fbpx

¿Cómo afecta el precio del Rublo a América Latina?

La invasión rusa a Ucrania continúa dejando marcas, no solo en ambas naciones, sino que en todo el mundo. Ante este panorama, el Rublo está por las nubes.

billete de 5000 rublos

Foto: Pixabay

LatinAmerican Post | Nicolás Donoso Álvarez

Escucha este artículo


Read in english: How does the price of the Ruble affect Latin America?

Hace poco más de tres meses Ucrania era invadida por Rusia y no solamente los ucranianos se vieron afectados, sino que el mundo general, que en un primer momento había tenido que soportar la crisis económica y sanitaria derivada por la pandemia por el coronavirus (y los respectivos confinamientos prolongados y cuarentenas), y que ahora veía cómo la economía a nivel mundial se podía resentir todavía más como consecuencia de un conflicto que a día de hoy continúa dando de qué hablar.

La inflación comenzó a ser un problema profundo en diversas economías, independientemente de si eran naciones desarrolladas o en vías de desarrollo. En mayo, los datos arrojados por el Fondo Monetario Internacional (FMI) indicaban que el mundo estaba experimentando una crisis económica sin precedentes, con hasta un 7,4% de tasa de inflación a nivel mundial; mientras que las economías emergentes podían llegar hasta un 8,4%. Inclusive, si bien las economías más desarrolladas se encuentran en una mejor posición, de igual forma la cifra estaría en el 5,7%.

Para poner en contexto, y según el mismo FMI, los países en donde más habría inflación en los próximos meses de 2022 serían Venezuela (500,0%), Sudán (245%), Zimbabue (86,7%), Turquía (60,5%), Yemen (59,7%) y Argentina (51,7%). Es decir, dos países de África, uno de la Unión Europea, uno de Asia y dos de Sudamérica. Como era de esperar, Latinoamérica no se salva de esta oscura panorámica, aunque algunas naciones han sabido llevar de mejor forma este fenómeno que otros en el primer semestre del año.

El panorama latinoamericano

El actual precio del Rublo, del cual se hablará más adelante, ha generado una dispar situación en América Latina. Por un lado, y debido a que los precios del petróleo y del trigo han subido desde el inicio de la guerra, Argentina se ha visto beneficiada y, para respiro de los australes, tanto el Banco Mundial como la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) hablan de una mejora del PIB en comparación a otros países del continente.

También te puede interesar: OXFAM: La pandemia crea 1 multimillonario cada 30 horas. ¿Por qué ocurre?

En esa línea, en Banco Mundial ha señalado que, pese a la inflación que marca en la actualidad, del 3,6% de crecimiento que se había proyectado el pasado mes de abril ha pasado a marcar un 4,5% de alza actualmente. Mientras que la OCDE, que a fines del año pasado indicaba que el PIB de la nación aumentaría en un 2,5%, a día de hoy entrega la cifra de un 3,6% para este 2022. Números que claramente están por sobre lo que se esperaba y se visualizaba.

Brasil, la economía más importante de América Latina, también presenta indicadores más buenos de los esperados. Desde el mismo gobierno de Jair Bolsonaro han proyectado un crecimiento de 1,5%; y esta alza en el PIB se debe a que el sector de los servicios ha vuelto a funcionar con relativa normalidad y a que en el país se invierte nuevamente, lo que a la larga fomenta la creación de empleos.

Y en ese escenario de leve mejoría, el incremento de precios en algunas materias primas ha provocado que la Ocde haya precisado que la economía de Colombia va a crecer en un 6,1% en 2022, 1.1 puntos más que lo que se proyectaba a inicios de año. 

Pero de este lado del mundo no todos los países sonríen, Chile, que fue uno de los países que durante muchísimo tiempo fue considerado como un país estable y en constante crecimiento, ha sido golpeado por la información de la Ocde que indica que, del 3,5% de crecimiento que se proyectaba en el territorio en diciembre de 2021, en la actualidad se ha pasado a apenas un 1,4%.

Un Rublo fortalecido a pesar del momento actual

Cuando comenzó la invasión rusa a Ucrania, las drásticas medidas económicas impuestas por ciertos países hicieron que el Rublo, moneda rusa, se desvalorizara de sobremanera. Sufrió una caída de proporciones, desplomándose en un 28,34%. Lo que hacía pensar que Rusia atravesaría por meses complejos y de mucha vacilación.

No obstante, y en un giro de 180 grados, la moneda rusa pasó de sufrir una caída histórica a ser la moneda con el mayor crecimiento del 2022. ¿Cómo lo logró en tan poco tiempo?, pues como respuesta a las sanciones impuestas, Rusia obligó a que aquellos que quisieran comprar, por ejemplo, gas natural (los rusos son los principales proveedores de este hidrocarburo en Europa) a que solo pudieran obtenerlo a través del pago en rublos, y no en dólares o en euros. 

Otra norma que exigieron desde el Kremlin fue que agentes de la bolsa de Rusia estaban incapacitados de vender sus acciones a inversionistas extranjeros, para que el Rublo se fortaleciera. Y así, junto a una subida de precios de otras materias primas como el petróleo, Rusia consiguió que, en medio de una economía que va en caída baja, su moneda se potenciara y alcanzara un peak que, en tanto que algunos en Latinoamérica miran con optimismo, otros lo hacen con pesimismo.