fbpx

¿Qué es el Phubbing y cómo puede afectarnos?

El Phubbing, conocido también como "ningufoneo", consiste en ignorar a quienes tenemos al frente por concentrarnos en el uso de nuestros dispositivos móviles. Son varios los estudios que advierten sobre los efectos negativos de este tipo de prácticas.

Personas usando su celular

Foto: Pexels

LatinAmerican Post | Joshua Radesca

Escucha este artículo


Read in english: What is Phubbing and How Can it Affect Us?

Los desarrollos tecnológicos de las últimas décadas han propiciado un cambio considerable en la manera en que comunicamos y establecemos relaciones. La llegada de la telefonía celular, el fácil acceso a internet y las redes sociales, posibilitaron que casi cualquier individuo pueda interactuar en tiempo real con personas de todo el mundo. Así nos mantenemos en contacto constante con figuras con intereses afines, amigos y familiares.

Sin embargo, estos mismos avances tecnológicos han dado pie a toda una serie de conductas negativas en los usuarios que hacen un empleo inadecuado y obsesivo de ellas. En más de una ocasión habrás oído decir que la tecnología nos acerca a quienes están distantes, pero nos aleja de los que se encuentran cerca. Cada vez resulta más normal que en fiestas, reuniones, o en momentos compartidos con la pareja, alguno de los presentes ignore a los de su entorno en favor de usar el teléfono celular. A esto se le conoce como phubbing y son diversos los estudios que indican que este tipo de acciones no solo son groseras, también tienen un considerable impacto en la calidad de nuestras relaciones.

Un artículo publicado en la revista "Health and Addiction", advierte que “el uso disfuncional de tales artefactos se asocia a conflictos a nivel afectivo y psicosocial como desajustes del estado de ánimo, aumento del aislamiento social y deterioro de las relaciones más cercanas”. Este mismo estudio expone que se ha “comprobado que un 87% de los adolescentes prefieren comunicarse por medio de redes sociales o aplicaciones de mensajería que mantener una conversación cara a cara”.

Actualmente, en el campo de la psicología y la psiquiatría se habla de distintas adicciones relacionadas con la tecnología, como la adicción al internet, las redes sociales o el teléfono móvil.

Te sugerimos leer: Body positive: 10 creadores de contenido que desafían las imposiciones de estándares de belleza

Conectarse en la red y desconectarse de la realidad

La expresión phubbing, surge de la combinación de los vocablos ingleses phone (teléfono) y snubbing (desairar). El término hace referencia al acto de concentrarse en los dispositivos móviles y no prestar atención a las personas con las que se comparte cara a cara. En español también se refieren a esto como "ningufoneo".

Están surgiendo estudios que explican que esta conducta puede ser motivada por la capacidad adictiva de la tecnología móvil y las redes sociales, la cuales son diseñadas para que los usuarios pasen el mayor tiempo posible en ella, brindándoles recompensas intermitentes mediante likes o notificaciones.

Según un artículo publicado en Píxel-Bi, revista científica especializada en medios y educación, ya para el 2011 la Oficina de Comunicaciones de Reino Unido (Ofcom) indicaba que “el 51% de los adultos y el 65% de los adolescentes alguna vez habían usado su teléfono móvil mientras se socializaban con otros, el 23% y 34% de los adultos y adolescentes, respectivamente, utilizaban su smartphone durante una comida con los demás y el 22% de los adultos y 47% de los adolescentes, incluso, afirmaba que lo utilizaban en el baño". Este mismo estudio expone que para “el 63% de los adultos es más difícil pasar un día sin sus dispositivos inteligentes que una semana sin su pareja”.

Por su parte, la investigación de la revista Health and Addiction, indica que “el uso constante de los teléfonos móviles incrementa los niveles de estrés e induce comportamientos compulsivos, como revisar mensajes a cada minuto y buscar información sobre cualquier tema convirtiendo al fenómeno del phubbing en una consecuencia directa del uso problemático de los smartphones”

El estudio anteriormente señalado también expone que “el uso problemático de la red es mayor en aquellos adolescentes que presentan inestabilidad emocional, impulsividad cognitiva y déficits en autocontrol y habilidades sociales”. Estos al estar conectados dejan de sentirse solos. Sin embargo, el uso excesivo de redes sociales en estas condiciones podría ocasionar una pérdida de las habilidades necesarias para interactuar con los demás, desarrollando así una especie de analfabetismo relacional.

Más allá del phubbing, En la actualidad existan toda una serie de nuevas condiciones relacionadas con la tecnología, como es “nomofobia” (no-mobile, sin teléfono), que se refiere la sensación de ansiedad o nerviosismo por no tener el móvil o quedarse desconectado por estar sin señal o carga. La cantidad de información a la que estamos expuestos día a día también ha extendido la sensación de FOMO (fear of misisn out), lo que hace que las personas sientan que se están perdiendo de algo importante si no revisan constantemente el teléfono celular o las redes sociales. Igualmente, se puede mencionar el “Síndrome de la llamada imaginaria”, o “Vibranxiety”, en que los usuarios perciben la vibración del teléfono cuando realmente no existe. “Sleep texting” o escribir mensajes de textos mientras se está dormido, es otra de las condiciones que inquieta a los especialistas.

¿Cómo evitar el phubbing?

Siendo conscientes del impacto de las nuevas tecnologías en nuestra vida, siempre es bueno tener en mente varias recomendaciones básicas para evitar que quienes nos acompañan y nosotros mismos incurramos en ningufoneo. La primera de estas recomendaciones es priorizar el momento presente y la interacción con la persona que se tiene al frente. En eventos sociales es buena idea desactivar las notificaciones del teléfono móvil. También está demostrado que tener el teléfono a la vista propicia su uso, por ello, es aconsejable no mantenerlo sobre la mesa durante las comidas. Otra buena idea ser directo con el tema y establecer reglas con los que compartas con relación al uso del teléfono celular, en especial en los espacios familiares.