fbpx

 

 

 

 
 

Esta es la ciencia detrás del vestido que Coperni roció sobre Bella Hadid

Comparte este artículo

La Semana de la Moda de París dejó un momento para el recuerdo cuando la firma Coperni llevó a la pasarela un vestido hecho en spray. Te contamos todo sobre el diseñó que usó Bella Hadid.

Bella Hadid en el performance de Coperni

Foto: IG-Coperni

LatinAmerican Post | Yolanda González Madrid

Escucha este artículo


Read in english: This Is the Science Behind the Dress that Coperni Sprayed on Bella Hadid

La moda no solo es capaz de traspasar fronteras, sino también de llevar al límite la creatividad de los diseñadores. La Semana de la Moda de París fue tendencia a finales del mes de septiembre por un performance en particular: Bella Hadid para la firma Coperni. ¿El motivo? La modelo apareció semidesnuda en el escenario para luego desfilar por la pasarela con un vestido hecho en spray.

Quienes presenciaron el particular momento recordaron una situación similar que sucedió en 1999, cuando Alexander McQueen sorprendió a cientos de personas con un vestido pintado con spray por robots. La conexión era innegable, pero lo que parecía a simple vista otro body painting estaba lejos del resultado final. Y es que la unión entre la tecnología y la creatividad humana han llevado el concepto de moda a otro nivel.

Todo comenzó con Bella Hadid caminando hacia el centro de la pasarela vistiendo únicamente una tanga y cubriéndose los senos. Acto seguido, dos creativos de la marca Coperni, Sébastien Meyer y Arnaud Vaillant, intervinieron al cubrir con spray todo el cuerpo de la modelo. Al terminar, unos 15 minutos después, el resultado fue espléndido e inédito: un vestido blanco.

Para darle los últimos retoques, otra de las creativas de Coperni utilizó unas tijeras para realizarle un corte frontal al vestido para que Bella pudiese caminar, además de bajarle las mangas y así darle una apariencia de hombros descubiertos. Al final, lo que parecía una especie de pintura terminó adquiriendo una textura de tela. Y lo mejor de todo es que como el vestido estaba adherido a la figura de la modelo, ella podía moverse con facilidad.

Lee también: Ana de Armas en "Blonde": La cubana que ha conquistado Hollywood

¿Cómo se hizo el vestido y quién está detrás de esta novedad?

No se trata de magia, sino de moda. El responsable del vestido es un español llamado Manel Torres, director de la empresa Fabrican Limited, la cual desarrolló dicho spray. Esta tecnología está compuesta de algodón o fibras sintéticas en una solución de polímeros y solventes más ecológicos, las cuales se van evaporando cuando tocan una superficie, en este caso, la piel de Bella.

El origen es bastante particular, pues la idea original de Torres era crear una especie de niebla o telaraña sobre una camiseta, pero al no tener suficientes conocimientos en ese entonces fue al Imperial College de Londres para darle forma a su producto. Con el tiempo perfeccionó el spray hasta lo que es hoy en día. De hecho, él mismo asegura que la tela es de fácil manipulación como cualquier otra y se siente como gamuza.

Sin embargo, esta innovación no es tan reciente como muchos creen. Fabrican dio con la tela en spray en 2012, y durante ese mismo año tanto Manel como Coperni se unieron para la creación de un vestido cuyo cuerpo ajustado contaba con el aporte del famoso spray. En ese entonces, el acontecimiento también dio de qué hablar, aunque no con la misma viralidad que lo ocurrido con Bella Hadid durante la Semana de la Moda de París.

Asimismo, cabe mencionar que la tecnología aplicada por Fabrican tiene ciertas ventajas como la de reparar y reciclar ropa antigua, acelerar el proceso tradicional de construir prendas, o crear vestidos sin costura, según explica la compañía en su página web. Además, por medio de su tela en spray tienen como objetivo hacer la vida y la moda más fácil y divertida.

Por último, este innovador invento también tiene intenciones de llegar a muchas más industrias. Fabrican está desarrollando otros productos como parches médicos o toallas higiénicas en spray, pues se trata de una tecnología versátil que no tiene límites para la imaginación. Al final, este tipo de avances no necesitan pedir permiso para tocar la puerta de la moda y causar un impacto positivo en la sociedad.