fbpx

50 migrantes muertos en la frontera entre México y Estados Unidos

Entre las víctimas mortales, se cuentan mexicanos, guatemaltecos y hondureños. Aún faltan por identificar casi 20 personas.

LatinAmerican Post | Santiago Gómez Hernández

Escucha este artículo


La crisis migratoria en la frontera sur de Estados Unidos sigue cobrando vidas. Esta semana, oficiales del estado de Texas encontraron, a 250 kms de la frontera sur, un remolque con 50 personas que murieron, al parecer, por agotamiento y exceso de calor dentro del vehículo que no tenía ventilación en un ambiente que ha llegado a los 40º C. durante este verano.

Hasta ahora, el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, logró confirmar que de los 50 fallecidos, 22 eran de nacionalidad mexicana, 7 guatemalteca y 2 hondureña. Las restantes 19 víctimas fatales, aún no han sido identificadas.

Por su parte, los sobrevivientes , con claras muestras de fatiga, cansancio y deshidratación, fueron trasladados de emergencia a clínicas y hospitales cercanas. 

El Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos informó que, hasta el momento, hay 3 personas detenidas que se sospecha están relacionadas con el tráfico de migrantes.

Recientemente, el presidente de Guatemala, Alejandro Giammattei, había pedido en una visita oficial a Washington mayor compromiso para lograr una migración segura, ordenada y regularizada. Adicionando que los principales motivos de la migración desde su país al norte son la pobreza, el cambio climático y la inseguridad.

Esta tragedia es la más mortal en la historia reciente de unas rutas migratorias, ya de por sí peligrosas.

La noticia ha reavivado el ya álgido debate migratorio en los Estados Unidos. El gobernador de Texas, Greg Abbott, responsabilizó al presidente Joe Biden de la tragedia debido a sus "políticas de fronteras abiertas".