fbpx

Nuevo tratamiento de cáncer pulmonar reduce la mortalidad en quienes lo padecen

Combinar quimioterapia con inmunoterapia en pacientes tempranos de cáncer pulmonar hace que el 36% de los tumores desaparezcan, según un nuevo estudio.

Manos sosteniendo una figura de pulmones recortada en papel

Foto: Freepik

LatinAmerican Post | Brandon Martínez Salazar

Escucha este artículo


Read in english: New Lung Cancer Treatment Could Reduce Mortality

El esperanzador estudio realizado por el Grupo Español de Cáncer de Pulmón, mostró cómo un nuevo tratamiento desarrollado para esta patología abre una serie de posibilidades que permitirán reducir el índice de mortalidad que existe actualmente.

Sin duda alguna, esta investigación es uno de los avances más importantes que se ha hecho en décadas luchando contra una enfermedad que deja sin vida a miles de personas cada año en todo el mundo.

Ahora bien, los resultados del estudio están por exponerse la próxima semana en Estados Unidos durante una conferencia que reúne a los mejores especialistas de Oncología del planeta. No obstante, es importante destacar que la FDA (Agencia de Medicamentos de E.E.U.U.) ha aprobado el nuevo tratamiento para el cáncer de pulmón.

¿En qué consiste este avance y cuál es el tratamiento?

Durante décadas el cáncer de pulmón se ha convertido en la enfermedad con mayor porcentaje de mortalidad. Es tan mortal que solamente el 30% de los pacientes con tumores en etapa precoz logra sobrevivir más de cinco años.

Este nuevo estudio que es considerado por la comunidad científica como un avance histórico logró mezclar dos tipos de tratamientos que dejó resultados asombrosos y da esperanza para un cambio en el paradigma médico.

En ese sentido, el ensayo clínico al que se le conoce como NADIM II, realizado por el GECP en España demostró que administrar quimioterapia con inmunoterapia en un paciente con cáncer de pulmón temprana y previo a someterse a cirugía permite extender el ciclo de vida de las personas que lo padecen y, reduce la progresión de las células malignas hasta un 60%.

Te recomendamos leer: Surge una esperanza contra el cáncer de mama metastásico

Esta investigación se llevó a cabo en 86 pacientes de diferentes hospitales de España, de los cuales el 93% recibieron la combinación de los dos tratamientos mencionados y luego se sometieron a la cirugía. Dejando como resultado que el 36,8% de los operados presentaron ausencia del tumor. Ahora bien, en comparación con el 69% de los tratados con quimioterapia solamente el 6% posterior a la cirugía presentó la misma ausencia.

“Con estos nuevos datos de seguimiento podemos destacar que el 80% de los pacientes incluidos en este estudio sigue vivo a los tres años y un 69,6% de los pacientes incluidos en la investigación no ha tenido progresión de la enfermedad”, afirma Mariano Provencio, presidente del GECP en el artículo publicado en el portal web oficial.

Finalmente, hay que resaltar que el ensayo clínico también dejó una gran tolerancia en los pacientes pues consiste en un ciclo corto de tres administraciones.

 

 

 

¿Qué precedente marca este nuevo acontecimiento en la medicina?

El cáncer en general ha sido un gran reto para los científicos debido a que es una de las enfermedades más peligrosas para los humanos en cuánto a su progresión y mortalidad. Por su parte, el cáncer de pulmón es aún peor para la esperanza de vida de quienes lo padecen.

No hay duda de que los resultados marcan un precedente muy importante porque es la muestra fehaciente de que utilizar dos prácticas en etapa precoz no sólo reducirá la progresión patológica, sino que garantizará mejores condiciones de vida para las personas.

De modo que, un avance de tal magnitud histórica lo que hará es sentar nuevas bases para el tratamiento médico respecto al cáncer pulmonar y otros tipos. Por lo tanto, abrirá las puertas para seguir investigando sobre nuevas posibilidades que mitiguen su impacto negativo en los humanos.