fbpx

 

 

 

Tratamientos de fertilidad: ¿Cuáles son y en qué se diferencian?

Gracias a la tecnología, muchas personas y parejas pueden resolver su problema de infertilidad para cumplir el sueño de ser padres

prueba de embarazo

Foto: Pexels

LatinAmerican Post | María Fernanda Ramírez Ramos

Escucha este artículo


Read in english: Fertility Treatments: What Are They and How Are They Different?

En muchas ocasiones, se suele creer que la infertilidad y la esterilidad son sinónimos. Sin embargo, estos dos términos en realidad no tienen el mismo significado. De acuerdo a la clínica de reproducción asistida FIV Valencia, la esterilidad es la incapacidad que una pareja tiene para concebir un bebé, mientras que la infertilidad se refiere a la imposibilidad de culminar el proceso de gestación.

Según los reportes oficiales de la Organización Mundial de la Salud (OMS), entre 48 millones de parejas y 186 millones de personas sufren de infertilidad en todo el mundo, y con base en los informes presentados por la clínica especializada de reproducción asistida miniFIV, este inconveniente para concebir, ha ocasionado un incremento de un 28% en los tratamientos de fertilidad durante los últimos años.

Te recomendamos leer: Síndrome del Shock Tóxico: Cuidados al usar tampones o la copa menstrual

Tratamientos de fertilidad

En la actualidad, los métodos de fertilidad han ido evolucionando gracias a los avances tecnológicos que ayudan a muchas personas y parejas a resolver los problemas de infertilidad. Sin embargo, si tú y tu pareja se preguntan cuál es la opción más acertada; deberán saber que esa decisión depende de la situación personal y la razón que ocasiona la infertilidad.

Así que, te presentamos los diferentes tipos de tratamientos de fertilidad y sus diferencias:

Inseminación artificial (IA)

Según la miniFIV, esta técnica consiste en introducir una muestra de esperma sano en el interior del útero, para así aumentar las posibilidades de facilitar el proceso de fecundación. Ya que en este proceso permite que la distancia que recorre el espermatozoide hacia el óculo, sea mucho menor.

Se diferencia de la Fecundación in vitro (FIV), porque la fecundación ocurre directamente en el útero de la mujer y no en el laboratorio, como es el caso del siguiente método de reproducción asistida.

Fecundación in vitro (FIV)

De acuerdo a la clínica especializada de reproducción asistida miniFIV, la fecundación in vitro es uno de los tratamientos de reproducción asistida más extensa y de alta complejidad, y consiste en entretejer el óvulo con el espermatozoide, mediante un proceso químico realizado en el laboratorio (in vitro), Es decir, se realiza fuera del cuerpo de la mujer. Todo con el objetivo de obtener embriones ya fecundados.

Además, es importante mencionar que su eficacia depende de varios factores, como la edad de la mujer y de la calidad de los espermatozoides. Por otro lado, la tecnología utilizada para este tipo de técnica, hace que su precio sea realmente alto.

Ejecutar la técnica de FIV, obedecerá a las condiciones de infertilidad de cada pareja y de las preferencias que cada centro de reproducción asistida maneje. Es por ello que, en este tipo de tratamientos se diferencian dos tipos de FIV:

  • FIV habitual: Aquí se coloca el cultivo de los óvulos y los espermatozoides en la misma placa, para que, después de un tiempo, puedan unirse por sí solos.
  • Inyección intracitoplasmática de espermatozoides (ICSI): En esta clase de FIV, el espermatozoide es incrustado directamente en el interior del óvulo, por medio de una microinyección.

Ovodonación

Este tipo de tratamiento está diseñado para las mujeres que no tienen la capacidad de gestar un embrión por sí solas, según señalan los informes de la clínica de reproducción asistida (OVOCLINIC). Aunque este tipo de técnica radica en una fecundación in vitro, otorgado por un donante de espermatozoides u ovocitos, se diferencia de la adopción de embriones, porque este tratamiento tiene la posibilidad de disponer del semen de la pareja o del donante durante la fecundación, lo que es imposible realizar durante la adopción embrionaria.

Además, es importante que los donantes de ovocitos o de espermatozoides sean mayores de edad y menores de 35 años, que cuenten con un buen estado de salud mental y física. Sin olvidar que no deben presentar antecedentes genéticos de riesgo, ni enfermedades infecciosas.

Adopción embrionaria

Como se mencionó anteriormente, la principal diferencia entre la ovodonación y esta clase de reproducción asistida, es que para efectuar la ovodonación se debe fecundar el óvulo en el laboratorio, mientras que aquí se transfiere un embrión ya existente, el cual ha sufrido un proceso de criopreservación o congelamiento.  

De acuerdo a la revista médica Reproducción Asistida ORG, informan que, en esta técnica, se debe preparar el útero para la admisión de los embriones, por medio de comprimidos vaginales y parches en la piel; para que en pocos días los embriones sean descongelados y así se logre hacer el traspaso de manera ambulatoria sin necesidad de hospitalización.

La infertilidad ocurre en todos los géneros

Estos problemas no se presentan únicamente en las mujeres, pues la infertilidad masculina también está muy presente en los registros mundiales. Así como lo afirma la Organización sin ánimo de lucro Planneed Parenthood, en el caso de los hombres, la infertilidad puede presentarse por varios factores: como no tener suficientes espermatozoides en el semen, padecer de enfermedades sexuales no tratadas como gonorrea o clamidia, tener espermatozoides que no estén bien formados o que su movilidad sea insuficiente y no le permita llegar al óvulo.

Para ello, existen una serie de tratamientos que pueden ayudar a tratar la infertilidad masculina:

  • Tratamientos y medicamentos hormonales
  • Medicación para curar infecciones
  • Tratamientos para ayudar a resolver problemas relacionados con las relaciones sexuales
  • Cirugías

De igual forma, es indispensable que tú y tu pareja visiten al médico especialista, para que puedan usar el método que más se adecúe a su situación.