jugado durante el año y medio que se ha esperado por el juicio. 

El pasado 11 de abril, al iniciarse el juicio, el abogado de Heard, J. Benjamin Rottenborn, acusó a Depp de haber abusado sexualmente de la actriz. Los abogados de Depp negaron esta acusación, asegurando que era una mentira desesperada por parte de la ex esposa. A partir de esto, el tema central que se ha visto a lo largo de las dos primeras semanas de juicio es el de la violencia que vivió la pareja. 

Entre los testigos también participó la terapeuta que trató a la pareja durante su relación, Laurel Avis Anderson. La terapeuta afirmó que la relación estaba inmersa en un "abuso mutuo", ya que vio señales de maltrato físico en Heard y supo que Depp fue también víctima de golpes por parte de ella. Asimismo, los abogados de Heard han presentado como pruebas mensajes de texto de Depp, tanto a Heard como a sus familiares y amigos cercanos, en los cuales habla de golpearla, asesinarla e incluso profanar su cuerpo. A su vez, los abogados de Depp han traído un audio en el que Heard admitió haber golpeado a su ex esposo. 

A grandes rasgos toda esta situación parece ser una telenovela, no solo por lo absurdo de que ambos se estén denunciando por difamación, sino por la particular actitud cínica por parte de Depp y por la aparente instrumentalización del discurso de violencia de género por parte de Heard y los seguidores de Depp. ¿Realmente este caso se trata de violencia de género, o trata de una ex pareja de celebridades que se ve en el ojo del huracán en pleno auge del feminismo y las responsabilidad afectiva? Ya lo dijo la terapeuta en su testimonio, ambos fueron violentos mutuamente. 

A esto hay que sumarle el hecho de que en redes sociales se repliquen los mismos patrones que supuestamente se están denunciando: alabando a Depp por ridiculizar a Heard durante su testimonio, denunciando que Heard es una abusadora y viendo meramente como una víctima a Depp, cuando es claro que ambos son tanto víctimas como victimarios. Entre tanto, mientras la prensa y las redes sociales se alimentan del escándalo de las celebridades, las verdaderas víctimas de violencia de género están buscando ser visibilizadas por esos mismos espacios que se alimentan del espectáculo.