fbpx

 

 

 

 
 

Reseña de "The White Lotus": la comedia del privilegio

Comparte este artículo

Hoy HBO emitirá el capítulo final de la segunda temporada de esta aclamada serie. El crimen y la comedia se mezclarán en este gran final esperado por los fans de la serie. Esta es nuestra reseña de "The White Lotus".

Fotograma de la serie 'El Loto Blanco'

Foto: HBOMax

LatinAmerican Post | Staff

Escucha este artículo


Read in english: Review of "The White Lotus": The Comedy of Privilege

Los fans de "The White Lotus" están hoy pendientes de su episodio final. Sus dos temporadas tienen la misma premisa: huéspedes y personal de un resort de lujo se ven envueltos en el secreto de un crimen del que sabemos desde el primer episodio, pero que se resolverá solo en el último capítulo. Bajo esta premisa, ambas temporadas han sabido aprovechar el recurso del misterio: ¿quién morirá?, quién es el asesino?, ¿por qué lo ha hecho? Pero además del enigma, la serie cuenta con un elemento absurdo: todos los personajes parecen tener un motivo para asesinar a otro. O, al menos, todos parecen ser capaces. Así es que los espectadores de "The White Lotus" harán hoy sus apuestas y tendrán hoy su respuesta.

"The White Lotus" es una serie creada por Mike White, quien ya había participado en la creación y producción de otra serie para HBO: "Enlightened". Ambas temporadas han sido muy bien recibidas, aunque realmente no sea una serie de fácil digestión. Es difícil empatizar con algún personaje, pues el guion está diseñado para que los espectadores los odiemos a todos. Es precisamente este el motivo por el que a veces la hace incómoda de ver —sobre todo era un recurso de la primera temporada—, es también lo que la hace adictiva, pues no podemos dejar de ver a estos personajes insoportables.

Así que no solo es el misterio detrás del crimen lo que sostiene el suspenso de la serie, sino las formas en las que se cruzan los caminos de estos personajes, que nos hacen imaginar que, en cualquiera de estas intersecciones, estará el culpable y su motivo. Ambas temporadas suceden en una sede del White Lotus, el resort donde se hospedan los vacacionantes. La primera es en Hawai y la segunda en Sicilia. Ambos son destinos cliché para las vacaciones de ricos.

Lee también: ¿Cuáles son los estrenos más esperados en las plataformas de streaming para diciembre?

La comedia del privilegio

Algo constante en "The White Lotus" son las tensiones que hay entre los turistas y los locales. En la primera temporada, esto sucedía sobre todo entre los jóvenes de familias ricas y los chicos locales que practicaban actividades en la playa, algunos eran empleados del hotel. Los unos y los otros se enamoraban y se hacían amigos, lo que hacía que los ricos quisieran traicionar a con quienes habían ido al resort, que sintieran más simpatía por los locales, a cuyo mundo querían pertenecer. Esta perspectiva es refrescante, pues va más allá de la crítica social de siempre que victimizaría a los empleados del hotel o que mostraría cómo estos envidian a los ricos. Acá, los turistas sienten una fascinación por los locales. Esta fascinación, sin embargo, no es exotizante, pues rápidamente los personajes saben ver que su curiosidad por los empleados del hotel les está mostrando algo sobre sí mismos y no sobre los otros. Tal vez lo que ven es que los otros son más libres.

No es igual con los huéspedes adultos. Estos encuentran más difícil relacionarse con los empleados del hotel. Incluso, a quien parece facilitársele, realmente sufre al hacerlo. No hay formas en que estos adultos puedan relacionarse saludablemente con quienes están por fuera de su mundo. Es esto parte de lo que los hace difíciles de aceptar para el espectador, pero también lo que los hace cómicos. La burla a esta incapacidad de salir de la burbuja del privilegio es un elemento fundamental de "The White Lotus" que, una vez más, no victimiza a los de abajo, sino que nos hace compadecer a los de arriba.

En esta segunda temporada, las tensiones entre turistas y locales están centradas en dos trabajadoras sexuales, que son el nudo en el que todas las historias se encuentran. Estas chicas tendrán contacto, directo e indirecto, con todos los personajes de la serie, huéspedes y personal. Son el centro de la culpa que sienten algunos y el foco de desfogue de otros. Son personajes interesantes, pues aunque quieren aprovecharse de los ricos, hay algo de inocencia en ellas. La serie pone en ridículo al joven que pretende victimizarlas, sin saber que ellas han sabido aprovechar su posición en el hotel; al tiempo en que nos deja sentir simpatía por ellas, sin que esto sea lástima.

"The White Lotus", pues, es esquiva en su postura. No alcanzamos a descifrar una posición moral sobre lo que hacen los personajes ni una crítica social más allá de la burla a los ricos y a quienes critican a los ricos; en fin, a todos. La serie no deja a nadie ileso o libre de culpa. Es esto es lo que la hace tan refrescante y alejada del wokismo que hoy reina en las series de servicios de streaming y que impone una moraleja a cada producción. "The White Lotus" se libera con su irreverencia.

Las dos temporadas de "The White Lotus" están disponibles en la plataforma HBO MAX.