fbpx

Juan Toscano ¿se marca una nueva etapa para México en la NBA?

Tras el título conseguido por el ala pivot azteca como parte de la plantilla de los Golden State Warriors, primero para la nación centroamericana en esta competición, es preciso evaluar el crecimiento que puede tener este deporte en la tierra de las rancheras.

Juan Toscano con la bandera de México

Foto: TW-ThompsonScribe

LatinAmerican Post | Onofre Zambrano

Escucha este artículo


Read in english: Juan Toscano, Is a New Stage Marked for Mexico in the NBA?

La historia de México no es la más amplia y exitosa en materia de baloncesto NBA, pues hasta la fecha solo cinco jugadores nacidos en este país han jugado en el mejor baloncesto del mundo, y solo uno, Juan Toscano con los Golden State Warriors, se ha coronado como campeón, hecho que, sin embargo, puede cambiar positivamente la mencionada tendencia.

Toscano-Anderson ya hizo historia al convertirse en el primer mexicano en proclamarse campeón de la NBA, pese a no ser tan utilizado por el coach Steve Kerr durante la campaña. Los Warriors se acreditaron su séptimo anillo, cuarto entre 2015 y 2022, período en el que además jugaron seis finales.

El jugador de 29 años y de posiciones 3 y 4 en el tabloncillo, nació en Oakland (California) y acaba de cumplir su segunda temporada completa en la NBA, siendo su mejor campaña al tener acción en 70 partidos de la temporada regular. Además, también hizo historia al ser el primer mexicano en participar en el concurso de clavadas del All Star Game.

Te sugerimos leer: Película de LeBron James ¿Qué momentos de su carrera debería incluir?

¿Qué viene para México en este deporte?

Es difícil saberlo, pero lo cierto es que, desde hace 10 años, el baloncesto de este país ha mostrado un importante crecimiento tras la era de Horacio Llamas y Eduardo Nájera, los primeros NBA de este país. La selección subió su nivel competitivo, fue subcampeón preolímpico y tiene buenas posibilidades de quedarse con un cupo hacia al Mundial de la especialidad en 2023.

La irrupción del pivot Gustavo Ayón en la NBA con New Orleans Pelicans, Orlando Magic, Milwaukee Bucks, y Atlanta Hawks y luego en la Liga de España con Real Madrid, fue lo que puso a México en el mapa del mejor basquetbol del mundo pese a que Llamas y Nájera ya habían pasado por allí.

El baloncesto se popularizó más en esta nación centroamericana a raíz de los logros de Ayón y el crecimiento de la selección, lo cual generó mayor promoción de parte de los medios, abocados más hacia el fútbol y el béisbol, y parece que el impulso no se detendrá tras lo conseguido por Toscano y la preparación que lleva en silencio un chico llamado Gael Bonilla. 

El futuro 

No hay duda, Gael Bonilla es el mayor prospecto que tiene el baloncesto mexicano en la actualidad. A los 14 años de edad se fue a España con la intención de evolucionar en su juego y tres años después comenzó a ver los resultados del trabajo diario. Bonilla debutó en la LEB Plata de España, tercera categoría del país, y actualmente juega en el Barcelona, por lo que muy posiblemente lo veamos en la NBA en algunos años, pues ya con 19, su posibilidad de ingresar desde la NCAA de Estados Unidos es casi nula.  

El ex NBA mexicano Eduardo Nájera, quien ahora es scout de los Dallas Mavs, señaló para Sporting News sobre Bonilla: “Cuenta con las herramientas defensivas y ofensivas. La representación y el apoyo que tenga de nosotros también será importante porque así podrá llegar a la NBA y yo creo que sí lo podría hacer en los próximos dos años”.

“Más allá de donde creció y lo fue su niñez, el hecho de hacer el sacrificio de irse solo a Europa y sin sus papás, le ha construido el carácter. El tomar esa decisión a temprana edad, lo hará fuerte mentalmente y le beneficiará en su juego”, cerró el recordado escolta.

La evolución histórica

México comenzó su historia en la NBA, como se señaló anteriormente, con Horacio Llamas Gray, nativo de Sinaloa, quien desde adolescente ingresó al sistema de baloncesto norteamericano a través del Pima Community College y el Gran Canyon University. A partir de allí, vinieron inscripciones en drafts y asistencias a campos de entrenamiento sin éxito. Su gran oportunidad fue en febrero de 1997 cuando firmó contrato de 10 días con los Phoenix Suns. Sus números finales en el mejor baloncesto del mundo fueron 28 partidos, 58 puntos, 36 rebotes y 5 asistencias tras 143 minutos disputados, para una media de cinco minutos por juego.

El segundo es Eduardo Nájera, de Meoqui (Chihuahua) quien en materia de NBA ha sido el más exitoso de los nacidos en este país, pues llegó a jugar en las canchas durante 12 años. También fue el único elegido en el draft (puesto 38 por los Houston Rockets en el 2000), antes de ser transferido a los Dallas Mavs. Nájera inició a los 14 años en los Dorados de Chihuahua, luego jugó en la Universidad de Oklahoma (1997-2000) convirtiéndose en una de las principales estrellas.  Su paso por la NBA fue variado al formar parte de los Mavs, Golden State Warriors, Denver Nuggets, y New Jersey Nets antes de retirarse en la temporada 2011-12 con los Charlotte Bobcats. En su carrera promedió 18.1 minutos, 4.9 puntos, 3.7 rebotes y 0.8 asistencias. Llegó a jugar 9 playoffs, aunque nunca logró el anillo de campeón.

Gustavo Ayón nació en Zapotlán (Nayarit) un pueblo al lado Este de la República Mexicana con menos de mil habitantes, en el 2009 migró a España donde jugó con el CB Illescas, el equipo vinculado del Fuenlabrada. En 2011 con el Fuenlabrada de la Liga ACB, fue nombrado como Jugador Revelación sobre Nikola Mirotic. A finales del 2011 firmó con los New Orleans Hornets y disputó su primer partido como NBA el 1 de enero del 2012 contra los Sacramento Kings. Disputó 54 partidos, en los que promedió 20.1 minutos, 5.9 puntos, 4.9 rebotes y 1.4 asistencias. Sus distintas lesiones mermaron su rendimiento en la NBA y optó por salir de la liga y marcharse al Real Madrid de España. Aún sigue activo con los Capitanes de Arecibo de Puerto Rico.

Jorge Gutiérrez jugó en la Universidad de California (Berkeley) con los Golden Bears (2008-2012) y firmó su primer contrato de 10 días con los Brooklyn Nets en marzo de 2014. Jugó codo a codo con Jason Kidd, con quien había coincidido en la universidad. Posteriormente los Nets le ofrecieron un contrato multianual. Después de dar varios tumbos, en abril de 2015 firmó un contrato multianual con los Bucks que poco le duró pues este equipo le dejó ir a mitad de esa temporada en la que prácticamente no jugó.  

Cierra el propio Toscano, quien tras egresar de la Universidad de Marquette en 2015 se unió a los Soles de Mexicali en la Liga Nacional de Baloncesto Profesional (LNBP) de México. Un año después se fue a jugar con la Fuerza Regia de Monterrey en la misma liga donde se coronó campeón de la LNBP. Tras participar en un training camp, el 6 de febrero de 2020 firma contrato por tres años con los Golden State Warriors con quien se mantiene activo luego de dos temporadas. En la más reciente promedió 4.1 puntos, 2.4 rebotes y 1.7 asistencias en 73 partidos y un promedio de 13. 6 minutos por cada juego.

Con todos estos antecedentes, Gael Bonilla, no solo tiene el impulso, sino el talento y, sobre todo, mejores condiciones que sus antecesores para llegar a la NBA y mantenerse en la misma por mucho tiempo.